¿A quién detienen con el 287(g)?

0
925

¿A quién detienen con el 287(g)? 

Por William R. Wynn 

bill@lasemanadelsur.com 

TULSA, OK – La semana pasada la oficina del Sheriff del Condado de Tulsa liderada por el sheriff Vic Regalado, nos concedió una lista de todos los individuos detenidos en la ciudad durante el mes de marzo del 2018 bajo el programa de detenciones inmigratorias del ICE 287 (g). Aquí detallamos las agencias y la cantidad de arrestos que cada una realizó en el pasado mes: Departamento de Policía de Broken Arrow, 2; Departamento de Policía de Glenpool, 2; Bureau de Narcóticos de Oklahoma, 1; Patrulla de utopistas de Oklahoma, 6; Oficina del sheriff, 7 y Departamento de policía de Tulsa, 20 arrestados. 

El análisis de esta información demuestra que la mayoría, aunque no todos, de los individuos retenidos en el centro correccional David L. Moss y procesados bajo el programa 287(g) fueron arrestados por crímenes de gravedad, no por ofensas menores como cruzar semáforos en rojo. 

Dos individuos que enfrentaban ofensas menores fueron liberados cuando se retiraron los cargos y un tercero fue liberado tras pagar una fianza. Una cuarta persona, acusada de DUI (manejar bajo la influencia del alcohol), tenía un pedido de detención del ICE que cayó por razones desconocidas, el hombre pagó una fianza y fue liberado. Un quinto individuo fue arrestado por una orden que venía fuera del estado y liberado cuando caducó la orden; en este momento el pedido de detención del ICE está en suspenso. 

Los crímenes de los que fueron acusados los 29 detenidos en el condado que hoy tienen pedidos de detención y remoción de ICE son: DUI (Conducir bajo la influencia del alcohol), posesión de drogas, abuso infantil, robo, asalto doméstico y violencia, crueldad hacia los animales, posesión de un vehículo robado, negligencia infantil, tráfico de heroína, asalto con arma peligrosa, apuntar un arma con intención de matar, falsificación de documentos y robo de identidad, abuso sexual de un menor, violación y violación de menores. De todos estos cargos el más común es el DUI, que afecta a unos 12 arrestados.  

Hay 2 detenidos que tienen órdenes de detención del ICE por no haber lidiado con asuntos legales previos, uno de ellos no cumplió con el pago de los costos de la corte en relación a una detención previa de DUI, y el otro no se presentó a una citación ante el juez por exceso de velocidad y manejo con licencia vencida en el 2016. Esta persona fue arrestada al ser detenida por exceso de velocidad. 

¿Y cuál es el problema de los 2 detenidos restantes? Uno fue arrestado por la policía de Broken Arrow y acusado de manejar intoxicado, un crimen similar al DUI pero que suele afectar no sólo a quienes manejan sino a quienes están en el auto estacionados e intoxicados.  

La segunda persona que no fue acusada de un crimen de gravedad fue arrestada en Glenpool y acusada de intoxicación pública y posesión de una identificación falsa. El 9 de abril la defensa solicitó la liberación del individuo, pero aún no quedó en claro si la orden del ICE permanecerá en efecto. 

La agencia que más arrestos con el ICE tiene es obviamente el Departamento de Policía de Tulsa, que ahora arresta a quienes cometan ofensas locales en su propio cuartel y no en la cárcel del condado lo que hace que el ICE tenga un impacto mínimo en las detenciones. 

El sheriff Regalado insistió en que sus oficiales no arrestaran a la gente sólo por cuestiones inmigratorias y ofensas menores y que las cifras del mes de marzo representan esta tendencia. Sin embargo existen otras agencias de seguridad que operan en el condado de Tulsa y que continúan haciendo rredadas de inmigración y deteniendo gente con órdenes del ICE y el 287(g). Cuando estos arrestos se llevan a cabo, por más que los acusados sean eximidos, las órdenes del ICE suelen no ser revocadas. Los críticos de tan controversial programa aseguran que el factor de riesgo por la mala aplicación de las órdenes es demasiado grande. 

La Semana va a continuar monitoreando la aplicación del 287 (g)  en la ciudad de Tulsa y la cantidad de detenciones y lo publicará en las ediciones subsiguientes para que nuestros lectores nos ayuden a patrullar. (La Semana) 

 

 

 

Who’s being held under 287(g)? 

By William R. Wynn 

bill@lasemanadelsur.com 

 

TULSA, OK — Last week the office of Tulsa County Sheriff Vic Regalado provided La Semana with a listing of all individuals detained locally during the month of March 2018 and held for ICE through the 287(g) program. The arresting agencies and the number of those processed last month under 287(g), per agency, were Broken Arrow Police Department, 2, Glenpool Police Department, 2, Oklahoma Bureau of Narcotics, 1, Oklahoma Highway Patrol, 6, Tulsa County Sheriff’s Office, 7, and Tulsa Police Department, 20. 

An analysis of this data shows that most, but not all, of the 38 individuals booked into David L. Moss Correctional Center and processed through 287(g) were arrested for crimes beyond simple traffic violations or other minor infractions. 

Two individuals facing minor charges were released when the charges against them were dropped, and a third was released after posting a federal bond. A fourth person, who is charged with DUI and other related offenses, had an ICE hold, which was later dropped for unknown reasons and the individual was able to post bond and was released. A fifth individual who was arrested on a fugitive warrant from out of state was released when that warrant was withdrawn, and bond was posted for the ICE hold. 

The serious crimes for which 29 of those arrested locally and who now have ICE holds are charged are: driving under the influence (DUI), drug possession, child abuse, attempted larceny, domestic assault and battery, felony cruelty to animals, possession of a stolen vehicle, child neglect, heroin trafficking, assault with a dangerous weapon, pointing a deadly weapon with intent, fraudulently obtaining the ID of other persons, sexual abuse of a minor, rape, and rape of a minor. Of these, by far the most common was DUI, which was the principal reason 12 individuals were arrested and ultimately placed under ICE hold. 

Two individuals now face ICE hold after being arrested for not dealing with prior legal situations. One person failed to pay court costs and fines related to a prior DUI conviction, and one simply failed to show up for court after being cited in 2016 for speeding and driving on an expired license. This person was arrested after being stopped again for speeding. 

And what of the remaining two detainees? One was arrested by Broken Arrow police and charged with “Actual Physical Control of Vehicle While Intoxicated,” a crime in the same family as DUI but that usually involves defendants who were not actually driving on the road but may have been in the driver’s seat of a parked car while intoxicated. 

A second person not accused of any serious crime was arrested by Glenpool police and charged with misdemeanor public intoxication and possession of a false I.D. An order for the defendant’s release was issued on April 9, but it was not immediately clear if the ICE hold would remain in effect. 

With the Tulsa Police Department, which is overwhelmingly the agency that arrests the most individuals in Tulsa County, now booking those it arrests solely on city misdemeanors into its own facility instead of the county jail, the risk of being placed on ICE hold for those detained by the TPD on minor charges has become minimal. 

For his part, Sheriff Regalado has insisted that his officers will not arrest someone simply for immigration issues or minor crimes where there are no outstanding warrants, and the March 2018 numbers appear to bear this out. 

However, there are other law enforcement agencies operating in Tulsa County that continue to make custodial arrests on misdemeanor charges and book their prisoners into the county jail, where 287(g) kicks in and ICE holds can result. And of course, those held on serious charges are innocent unless proven otherwise, but even after an acquittal an ICE hold is not easily removed. Critics of the controversial program say that as long as 287(g) is a factor the risk of its being misapplied is too great. 

La Semana will continue to monitor Tulsa County’s 287(g) detention numbers and will report them to our readers in the months ahead. (La Semana)