Make sure your baby is sleeping safely

OKLAHOMA CITY – Octubre es el mes de concientización sobre el síndrome de muerte súbita infantil (SMSL) y se insta a los padres a mantener un ambiente de sueño seguro para los niños. Oklahoma tiene algún motivo para celebrar, ya que los nuevos datos muestran que la tasa de mortalidad infantil en Oklahoma ha disminuido casi un 8% de 7.7 muertes infantiles por cada 1,000 nacimientos vivos en 2017 a 7.1 en 2018.

En Oklahoma, el SMSL sigue siendo una de las tres principales causas de mortalidad infantil. Ocupa el tercer lugar más alto detrás de los trastornos relacionados con la gestación corta y el bajo peso al nacer, y la causa principal son los defectos de nacimiento. Esto es ligeramente más alto que los datos nacionales más recientes de los CDC, que muestran que el SMSL es la cuarta causa principal de muerte infantil en los Estados Unidos.

El departamento de salud del estado de Oklahoma (OSDH) alienta a todos los padres a mantener un ambiente de sueño seguro para sus hijos, y promueve las pautas de la academia americana de pediatría sobre el sueño seguro.

Los pasos más importantes para que los padres recuerden incluyen:
Acueste a su bebé boca arriba para dormir y dormir siestas.
Use una superficie firme para dormir.
Evite la exposición al tabaco durante el emba­razo y después del parto.
Coloque al bebé en su espacio para dormir solo, sin ropa de cama suelta u otros objetos.
Amamantar cuando sea posible (se ha demostrado que esto reduce el riesgo de SMSL en un 50%).
Practique compartir habitación con un bebé pero no compartir cama.

SIDS se usa a menudo como un término general que se refiere a todas las muertes infantiles inexplicables. Sin embargo, tiene una definición muy específica cuando se identifica como la causa de la muerte infantil. El SMSL se define como la muerte súbita de un bebé menor de un año que permanece sin explicación después de una investigación completa que incluye una autopsia, un examen de la escena de la muerte y una revisión de las historias clínicas del bebé y sus familias. categoría más amplia de muerte súbita inexplicada del lactante, que también abarca las categorías de defunción infantil indeterminada y asfixia accidental y estrangulamiento en la cama. Las muertes infantiles no determinadas no tienen una causa conocida, pero a menudo se pueden prevenir debido a la presencia de evidencia de un entorno de sueño inseguro.

ENGLISH

OKLAHOMA CITY — October is Sudden Infant Death Syndrome (SIDS) Awareness Month and parents are urged to maintain a safe sleep environment for children. Oklahoma has some cause to celebrate, as new data shows that the infant mortality rate in Oklahoma has dropped nearly 8% from 7.7 infant deaths for every 1,000 live births in 2017 to 7.1 in 2018.

In Oklahoma, SIDS remains one of the top three causes of infant mortality. It ranks the third highest behind disorders related to short gestation and low birth weight, and the top cause being birth defects. This is slightly higher than the most recent national data from the CDC, which shows SIDS to be the fourth leading cause of infant death in the United States.

The Oklahoma State Department of Health (OSDH) encourages all parents to maintain a safe sleep environment for their children, and promotes the American Academy of Pediatrics guidelines on safe sleep.

The most important steps for parents to remember include:
Put your baby on their back to sleep every time for bedtime and naps.
Use a firm sleep surface.
Avoid tobacco exposure during pregnancy and after birth.
Place the infant in their sleep space alone with no loose bedding or other objects.
Breastfeed when possible (this has been shown to reduce risk of SIDS by 50%).
Practice room-sharing with an infant but not bed-sharing.

SIDS is often used as a general term referring to all unexplained infant deaths. However, it has a very specific definition when identified as the cause of infant death. SIDS is defined as the sudden death of an infant younger than one year of age that remains unexplained after a complete investigation that includes an autopsy, examination of the death scene, and review of the infant’s and families’ clinical histories .SIDS is part of the broader category of sudden unexplained infant death, which also encompasses the categories of undetermined infant deaths, and accidental suffocation and strangulation in bed. Undetermined infant deaths have no known cause, but are often preventable due to the presence of evidence of an unsafe sleep environment.