La marcha de las mujeres avanza a pesar del frio

Por William R. Wynn 

TULSA, OK – Las bajas temperaturas y los inclementes vientos no pudieron detener a una gran multitud participante de la tercera marcha de la mujer en Tulsa, el fin de semana pasado. Mujeres, hombres y niños se reunieron en el parque Guthrie Green del centro de la ciudad en una  fría mañana de sábado para marchar dos cuadras hacia el Living Arts,  donde el evento se reorganizó por el mal clima. 

Una vez que la multitud ingresó en el salón, personas de diversos orígenes sociales, organizaciones y sexos dieron impresionantes discursos sobre la situación actual de la mujer. Algunos hablaron de violencia contra la mujer, otros de desigualdad en el trabajo y varios presentaron preocupaciones en el movimiento LGBTQ. 

La marcha de la mujer se realiza en todo el país desde hace dos años en oposición a la inauguración de Donald Trump, cuyos comentarios incendiarios fueran criticados por denostar a la mujer y criminalizarla. Tras dos años de presidencia – que varios de los que participaron de la marcha esperan sean los últimos- el clima de tolerancia a quienes abusan de la mujer sigue en pie en la Casa Blanca, como lo evidenciaron los comentarios de Trump durante la audiencia de su candidato a la Corte Suprema  

Brett Kavanaugh. 

Monica Tola, reconocida reportera hispana de Tulsa fue una de las oradoras principales. En español, Tola pidió unidad y felicitó a la multitud por su fuerza y solidaridad. “Somos uno”, dijo Tola. “Juntos podemos hacerlo todo”. 

La Dra Tiffany Crutcher dio una presentación muy emotiva. Crutcher es la hermana melliza de Terence Crutcher, asesinada en el 2016 por la policía Betty Shelby  que fuera absuelta tras el crimen. 

“Estoy aquí en representación de las mujeres negras”, dijo Crutcher. “Comomujeres negras tenemos que lidiar con el dolor y el trauma de ver a nuestros esposos, hermanos, hijos, padres dejando la casa y sabiendo que quizás nunca puedan volver”. 

La Dreamer y activista Rosa Hernandez desafío a la multitud a intentar ponerse en la luchas de los otros, aún cuando no se pueden identificar personalmente con sus circunstancias. “¿Qué están haciendo?” preguntó Hernandez. “¿Están cómodos sabiendo que hay personas que luchan? Se están beneficiando de la opresión de los demás?”. 

Las organizaciones que participaron en la marcha de la mujer juraron seguir alzando la voz mientras la desigualdad continúe.  

 (La Semana) 

Tulsa Women’s March braves the cold 

By William R. Wynn 

TULSA, OK — Frigid temperatures and merciless winds did not deter a large crowd from participating in the third Tulsa Women’s March last weekend. Women, men, and children gathered at Downtown Tulsa’s Guthrie Green on a bitterly cold Saturday morning before marching two blocks east to Living Arts, where the event had been moved due to the weather. 

Once the crowd had all made it inside, women from a wide variety of backgrounds and different organizations gave brief but impassioned speeches addressing the many issues facing women today. Some spoke about violence against women, others of workplace inequality and LGBTQ concerns. 

The women’s march, both here in Tulsa and nationally, first began two years ago in opposition to the inauguration of Donald Trump, whose well known comments and personal behavior have been widely criticized as demeaning to women or even criminal. Now half way through Trump’s first term in office – which most of those in attendance Saturday strongly hope will also be his last – the climate of tolerance for those who abuse women seems unabated in the White House, as evidenced by the president’s comments during the hearings into his choice to sit on the Supreme Court, Brett Kavanaugh. 

Local Spanish television personality Monica Tola was among the speakers at the rally. Speaking mostly in Spanish, Tola called for unity and congratulated the crowd for its strength and solidarity. 

“We are one,” Tola said, “We can do everything together.” 

One speaker who gave a particularly emotional presentation was Dr. Tiffany Crutcher, the twin sister of Terence Crutcher. Terence Crutcher was fatally shot in 2016 by Tulsa police officer Betty Shelby, who was subsequently acquitted of manslaughter. 

“I am here representing black women,” Dr. Crutcher said. “As black women, we deal with the pain and trauma of watching our husbands, our brothers, our sons, our fathers leaving the house and we’re afraid they may never come back.” 

Dreamer and activist Rosa Hernandez challenged the crowd to try to understand the struggles of others, even if they couldn’t personally identify with their circumstances. 

“What are you doing?” Hernandez asked. “Are you that comfortable having other people struggle? Are you benefitting from somebody else’s oppression?” 

Organizers of the women’s march vowed to continue making their voices heard as long as inequality exists. (La Semana) 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.