Eliminan la visa especial para tratamientos médicos

El gobierno del presidente Donald Trump eliminó una protección que permitía a inmigrantes permanecer en el país y evitar la depor­tación mientras ellos o sus familiares recibían tratamiento médico de vida o muerte o enfrentaban otras adversidades, informaron funcionarios de inmigración en cartas enviadas a las familias este mes.

Los detractores de la medida la calificaron como un cambio cruel que podría obligar a los desesperados migrantes a aceptar un tratamiento de menor calidad en sus empobrecidos países de origen.

Mariela Sánchez, una hondureña que recientemente solicitó la exención especial, dijo que una negativa sería una sentencia de muerte para su hijo de 16 años, Jonathan, quien sufre de fibrosis quística. Son una de muchas familias que se asentaron en Boston para buscar atención en algunos de los mejores hospitales del país.

Sánchez, quien llegó a Estados Unidos en compañía de su familia en 2016, dijo que hace algunos años perdió a una hija a manos del mismo padecimiento debido a un mal diagnóstico de los doctores en su país. La enfermedad, que es hereditaria, afec­ta los pulmones y el sistema diges­tivo, y no existe una cura conocida.