Ayudar con un propósito La historia de Isabel Alvarado Blanco
Helping with a purpose The story of Isabel Alvarado Blanco

0
71

p-ayudar2Por: Lehabim Eliezer | TULSA, OK

Isabel Alvarado Blanco es una mujer que nació aquí en Tulsa, Oklahoma, quien es dueña de su propio negocio el cual cuenta con más de cinco años de antigüedad en esta ciudad, misma que es ampliamente conocida en la comunidad debido a su trabajo voluntario en diversas organizaciones y eventos a beneficio de las familias: “El ayudar como voluntaria es mi manera de realizar un propósito, aparte de ser empresaria me gusta mucho involucrarme con organizaciones que están relacionadas con las mujeres, creo que es muy importante que nosotras como mujeres sepamos como encontrarnos a nosotras mismas, fomentando nuestro autoestima y nuestra seguridad.
El momento en que me empecé a rodear de mujeres emprendedoras y de personas que estaban haciendo una dife­rencia por la comunidad… me contagie de ellos y creo que es mi manera de regresa­r­lo y dárselo a alguien más, por que cuando participó en los eventos comunitarios obtengo una gran satisfacción cuando observo la respuesta de las mujeres, como se llenan de confianza en ellas mismas, se sienten más seguras y se motivan a hacer lo mismo para otras personas”.
Isabel nos comentó que su familia es originaria de la ciudad de Fresnillo, Zacatecas, México, lugar donde ella vivió desde que tenía siete años de edad, regresando a Tulsa, Oklahoma cuando cumplió los veinte años de edad.
Al preguntarle que fue lo que le motivó a empezar su propio negocio, Isabel res­pondió: “Todo inició a partir de uno de estos eventos al que asistí, donde vi a tantas mujeres con carreras que estaban trabajando para diversas organizaciones, creo que ese fue el momento cuando yo me pregunte a mi misma: ¿Cuál es mí propósito? Fue cuando abrí mi perspectiva de vida y lo que quería hacer. De hecho yo tengo más de once años diseñando invitaciones, pero lo hacía desde casa los primeros seis años; fue en conjunto con mi hermana que nos animamos a abrir nuestro negocio. Nuestra especialidad es invitaciones, pero ofrecemos algo que no encuentras en cualquier parte. Cuando viene un cliente, capturamos la esencia que ellos quieren transmitir a sus invitados para su evento, entonces cada invitación la diseñamos especialmente para cada persona con sus co­lores, su tema… algo que es especial para ello­s”.
Para terminar la entrevista, Isabel Blanco ofreció el siguiente mensaje para la comunidad: “Apoyemos los negocios locales, por que si apoyamos a los comerciantes de la ciudad haremos que crezca la economía de todos y haremos una comunidad mucho más fuerte”. (La Semana)

ENGLISH
Tulsan Isabel Alvarado Blanco runs her own business and is well known among local Hispanics for her work as a volunteer with different organizations and the events she regularly hosts for families in the community.
“Being a volunteer is my way of living,” Blanco explained. “I am not only a businesswoman I am also a helper. I believe we as women should be more involved with the community as part of life, one intended to learn about ourselves, enriching our self esteem and bolstering our confidence.”
“When I started to surround myself with other entrepreneurs and people who were making a difference in their communities I decided I had to do the same, and I noticed that whenever I was a part of a community event I felt a deep joy and satisfaction that motivated me to keep on giving, especially when I see what helping does in the mind of a woman, how they become empowered through service,” Blanco said.
Born in Tulsa, Blanco told La Semana that all her family comes from a city called Fresnillo, in the state of Zacatecas, México, the place were she lived from the age of seven until she came back to Tulsa when she turned 20. Now she runs her own business and admits that it was the purpose of community service that drove her to become an entrepreneur.
“I participated in one organization as a volunteer and suddenly ended up asking myself: What is my purpose? It was then I realized who I wanted to become,” she said.
“I have been designing invitations for 11 years now, and with my sister we offer something rarely seen, the ability of capturing the essence of an event in order to reflect that on the invitation, one that is customized for the ones hosting the event,” Blanco explained.
Blanco sends this message to our readers: “Let’s support local businesses, because if we all do so, we will help our city while helping our brothers and sisters grow, making a stronger community.” (La Semana)