Presupuesto de Trump afectaría a los latinos
Trump budget plan would severely harm Latino families

0
33


Go to English

Español

WASHINGTON, D.C.—El 23 de mayo la administración Trump dio a conocer el pedido de presupuesto al congreso para el año fiscal 2018, y como muchos esperaban el plan contiene corte drásticos a los programas de asistencia que ayudan a muchas familias trabajadoras y de clase media a salir adelante en tiempos difíciles. El presupuesto propuesto elimina unos $1.7 trillones de fondos que le ofrecen una calidad de vida básica a millones de americanos, recortando programas de asistencia que ayudan a miles a comprar comida, adquirir servicios de salud y mantener una propiedad.

“Desde la América rural hasta los rincones más urbanos, desde los pobres a la clase media el presupuesto de Trump es una afronta a las familias de americanos trabajadores de todo el país. Este presupuesto claramente muestra donde están las prioridades del presidente, y claramente no están con la vasta mayoría de los americanos. En vez de recortar los fondos de los programas más necesitados, esos que ayudan a llegar a fin de mes a las familias trabajadoras, nuestro presupuesto debería priorizar la creación empleos, programas de seguridad de desempleo y explorar maneras realistas de reducir el déficit”, dijo la presidenta y CEO del

NCLR (National Council of La Raza), Janet Murguía. “Este presupuesto amenaza la seguridad económica y el progreso de millones de americanos, incluyendo los latinos”.

Como está redactado el presupuesto de Trump recorta el monto dedicado a programas de asistencia que son la base de la economía de miles de familias latinas, incluyendo la eliminación de programas de acceso a la vivienda como el Community Development Block Grant Program, que ofrece viviendas a familias de bajos recursos; y el recorte en programas de becas para educación superior, algo que también afecta en su mayoría a estudiantes hispanos.

Lo más preocupante de la propuesta presupuestaria del presidente es el recorte de $193 billones en fondos para la nutrición y el final de Medicaid como lo conocemos, mientras se aumenta el gasto en control inmigratorio y recortes presupuestarios para los más ricos. Actualmente el gobierno gasta más dinero en restricciones y controles inmigratorios que en cualquier otra agencia de seguridad federal.

“Con este presupuesto, la administración está deliberadamente sacándole el pan de la mesa a las familias americanas, privando de seguro médico a quienes más lo necesitan y relegando la educación al final de la lista de prioridades; todo mientras ayuda a los ricos a ser más ricos y utilizando millones innecesarios para conducir deportaciones masivas diseñadas para separar familias y dejar millones de niños inocentes desposeídos”, continúo Murguía.

“Rechazamos un presupuesto federal que no le permita progresar a las familias americanos, que busque crecer a expensas de los más vulnerables de nuestra sociedad, y exigimos al congreso que apruebe un presupuesto que refleje las necesidades de sus constituyentes. Ese presupuesto debería priorizar a los trabajadores de nuestro país, las familias, los estudiantes y los niños, no al uno por ciento de la sociedad”., concluyó Murguía.

English

WASHINGTON, D.C.—On Tuesday, May 23, the Trump administration unveiled its full budget request to Congress for fiscal year 2018, and as expected, the plan contains drastic cuts to many of the assistance programs that help working- and middle-class families get ahead when times are tough or wages are not enough. The proposed budget eliminates $1.7 trillion in funding that provides basic living standards to millions of Americans, gutting key programs and assistance that help families afford food, housing and health care.

“From rural America to the urban streets, from the poor to the middle class, President Trump’s budget is an affront to hardworking American families across this nation. This budget clearly shows where his priorities lie and it’s not with the vast majority of Americans. Rather than stripping funds from much-needed programs that serve working families struggling to make ends meet, our budget should prioritize job creation, safety net programs and explore realistic ways to reduce the deficit,” said NCLR (National Council of La Raza) President and CEO Janet Murguía. “This budget threatens the economic security and the progress of millions of Americans, including many Latinos.”

As it stands, Trump’s budget proposal eliminates or strips funding from critical programs that safeguard the economic footing of Latino families, including the elimination of affordable housing programs like the Community Development Block Grant Program, which offers housing assistance for low-income families, and significantly reduces funding for higher education programs geared at improving education outcomes for young Latino students.

Most troubling, the president’s proposal slashes $193 billion in funding for nutrition assistance and ends Medicaid as we know it, while calling for increased spending on immigration enforcement, as well as tax cuts for the wealthy. Currently, the government already spends more on immigration enforcement than on all other federal law enforcement agencies combined.

“With this budget, the administration is proposing taking food off the tables of American families, taking health coverage from those who need it most, and relegating education to the bottom of the priorities list, all while helping the wealthy get wealthier and unnecessarily directing billions more to mass deportations designed to split families apart and leave millions of innocent citizen children destitute,” Murguía continued.

“We reject a federal budget that scales back the progress for American families, that seeks to pull the rug from under the most vulnerable in our society, and we call on Congress to enact a budget that reflects the needs of their constituencies. The budget should prioritize our nation’s workers, families, students, and innocent children, not the one percent,” Murguía added.