Vuelve a abrir el McDonald’s de Pine y Lewis

Por William R. Wynn 

bill@lasemanadelsur.com 

 

TULSA, OK – Pasó un año desde la última vez que los Tulsanos con antojo de comerse un rico McMuffin de huevo por la mañana pudieron hacerlo en el local de McDonald’s de Pine y Peoria, pero la espera finalmente se terminó y esta semana todos nos preparamos para la gran inauguración. Michael Gentry y Luz Lopez, los esposos que manejan esta sucursal y la de Utica y Peoria, celebraron con todo la reinauguración del local. La pareja recibió invitados muy especiales en la ceremonia de corte de moño, que se realizó el lunes por la noche mostrándole a la ciudad el nuevo look de McDonalds. 

Fue un gran día para el Norte de Tulsa, una zona en la que no se ven demasiadas ofertas gastronómicas e inversiones. La concejal Vanessa  

Hall-Harper y la representante estatal Regina Goodwin estuvieron en la inauguración agradeciéndole a los Gentry por  invertir en una comunidad que realmente lo necesita. “Estamos aquí para celebrar la inauguración del tercer restaurante como parte del renacimiento del Norte de Tulsa como zona comercial”, le dijo Gentry a la multitud. “Les damos la bienvenida a lo que esperamos se convierta en un lugar de encuentro para toda la comunidad, uno que demuestra el progreso de este área mientras seguimos honrando su pasado”. 

“El edificio representa nuestros esfuerzos para seguir ofreciendo restaurantes que simbolizan la calidad, el confort y la posibilidad de costearlos”, comentó Gentry.  Este restaurante es uno de los principales empleadores en la zona con más de 85  puestos de trabajo. “Esperamos poder emplear a más de 100 personas aquí”, le dijo López a La Semana. 

La mayoría de los empleados del restaurante son bilingües, algo crucial para asistir a la gran cantidad de clientes hispanos de la zona.  

Los clientes del nuevo McDonalds pueden comprar por medio de los kioscos virtuales , en donde se eligen los menues en inglés y español. Una vez que uno solicita la orden, no hay necesidad de esperar en el mostrador esperando que lo llamen, se puede sentar y esperar que la comida sea entregada a la mesa. Esta idea comenzó en McDonalds en el 2016 y desde ese momento fue incorporada en todo el país.  

Después de la ceremonia de inauguración el restaurante decidió hacer una donación a un coro local, una de las tantas contribuciones que los Gentry harán a la comunidad local.  

Con la apertura del nuevo McDonalds y el Quick Trip que se está construyendo en la calle de enfrente, la intersección de Pine y Peoria es esencial para revigorizar un barrio que es la puerta al Norte de Tulsa. 

 

(La Semana) 

 

 

McDonald’s at Pine and Lewis reopens after long wait 

By William R. Wynn 

bill@lasemanadelsur.com 

 

TULSA, OK – It’s been a close to a year since hungry Tulsans craving that morning Egg McMuffin or midday Big Mac have been able to satisfy their desires at the Pine and Peoria McDonald’s, but the long wait finally ended this week with the restaurant’s grand re-opening. It was a big day for owners Michael Gentry and Luz Lopez, the husband and wife team that also owns McDonald’s restaurants at First and Utica and 15th and Peoria. The couple greeted special guests at a ceremonial ribbon cutting event held at the restaurant Monday evening, showing off the franchise’s modern touches and contemporary look. 

It was a big day for North Tulsa too, an area that is underserved by major retail and food outlets. Tulsa City Councilor Vanessa Hall-Harper and State Representative Regina Goodwin were on hand to thank Gentry and Lopez for bringing back a business that means a lot to the community. 

“We’re here to celebrate the opening of our restaurant as part of a reemergence of North Tulsa as an important commercial center,” Gentry told the crowd,” welcoming them to “what we expect to become a local landmark in the community, showcasing the progress that this area has made and will achieve while honoring its past.” 

“This building represents our continued efforts to provide welcoming restaurants that symbolize quality, comfort, and affordability,” Gentry added. 

The restaurant is a major employer in the area, with 85 workers and more planned. 

“We hope to soon employ 100 people here,” Lopez told La Semana. 

Many of the restaurant’s employees are bilingual, which is important given that a growing number of customers are native Spanish speakers.  

Customers at the new McDonald’s can place their orders on interactive touch screen kiosks, with menus in both English and Spanish. Once orders are placed, guests no longer stand by the counter waiting for the number to be called, but can take a seat and relax as their food is prepared and brought to their table. This feature was debuted by McDonald’s late in 2016 and has since been incorporated at restaurants across the country. 

Following the ribbon cutting ceremony the restaurant made a donation to a local church choir, which the owners promised is one of many contributions they will make to the local community. 

With the reopening of this strategically located McDonald’s and a Quik Trip being built across the street, the intersection of Pine and Peoria is seen as key to reinvigorating not just the neighborhood, but also as a gateway to North Tulsa. (La Semana) 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.