Razorbacks played like never before and lost as always. Razorbacks; jugaron como nunca. Jabalís: Perdieron como siempre.

Por: Carlos Chicas

Fotos: Crant Osborne

Seis con treinta de la tarde, la afición se preparaba en algún bar de Arkansas par a ver a sus jabalís. Al mismo tiempo, un amigo se preparaba para disfrutar la ultima noche de soltería. Dos escenarios con un el mismo objetivo, regresar con una victoria a casa.

La afición fiel a los Jabalís aun bajo la lluvia que invadió el Estadio War Memorial.
La afición fiel a los Jabalís aun bajo la lluvia que invadió el Estadio War Memorial.

Si bien Arkansas comenzaría perdiendo en el primer tiempo, la efectividad de el pateador Jabalí le permitiría empatar en los primeros minutos del encuentro para poner la pizarra 3-3. A partir del empate logrado por Connor Limpert, dicha patada que fue de 43 yardas, Arkansas dominaría el resto del encuentro.

Arkansas tuvo una noche estupenda. El Mariscal de campo Ty Storey se la rifo, fue mas inteligente que en partidos anteriores, y cuando tuvo que correr con el ovoide lo hizo. Cuando tuvo que improvisar, fue creativo. Y cuando tuvo que jugársela de ala abierta lo hizo, misma jugada que lo puso fuera del terreno de juego que obligaría al director técnico Chad Morris a ingresar a Cole Kelley.

#15 Cole Kelley no pudo llevar a su equipo a la primera victoria de conferencia.
#15 Cole Kelley no pudo llevar a su equipo a la primera victoria de conferencia.

Ty Storey tuvo una noche fenomenal y su agresividad y valor fue lo que mantuvo a Arkansas en el partido. Sus compañeros de equipo lo saben y le reconocen. “El es un jugador que da todo en la cancha. Nunca le teme a situaciones difíciles sin importar que seas el mejor de la nación, o estés jugando ante la mejor defensa. A El no le importa. Se la va a rifar ante todo y tratara de lograr concretar las primeras diez yardas para el equipo. Hoy ante Ole Miss dio todo e hizo un trabajo fenomenal.” Dijo el línea ofensiva HJalte Forholdt de Arkansas.

Arkansas nota ante Ole Miss.
Arkansas nota ante Ole Miss.

Por su parte el segundo mariscal de campo de Arkansas Cole Kelley en su primera participación hizo que sus críticos casi se ahogaran con alguna alita que estaban consumiendo en algún bar en Rogers. Kelley al substituir a su compañero Storey lanzó un dardazo de 39 yardas que terminaría en las manos de L. Pettway y poner a Arkansas 24-10 después del punto extra de Connor Limpert.

Arkansas jugo como nunca pero perdió como siempre.
Arkansas jugo como nunca pero perdió como siempre.

Cole Kelley terminaría jugando el resto del partido después de que Ty Storey no se recupera, a ese entonces, Arkansas ya se estaba quedando sin aire y si la oportunidad de lograr su primer victoria de conferencia. Sin embargo, la actuación de Kelley fue Buena y no es el responsable que Arkansas terminara perdiendo ante Ole Miss 37-33. “El plan de juego a cambiado moderadamente, pero nosotros seguiremos jugando con nuestra misma ofensiva y seguimos con la misma confianza para Cole, y sabemos que seguirá contribuyendo al equipo. Fallamos en algunas ocasiones, y creo que la línea ofensiva pudo haber hecho las cosas mejor. Este es un equipo. Cuando el mariscal de campo se lesiona, no quiere decir que todo el equipo se lesiona, simplemente la ofensiva tiene que seguir jugando bien. Cole entró al partido a terminarlo y e hizo un trabajo fenomenal.” Concluyó Hjalte Forholdt.

La mirada de decepción del entrenador de Arkansas Chad Morris durante el juego ante Ole Miss.
La mirada de decepción del entrenador de Arkansas Chad Morris durante el juego ante Ole Miss.

Si bien Arkansas jugo como nunca, perdió como siempre, al igual que el soltero que buscaba una noche inolvidable. Ambos tuvieron una noche inolvidable por unas horas, pero después regresaron a su triste realidad, a un juego que tendrá momentos buenos, que mejorara; pero nunca cambiara. Arkansas regresa a Ciudad Universitaria el Sábado cuando en el Estadio Donald W. Reynolds reciba la visita de Tulsa. Encuentro está programado para las 11 de la mañana.

 

English:

Six thirty in the afternoon, in a bar nearby the fanas were preparing to see Arkansas versus Ole Miss. At the same time, a friend was enjoying a bachelors party. Two scenarios with the same objective, return with a victory home.

#9 Santos Ramirez (derecha) es criticado por la prensa en ser responsable por algunas de las anotaciones en contra de Arkansas.
#9 Santos Ramirez (derecha) es criticado por la prensa en ser responsable por algunas de las anotaciones en contra de Arkansas.

Although Arkansas would start losing in the first half, the effectiveness of Connor Limpert kicker for Arkansas would the Hogs to tie the game 3-3 in the first minutes of the match. Connor Limpert kick was 43 yards, Arkansas would dominate the rest of the game.

Arkansas had a great night. Quarterback Ty Storey was smarter than in previous games, and when he had to run with the ball he did. When he had to improvise, he was creative. And when he had to switch from quarterback to wide receiver, he did it, same play that put him out of the field and would force Head Coach Chad Morris to sent Cole Kelley in.

#5 Rakeem Boys corre con el ovoide en el partido ante Ole Miss.
#5 Rakeem Boys corre con el ovoide en el partido ante Ole Miss.

Ty Storey had a phenomenal night and his aggression and courage was what kept Arkansas in the game. His teammates know it and recognize you. He’s a true competitor. He’s never going to back down from any challenge, no matter if you are number one in the nation or the best defense. He’s doesn’t care. He’s going to stand up to it and do his best to try to get first downs. He played his tail off and did a phenomenal job.” Said the offensive line HJalte Forholdt of Arkansas.

Ty Storey no termino el juego ante Ole Miss y aun no se sabe si jugará el sábado ante Tulsa.
Ty Storey no termino el juego ante Ole Miss y aun no se sabe si jugará el sábado ante Tulsa.

On the other hand the second quarterback of Arkansas Cole Kelley in his first possession made his critics almost chock on wings that were eating in some bar in Rogers. Kelley, replaced Storey and threw a 39-yard dart that would end in the hands of L. Pettway and put Arkansas 24-10 after the extra point by Connor Limpert.

Cole Kelley would end up playing the rest of the game after Ty Storey did not recover, at that time, Arkansas was already running out of breath and time to win their first conference game. However, Kelley’s performance was good and it is not responsible for Arkansas loss to Ole Miss 37-33. The game plan changed a little bit, but we’re still going to run the same offense and still have complete confidence in Cole going in and executing. We had a couple missed assignments and the offensive line could have played better. It’s an all-around thing. Just because the quarterback goes down, the whole offense still needs to run smoothly. I think Cole came in and did a phenomenal job.” Concluded Hjalte Forholdt.

Arkansas jugo como nunca pero perdió como siempre.
Arkansas jugo como nunca pero perdió como siempre.

While Arkansas played as never before, it lost as always, as did the bachelor who was looking for an unforgettable night. Both had an unforgettable night for a few hours, but then returned to their sad reality, a game that will have good times, that will improve; but it will never change. Arkansas returns to Fayetteville on Saturday when inside Donald W. Reynolds Stadium face Tulsa, kick off set for 11:00 A.M.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.