Un adolescente estadounidense muere tras beber mucha cafeína demasiado rápido
US teen died after drinking caffeine too quickly, coroner says

0
74

Go to English

Español

El joven, de 16 años y considerado sano, ingirió un café latte, un refresco cítrico y una bebida energética

Un adolescente sano de Carolina del Sur (Estados Unidos) que falleció el mes pasado tras desplomarse en mitad de una clase de la escuela secundaria murió porque tomó “varias bebidas altamente cafeinadas demasiado rápido”, según ha determinado un médico forense. Según informa la agencia Reuters, el joven se llamaba Davis Allen Cripe, tenía 16 años, pesaba algo más de 90 kilos y murió una hora después de caerse redondo en una escuela secundaria cerca Columbia, la Spring Hill High school.

Gary Watts, el forense de condado de Richland, ha informado de que Cripe bebió un café latte de McDonald’s, un Mountain Dew largo (un refresco cítrico fabricado por Pepsi que se comercializa en España desde 2015 y que contiene mucha cafeína) y una bebida energética también con mucha cafeína en menos de dos horas.

Watts ha declarado a Reuters que los forenses de su equipo han comprobado que Cripe murió de un “paro cardiaco inducido por la cafeína, que causó una probable arritmia”. “Es probable que la cafeína no hubiera sido vista como un factor de su muerte si no hubiera sido por los testigos, que dijeron a los forenses lo que Cripe bebió antes de derrumbarse en clase”, ha subrayado Watts, que ha añadido que el principal testigo de los hechos no pudo precisar de qué marca era la bebida energética que tomó en tercer lugar pero “era un refresco de tamaño grande”.

Cripe, según el forense, era considerado “un adolescente sano” y no había sido diagnosticado previamente de ninguna afección en el corazón. “No hay signos de cardiopatías en la autopsia”, ha agregado. El forense ha precisado que no estamos ante “una sobredosis de cafeína” sino que la causa de la muerte fue “la forma en que fue ingerida durante un corto periodo de tiempo”. Según Watts, el joven ya había tomado una cantidad similar de cafeína otro día antes de su muerte.

Por último, el forense ha querido aclarar que no pretenden hacer un alegato contra la cafeína, pero sí que cree que “la gente necesita prestar atención a su ingesta de cafeína y cómo la toman, al igual que lo hacen con el alcohol o los cigarrillos”.

La Clínica Mayo, añade Reuters, cifró en un informe el pasado marzo en hasta 400 miligramos de cafeína al día la cantidad que pueden tomar la mayoría de los adultos sanos de forma segura. En 2015, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria dijo por su parte que beber más de 400 miligramos de este excitante puede producir un aumento de la frecuencia cardíaca, una presión arterial más alta, latidos cardíacos irregulares, temblores, nerviosismo, insomnio y ataques de pánico.

Davis pudo haber consumido unos 470 miligramos en menos de dos horas, de acuerdo con las estadísticas de la web caffeineinformer.com. De acuerdo con caffeineinformer.com, un latte tiene 142 miligramos de cafeína, un Mountain Dew de 570 ml tiene 90 y una bebida energética de 450ml puede tener hasta 240.

La Academia Americana de Pediatría (AAP) ha advertido contra el consumo de bebidas energéticas entre niños y adolescentes debido a que sus ingredientes no han sido probados en menores y “nadie puede asegurar que sean seguros”, indica la BBC. Según la AAP, se han observado efectos secundarios como latidos irregulares y cambios en la presión arterial. La academia denuncia que la mayoría de las bebidas energéticas contienen una cafeína equivalente a tres tazas de café y hasta 14 cucharaditas de azúcar.

English

A healthy teenager in the US state of South Carolina died from drinking several highly-caffeinated drinks too quickly, a coroner has ruled.

Davis Allen Cripe collapsed at a high school in April after drinking a McDonalds latte, a large Mountain Dew soft drink and an energy drink in just under two hours, Gary Watts said.

The 16-year-old died from a “caffeine-induced cardiac event causing a probable arrhythmia”.

He had no pre-existing heart condition. The teenager weighed 90kg (200 lbs) but would not have been considered morbidly obese, Mr Watts said.

“This is not a caffeine overdose,” Mr Watts told Reuters news agency. “We’re not saying that it was the total amount of caffeine in the system, it was just the way that it was ingested over that short period of time, and the chugging of the energy drink at the end was what the issue was with the cardiac arrhythmia.”

Caffeine would probably not have been seen as a factor in the teenager’s death if witnesses had not been able to tell officials what he had been drinking before his death, the Richland County coroner said.

The main witness could not say which brand of energy drink Davis drank but said it was from a container the size of a large soft drink.

“We’re not trying to speak out totally against caffeine,” Mr Watts said. “We believe people need to pay attention to their caffeine intake and how they do it, just as they do with alcohol or cigarettes.”

The American Academy of Paediatrics (AAP) has warned against children and teenagers consuming energy drinks, saying their ingredients have not been tested on children and “no-one can ensure they are safe”.

It says they have side-effects including irregular heartbeats and blood pressure changes. Most energy drinks contain a caffeine equivalent of three cups of coffee and as much as 14 teaspoons of sugar, the AAP says.

Davis may have consumed about 470mg of caffeine in just under two hours, based on statistics from the website caffeineinformer.com.

It says a McDonald’s latte has 142mg of caffeine, a 570ml (20oz) Mountain Dew has 90mg, and a 450ml (16oz) energy drink can have as much as 240mg.

In 2015, the European Food Safety Authority said drinking more than 400mg could lead to increased heart rate, higher blood pressure, irregular heartbeat, tremors, nervousness, insomnia and panic attacks.