Familias inmigrantes reciben ayuda con “poder notarial”

Por William R. Wynn | TULSA, OK

El pasado fin de semana se llevó a cabo un evento de poder legal para padres indocumentados en el salón de la iglesia St. Thomas More. El evento gratuito fue diseñado para brindar tranquilidad a los padres que tienen problemas de estatus migratorio al garantizar que un familiar o amigo adulto tenga la autoridad de cuidar a sus hijos en caso de que ocurra lo peor y que uno o ambos padres sean detenidos o deportados.

“Con todas las noticias recientes sobre las redadas de ICE y las familias que son deportadas, es comprensible que haya un nivel de ansiedad en la comunidad inmigrante”, dijo Blanca Zavala, presidenta de la coalición para el sueño americano (ADC), que organizó el evento. “Sin embargo, instamos a la comunidad a mantener la calma y continuar con sus vidas, pero también a tomar medidas para proteger a sus familias, por si acaso”. Los documentos del poder pueden ayudar con esto “.

El documento de poder ofrece a uno o más adultos la capacidad legal de inscribir a los niños en la escuela, obtener atención médica para ellos y otras tareas de rutina que normalmente requieren la autorización de los padres. No son lo mismo que las tutelas legales completas, pero permiten que alguien sustituya a los padres ausentes por un año.

Varios abogados ofrecieron voluntariamente su tiempo para esta causa, entre ellos Chris Bell, Eddie Erwin, Elizabeth Chronos y Kate Vetterick. Bell, Erwin y Chronos tienen práctica privada, y Vetterick es el Gerente del Programa de Inmigración en los Servicios de Inmigrantes y Refugiados de YWCA en Tulsa.

Las notarias Irena Cheveleva, Maricela Luna y Monica Rubio de la YWCA también donaron su tiempo y talento, al igual que Irma Chajecki, Blanca Willis y Guillermo Rojas. Los voluntarios de UNIDOS, Yadira McCoy Paz, Xareni Quijada, Griselda Martínez, Dowing Paz y Walter Ernesto Oquioma ayudaron con la interpretación y manteniendo el flujo de familias organizadas.

Más de 60 familias fueron atendidas en el evento del fin de semana pasado, que Zavala dijo que se repetirá en un futuro próximo.

“Todavía hay muchas familias preocupadas en Tulsa, y vamos a hacer todo lo posible para ayudarlos”, dijo, y agradece especialmente a todos los que ofrecieron su tiempo y esfuerzo. “Desde el fondo de mi corazón, agradezco a todos los voluntarios y al Padre Briones por recibirnos. No podríamos hacer esto sin un esfuerzo grupal ”. (La Semana)