LOS VIOLADORES DE BIXBY SIGUEN ACUDIENDO A CLASES
Accused Bixby rapists are still attending classes

0
17

Go to English

Español

Por Karime Gil

Tulsa, OK.- Esta semana se obtuvo un poco más de información sobre el caso en donde un menor de edad resultó abusado sexualmente con un palo de billar por el equipo de fútbol americano de la escuela preparatoria de Bixby.

Las voces de los padres de familia se han levantando alegando que no sienten con seguridad que sus hijos no se encuentren a salvo dentro del plantel ya que sus propios hijos y los mismos alumnos de la escuela han comentado abiertamente que los jóvenes que violaron a uno de sus compañeros siguen acudiendo libremente al plantel como si nada hubiera pasado, de hecho señalaron que no se ha ejercido ningún tipo de ley sobre ellos.

Por su parte el buro de investigaciones sigue diciendo que están aun trabajando en el caso y que no pueden brindar información. Pero la comunidad se ha tornado indignada en redes sociales argumentando que este es un delito muy grave en contra de un menor de edad al cual no se le esta dando la importancia necesaria y ni siquiera se ha levantado una orden de restricción para que los violadores no se acerquen mas al joven.

Este caso se ha complicado más de lo normal porque la misma escuela encubrió el crimen y no dio aviso a las autoridades oportunamente, sino que trato de resolver el penos incidente tratándolo como una falta mas de los alumnos. No fue hasta que familiares del menor afectado se acercaron directamente a las autoridades de la ciudad de Tulsa para dar aviso de lo que había ocurrido. (La Semana)

English

By Karime Gil

Tulsa, OK – This week the community finally learned what really happened at the Bixby school where an underage student was sexually abused with a pool stick in a football team initiation ritual.

The families of the community now feel insecure at the school and said they don’t want their kids back on the football team, considering that everyone knows what happened and the rapists are still attending classes as if nothing had ever happened. No punishment has been administered so far even though the suspects are publicly known.

Police have said the investigation is still ongoing and no further comments can be made. The community has expressed itself through social media, arguing a crime has been committed against a minor and the school is not giving the case the importance it merits, while justice fails by not providing a protective order against the accused rapists, who can still approach the victim without further consequences.

According to the latest information, the school may have tried to cover up the crime and failed to give the authorities access to the case, considering what had happened a mere student affair. It wasn’t until the relatives of the victim heard what had occurred that they called the police. (La Semana)