David Perez entrena para ganar

Por Julie Wenger Watson 

“Espero salir victorioso, pero también quiero demostrar las cosas que puedo hacer”, dijo el boxeador amateur David Perez en una entrevista con La Semana. 

Pérez se está preparando para competir en el torneo  Oklahoma State Golden Gloves Tournament, edición 2019 este 16 y 27 de enero en el Greenwood Cultural Center. 

No es la primera vez que este veinteañero peso gallo, pelea frente a gran audiencia. Ha boxeado los últimos siete años de su vida y espera que este gran torneo alce las apuestas y mejore su perfil en la ciudad y el estado. 

“Este es un gran estado para practicar deporte, pero el boxeo es como un deporte oculto”, admitió Pérez. “Estoy intentando concientizara la gente de que hay muchos boxeadores dando vueltas. Que sean conscientes de la movida que hay en Tulsa para el box, que se interesen”. 

El boxeador cumplirá 21 año el día después del torneo y quiere convertirse en profesional en el futuro. Mientras tanto entrena duro para la próxima pelea: seis días a la semana en el gimnasio Engine Room  -calle 6t & Peoria-  combinados con jornadas laborales en la escuela San Miguel tres veces a la semana. 

Además, Pérez debe contar todas las calorías que ingiere antes del torneo. Para alguien que ama comer un rico desayuno con waffles y galletitas, cambiarlos por proteína y vegetales es duro. Decirle no a la rica comida de mamá es aún peor. “Cocina todos platos tradicionales”, contó Pérez. “Ayer hizo tostadas de tinga. Es pollo bien condimentado con porotos, crema, queso, palta. Es una bomba, y yo me tuve que sentar ahí a comer mi brócoli”, rio Pérez. 

Mientras el deportista sueña con una carrera profesional, sabe que lo mejor es convertirse en su mejor versión. “Quiero mejorar cada día porque lo estoy haciendo con mi mente y mi corazón”, admitió. “Al final del día quiero estar orgulloso del hombre en el que me convertí. Si, quiero ser campeón del mundo, quiero decirle a todos que lo hice para probarme a mi mismo que podía hacerlo. No tengo nada más que hacer, quiero demostrarme que puedo ser mi mejor versión, y si lo logró estaré satisfecho de por vida”. 

(La Semana) 

Boxer David Perez Trains to Win 

By Julie Wenger Watson 

“I’m hoping to come out victorious, but I’m also hoping to showcase what I’m capable of doing,” says Tulsa amateur boxer David Perez. 

Perez is training to compete in the 2019 Oklahoma State Golden Gloves Tournament, Jan. 26 & 27 at the Greenwood Cultural Center. It’s not the first time this 20-year-old bantamweight has fought in front of a crowd. He’s been boxing for seven years. Perez hopes a tournament like this one will help raise the profile of the sport, both in his city and the state. 

“We’re a huge state for sports, but boxing is like a hidden sport,” Perez says. “I’m trying to raise awareness that there are a lot of boxers here. I want people to be conscious of what’s going on here in Tulsa, as far as boxing. I want to spark their interest.”  

Perez, who turns 21 the day after the Oklahoma tournament, plans to turn pro in the near future. In the meantime, he’s preparing for his upcoming fight, squeezing his workouts into a busy schedule that includes working six days a week as a trainer at the Engine Room, his home boxing gym near 6th & Peoria, and teaching physical education at San Miguel Middle School three half-days a week. 

He’s also watching what he eats in order to cut weight before the tournament. For someone whose favorite meal is breakfast, trading out waffles and biscuits with gravy for lean protein and vegetables is tough. Saying ‘no’ to his mom’s cooking is harder still. 

“She cooks a lot of authentic dishes,” Perez says. “Yesterday, she made tostadas de tinga. It’s pretty much spicy, shredded chicken but with beans, sour cream, cheese, avocado. It’s so bomb, but I just had to sit there and eat my broccoli.” 

While Perez dreams of a successful professional boxing career, in the end, it’s all about becoming the best man he can be. 

“I’m going to better myself each and every year because I’m putting my mind and heart into it,” he says. “At the end of the day, I want to be proud of the man I became. Yes, I want to become a world champion. I would love to become a world champion. I want to be able to say that I did all of this to prove to myself that I could do it. I have nothing to prove to anyone else. I want to prove to myself that I can be the best man I can be, and if I’ve done that, I can be satisfied with myself.” (La Semana) 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.