Ama de casa, Mamá ¿TIENES CARGA MENTAL?

*Haces listas mentales con todas tus tareas.
*Nunca se acaban las cosas por hacer.
*En casa, la que planifica lo que se come eres tú.
*Sales corriendo del trabajo cuando tus hijos están enfermos.

Si has dicho sí al menos a 3 opciones, puede que sufras el síndrome de la carga mental femenina.

CONSECUENCIAS DE LA CARGA MENTAL
Según la coach Marie-Laure Monneret, autora del libro La carga mental me sienta fatal, esto es lo que te puede pasar.

Estrés. Al laboral, se le suma el de ser las pensadoras de todo lo que hay que hacer para que la casa funcione y, muchas veces, llevarlo a cabo.

Problemas de pareja. Como nos frustramos, dejamos de expresar lo que sentimos e incluso de valorar las cosas que sí hace la pareja. Es muy fácil caer en un comportamiento pasivo-agresivo.

Dificultades para concentrarse. Cuando te ocupas de todo a la vez, no prestas atención a nada. Ser multitarea no es productivo y, además, es agotador.

Pérdida de la confianza en tí misma. Tienes la sensación de que nunca nada es suficiente ni en casa ni en el trabajo.

CÓMO ALIVIAR LA CARGA MENTAL

  • Analízate como persona.
  • Nadie adivina lo que piensas.
  • Delega al 100%.
  • Más tolerancia.