Iker Casillas cuelga los guantes

El jugador del Oporto afirmó que concluirá su carrera como portero y se dedicará a formar parte de la directiva de su actual club

Iker Casillas, leyenda del Real Madrid, del Oporto y de la selección española, anunció este lunes que concluye su carrera profesional y formará parte del staff directivo del Oporto, debido al infarto de miocardio que sufrió durante un entrenamiento con el club portugués el primero de mayo pasado.

Desde ese día, han corrido ríos de especulaciones acerca del portero español, uno de los artífices del Mundial que ganó España en Suráfrica 2010.

Muchos especialistas ponían en duda la continuidad del cancerbero como futbolista en activo, ya que un infarto de miocardio requiere reposo y el proceso de recuperación es lento.

Además, tras ser sometido a un cateterismo y a la colocación de un stent (mecanismo para recuperar arterias obstruidas), su continuidad como portero era muy complicada, ya que se trata de un deporte de élite en el que los golpes pueden poner en riesgo la vida.

Iker Casillas

Desde el primer momento, los responsables médicos del Oporto no valoraron su continuidad como portero, aunque sí aseguraron que el guardameta no tendría secuelas, ya que fue atendido con mucha rapidez y eficacia.

Desde el 20 de marzo pasado, Casillas ha vivido una concatenación de hechos que han marcado el devenir del madrileño.

Ese día, con enorme expectación mediática, el portero y el presidente del Oporto anunciaban la renovación de Iker Casillas por otro año, por lo que estaría vinculado al club de los dragones hasta el verano de 2020, con posibilidad de ir prorrogando año a año.