Tijuana no tiene capacidad para recibir a la caravana

*Tijuana no tiene la capacidad para recibir a la caravana de migrantes* dijo el edil de la ciudad, mientras aseguraba que los centroamericanos llegaron en medio del desorden bebiendo y fumando marihuana.

El arribo de los primeros migrantes centroamericanos a la ciudad fronteriza de Tijuana, Baja California, transcurrió en desorden, con gente bebiendo, fumando marihuana, gritando por las calles, dispersándose por las playas y trepando por las cercas fronterizas, denuncia en entrevista con El Universal el alcalde Juan Manuel Gastélum.

El edil afirma que es una injusticia para Tijuana, pues la ciudad no tiene la capacidad de recibir a los cerca de cuatro mil centroamericanos que se dirigen a la frontera con Estados Unidos, ni a las caravanas que vienen detrás de ellos; sobre todo si se concidera que esta ciudad ya vivió hace dos años el éxodo de casi tres mil haitianos que buscaban entrar a EU y de los cuales algunos terminaron quedándose en Tijuana.

Desde el pasado 13 de noviembre arribó al centro de la ciudad, un grupo de alrededor de 350 migrantes, la mayoria hondureños. Llegaron en nueve camiones, custodiados por personal del Instituto Nacional de Migración en Tijuana (INAMI), con la finalidad de dirigirlos a puntos seguros para su estancia. *pero no quisieron aceptar, ni ir a recibir aistencia médica y social, se fueron caminando hasta playas de Tijuana aproximadamente a ocho kilometros*, señala el presidente municipal, quien asegura que no hay recursos para apoyo humanitario e incluso no cuentan con lo necesario para habilitar albergues. Agrega que dejaron sólo a esta ciudad y que no hay apoyos del gobierno federal, pues a paesar de trabajar, mano a mano, con la administración saliente, sólo han hecho *politiqueria chafa*. Mientras parece que en el gobierno entrante *enmudeció el palenque y o expresan posibilidad de solucionar algo*.

Gastélum indica que en el arribo de la caravana  imperó el caos, pues 78 personas fueron llevadas a un hotel donde metieron sin dar aviso al gobierno local para brindar vigilancia, asistencia médica y social a los centroamericanos.

Agrega que los migrantes *vienen haciendo desorden y molestando a la gente* y después de rechazar los espacios que el municipio les brindó, sue fueron caminando a la costa de la ciudad, al emblemático parque de la amistad donde se les ha visto consumir bebidas alcohólicas y marihuana.

Explica que la llegada de los migrantes representa un resto mayúsculo, pues la fuerzas del municipio están concentradas en atender a la población afectada por tres incendios forestales, siniestros que han dejado hasta el momento 22 heridos de gravedad y la destrucción de varias casas.

Asegura que la ciudad brindara, dentro de sus posibilidades, apoyo a los hondureños y recalcó que la prioridad de su gobierno son *primero los tijuaneses, después los tijuaneses y siempre los tijuaneses. Si de ahí nos resta un apoyo con generosidad lo habremos de compartir*.

Sobre la violencia que vive esta ciudad fronteriza, que suma más de 2 mil asesinatos en lo que va del año, el edil se descarta que *va a haber un choque o una situación difícil* entre la delincuencia organizada y los migrantes que huyen de la inseguridad de sus países de origen; y acepta que existe un riesgo latente que varios de estos migrantes sean reclutados por grupos criminales o incluso tengan confrontaciones.

Por ellos exhorta así a los centroamericanos a que *acrediten ser ciudadanos de bien sumándose a la bolsa de trabajo (del municipio) en lo que les dan su visa humanitaria para entrar a Estados Unidos.

La bolsa de trabajo, puesta a disposición por el ayuntamiento para emplear a migrantes, tiene el fin de emplear temporalmente a quien lo necesite y mientras se resuelve su situación migratoria en el país.  El Universal.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.