MITOS Y VERDADES SOBRE EL CABELLO

0
2601
Amanda Avalos dando el look mas cotizado.

Por: Amanda Avalos

El cuidado de nuestro cabello nos preocupa y mucho. Nos esmeramos por lucir un cabello largo pero siempre cuidado. Por eso, echamos infinidad de productos… Los consejos de la abuela, la mayoría de los mitos vienen de antiguas generaciones, tipo: “no te arranques esa cana” o “mejor no te laves el pelo todos los días”. O córtate el cabellito en luna llena. ¿Acabarás calvo como tu padre? ¿Si te arrancas una caña te van a salir mil mas? ¿Es mejor lavarse el pelo sin champú? ¿Cortarse las puntas hace que la melena crezca más rápido? Son miles las dudas que existen y demasiados los mitos.

MITO:

Las herramientas de calor dañan el cabello Verdadero, si el uso es indiscriminado; planchar tu pelo o usar la secadora sin cuidado puede debilitar tu pelo. Hay tratamientos especiales que crean una capa protectora para evitar el daño. Procura no usar la plancha cuando el cabello esté mojado. ni acercar demasiado la secadora a tu cuero cabelludo, pues esto daña las cutículas y detiene la hidratación.

Al rojo vivo con Amanda Avalos.
  1. Lo mejor para el pelo es evitar el champú: FALSO El no usar champú y sustituirlo por agua, bicarbonato y vinagre puede aumentar el riesgo de infecciones del cuero cabelludo. Quienes lo utilizan quieren evitar sustancias artificiales o aditivos químicos contenidos en los champús comerciales, y que pueden producir irritaciones en el cuero cabelludo o estropear el pelo. Además, mantienen que al no usar champú, el pelo produce menos grasa y por tanto se mantiene limpio durante más tiempo.

En primer lugar, el champú elimina la grasa producida por las glándulas sebáceas, donde quedan atrapadas las células muertas del cuero cabelludo, la suciedad, o las sustancias que nos apliquemos en él, como lacas, gominas, etc. Esta grasa o sebo debe eliminarse periódicamente por razones que van más allá de lo meramente estético, ya que supone una importante fuente de microorganismos que pueden favorecer las infecciones.

En segundo lugar, no lavar en absoluto el cabello no va a hacer que no produzcamos nada de sebo. La cantidad de grasa que produce cada persona está determinada hormonalmente y no exclusivamente por la cantidad de veces que nos lavemos el pelo. Es por ello que, al seguir este método, muchas personas no logran controlar la grasa sólo con agua y recurren al bicarbonato para eliminarla, pero el pelo no entiende de métodos: si abusamos del bicarbonato conseguiremos el mismo efecto que con el exceso de champú (producir una sobreproducción de grasa). Además, el bicarbonato tiene un pH más alcalino que el del cuero cabelludo, pudiendo producirnos irritación, y su uso continuado nos puede decolorar el cabello.

Colores y cortes.
  1. Si te arrancas una cana, te salen muchas más, FALSO mentira. El pelo se pone blanco cuando mueren las células de pigmento de este único pelo, por tanto arrancar uno no afecta a los demás. Cada cabello nace de un solo folículo. Si se arranca la cana o ésta se cae de forma natural, solo puede reemplazarse por un cabello que nacerá del mismo folículo, no de otros folículos! Las canas van saliendo poco a poco, puesto que el cabello va perdiendo el color. Detectar más cabellos canos en una zona tras arrancar una cana no es más que un efecto óptico.

3. Aclarar el cabello con agua fría hace que la melena quede más brillante: NO SE SABE Aunque la práctica en las peluquerías es habitual, no está comprobado que el agua fría tenga propiedades abrillantadoras. Anecdóticamente, la lógica indica que enjuagarse el pelo con agua fría hace que las cutículas del pelo pierdan volumen y reflejen más luz, pero no existe evidencia científica que respalde esta creencia. La única técnica científicamente probada de suavizar las cutículas es usar el acondicionador adecuado cada vez que lo lavas.

  1. Hay que cambiar de champú de vez en cuando porque el cabello se acostumbra a él y deja de funcionar: FALSO Todo tiene una explicación. Si notas que tu champú y acondicionador ya no son efectivos, puede ser porque ha cambiado el tiempo o porque llevas un nuevo peinado, ambos posibles desencadenantes de un cambio en la textura y el comportamiento de tu pelo. Aunque la causa más frecuente es el residuo que dejan los productos para peinar (laca, gel, cera…) cuando se usan en exceso.

Para retirar ese residuo, prueba a lavarte con un champú clarificante, que pueda darle a tu pelo un nuevo comienzo. Otra opción es usar una versión más suave o más fuerte de tu champú y acondicionador; de este modo, adaptas los productos que empleas a los cambios de tu pelo.

Por ejemplo, si en verano usas un champú y acondicionador para dar volumen, quizá un champú o acondicionador hidratante funcionarán mejor en el frío seco del invierno, cuando el sudor y la humedad no afectan al volumen del peinado. También es muy importante cerciorarte de que estás usando productos de calidad: champús, acondicionadores, modeladores y tratamientos. A fin de cuentas, el pelo técnicamente está muerto y, por lo tanto, no puede generar tolerancia a un producto.

  1. Si te cortas las puntas, el pelo te crece más rápido y mejor: FALSO ¡Es un mito! Cuando tienes el cabello corto y te cortas las puntas y crece 2 centímetros se nota mucho por una cuestión de proporciones, pero cuando lo tienes largo y crece esos 2 centímetros apenas se nota. Un cabello recién cortado se ve y se siente más fuerte, pero eso no significa que se haya alterado el ritmo de crecimiento y, mucho menos, su textura o grosor. El grosor, textura y largura del cabello son características que vienen determinadas por los genes, y un corte de pelo no puede alterar nuestro código genético. Además, el pelo crece en la raíz del cuero cabelludo, por lo que cortar las puntas no tiene ningún impacto en la raíz.
  2. No me cepillo el pelo porque se me cae más: FALSO Que se caiga más o menos pelo no es cuestión de cepillar el pelo con cuidado o evitar peinados tirantes en el caso de las mujeres. Tenga en cuenta que la raíz del pelo está a medio centímetro de profundidad por debajo de la piel; los cabellos que logramos arrancarnos fácilmente es porque están en fase de renovación, ya medio sueltos, que el cepillado puede hacer que pierdas cabellos, sí. Pero cabellos que, de todas formas, ya estaban listos para caer. El cepillado excesivo es algo que debe evitarse simplemente por el riesgo de dañar la melena. Si tienes nudos o grandes enredos, comienza a cepillarte en la parte inferior, para no agregar presión excesiva en el tallo capilar. Además, no cepilles el pelo cuando esté húmedo, que es cuando es más vulnerable a dañarse.
  3. Todos los moteros acaban calvos: FALSO. Llevar la cabeza tapada a ratos con gorra o casco, entre otros, no supone ningún perjuicio para la cabellera, a no ser que se haga un uso inadecuado de los mismos. Los folículos capilares toman el oxígeno del torrente sanguíneo, no del aire. Así que el mito de que los cascos, las gorras y los sombreros pueden ahogar nuestro cuero cabelludo es mito completamente falso.
    De la cabeza a los pies, con Amanda Avalos otra vez.
  4. Mi padre es calvo, yo acabaré calvo también: FALSO Entre otras cosas porque el gen portador de la calvicie, ¡atentos todos!, no tiene un patrón temporal claro, puede saltarse generaciones o sucederse sin interrupción. Por lo tanto, la observación de los familiares directos no es un elemento clave para determinar el riesgo genético de desarrollar la calvicie. En la aparición de la alopecia androgenética se ven implicados tanto factores hormonales androgénicos como genéticos. El gen receptor de andrógenos, clave para el desarrollo de la calvicie, está ligado al cromosoma X y éste los hombres lo heredan de la madre y no del padre. Es un caso similar al de otras enfermedades, que también se heredan de la madre.
  5. Es malo usar productos y gel y gomas: DEPENDE, llevar el pelo recogido es malo si al recogerlo producimos tracción en el folículo. Si el pelo se recoge de forma suave no supone ningún inconveniente. Las horquillas y las gomas podrían incluirse en lo anteriormente dicho, añadiendo que si la persona presenta fragilidad capilar pueden lesionar el tallo piloso.
    La selfie para el recuerdo.
  6. El champú de caballo hace que el pelo te crezca más y mejor: FALSO, los champús para animales están especialmente formulados para ellos y no debería utilizarse en humanos, ya que podrían contener insecticidas y otros componentes para el mantenimiento y tratamiento de parásitos que puedan ser perjudiciales para el hombre. Además, la biotina que contienen no logra traspasar la piel. Espero y hayan aprendido sobre estos mitos y realidades que les comparto en este artículo! Nos leemos la próxima!