FEMA: asistencia para todos en situación de emergencia

Por Guillermo Rojas y Victoria Lis Marino | Tulsa, OK

Recientemente La Semana se reunió con Carmen Gloria Rodríguez, portavoz de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, FEMA, que en Tulsa se encuentra brindando asistencia para los afectados por las tormentas acaecidas el pasado mes de mayo.

La organización se encarga de ofrecer fondos de compensación, facilitar la entrega de artículos de necesidad y urgencia y distribuir fondos de asistencia pública para los condados y así asistir en el pago de las actividades públicas a las que se debe incurrir tras situaciones de desastre, como la repa­ración de calles, puentes y tendidos eléctricos.

En Oklahoma, 27 condados fueron declarados en situación de emergencia y hasta el momento FEMA ha entregado más de $14.4 millones en ayuda y ofrecido otros $28 millones a más de 4.000 individuos, en préstamos para la renovación de viviendas.

La comunidad latina de Tulsa fue una de las más impactadas por las devastadoras tormentas. “Alrededor de $5 millones fueron otorgados para el área de Tulsa, lo cuál es un montón si consideramos la totalidad de fondos”, dijo Rodríguez. “Tuve la posibilidad de visitar muchas familias latinas, sobre todo en una zona de tráileres. Muchos habían tenido que salir a alquilar porque su casa se la había llevado el tornado, y FEMA tuvo que brindar apoyo”, aseguró.

FEMA es un organismo bastante controversial, su accionar en Puerto Rico fue muy criticado por la prensa y hasta catalogado de maquillaje. Sin embargo, Rodríguez defiende la gestión asegurando que el huracán María fue algo sin precedentes y que a pesar de todo, FEMA, logró depositar en Puerto Rico más de $30 billones en ayuda y convocar a cientos de profesionales que permitieron reactivar redes de suministro de agua potable, suministros eléctricos y la reparación de miles de casas.

“La respuesta de FEMA al huracán María fue buena. Tuvimos que llevar plantas eléctricas completas para que pudieran trabajar hospitales, bomberos, policía, agencias estatales y más. Fue el cuerpo de ingenieros de FEMA y empresas privadas las que ayudaron”, recalcó.

Carmen Gloria Rodríguez, portavoz de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, FEMA

Cuando hay una catástrofe que se puede predecir como un huracán, que se acerca a un estado FEMA está siempre un paso adelante, trabajando junto con agencias estatales de manejo de emergencias, como el ejército de salvación y la cruz roja en áreas de prevención. FEMA también se encarga de realizar los anuncios de evacuación, brindando información sobre la apertura de refugios y gestionando la evaluación de los posibles daños para luego solicitar la acción del presidente.

“Nosotros no trabajamos en los refugios, FEMA otorga apoyo al estado, al condado y a agencias voluntarias. Sólo cuando el presidente declara emergencia se abre la puerta a fondos federales, pero son los condados y estados los que deben enviar el informe preliminar de daños, para determinar cuanto dinero les costara recuperarse. En base a eso se asignan los fondos y se entrega la ayuda”, explicó Rodríguez.

Tristemente, dentro de la comunidad hispana, han circulado rumores de que FEMA sólo ayuda a quienes tienen papeles, pero Rodríguez no está de acuerdo con esa presunción. “En caso de desastre de emergencias, la ley de Stanford, protege a los afectados de practicas de discriminación por raza, religión , etnia, sexo y documentos”, aseguró la vocera de FEMA y agregó: “Todos tienen derecho a pedir albergue, comida y servicios médicos. Nadie será discriminado”.

No obstante, para solicitar asistencia directa en las oficinas de FEMA, los elegibles deben ser ciudadanos, portantes de Green card o personas con visa especial tipo T o U. “Si la mamá y papá no tienen documentos, pero tienen una niña o niño nacido aquí, pueden llamar a FEMA como portavoces de ese niño”, explicó Rodríguez.

“Los indocumentados afectados pueden solicitar ayuda, pero en ese caso FEMA no envía ayuda monetaria sino, bienes y servicios derivados de agencias voluntarias”, clarificó la portavoz. “Les referimos a agencias unidas a FEMA para que les den las cosas que se les dañaron, quizás no es dinero cash, pero si es ayuda”, ratificó.

Hoy, Carmen busca concientizar a la pobla­ción sobre el rol de FE­MA y asegurarles a los hispanos, que nadie los entregará al ICE por ir a solicitar ayuda. “A los hispanos les diría que no escuchen rumores, FE­MA no los discrimina por su situación inmigratoria. Hay rumores de que en el centro de ayu­da hay oficiales de seguridad que los contro­- lan y no los dejan pasar.

Esos oficiales son guardias de seguridad, no hay oficiales de inmigración en ningún centro de recuperación de desastre de FEMA, recuerden que son todos bienvenidos allí”, concluyó Rodríguez. (La Semana)