¿Cómo se festeja Acción de Gracias?

Acción de Gracias es una celebración familiar, Las familias se reúnen en sus casas, donde preparan un banquete.

Antes de la comida, rezan una oración en agradecimiento a Dios por los alimentos. En la mesa, el pavo es el protagonista principal. Normalmente se sirve relleno y cocinado al horno y acompañado de alguna salsa (es frecuente la de arándanos rojos).

El pavo suele estar acompañado en la mesa por grandes bandejas de verduras, boniatos, entre otros alimentos. Las mesas están repletas hasta el final, también en la hora del postre o postres, ya que es habitual que se sirva una gran variedad de dulces. El más popular es el pastel de calabaza.

La comida suele ir acompañada de sidra de manzana, vino y champán. El indulto del pavo.

Acción de Gracias también es muy celebrado en la Casa Blanca. En 1989, el entonces presidente George H. W. Bush inauguró la tradición de indultar a un pavo antes de Acción de Gracias y todos sus sucesores han mantenido esta ceremonia. El presidente de EEUU, Donald Trump, ha cumplido también con la tradición de esta festividad, la más popular del país.

El presidente Abraham Lincoln (1861-1865) estableció la festividad de ‘Thanksgiving’ para conmemorar la celebración con la que los colonos británicos que llegaron al país a bordo del ‘Mayflower’ en 1620, quisieron dar gracias a Dios por su buena cosecha después de un duro invierno. En 1789, cuando George Washington fue designado primer presidente de EEUU, eligió el 26 de noviembre como día oficial de Acción de Gracias, pero en 1863 Lincoln estableció como fecha oficial definitiva el último jueves de noviembre.

¿Cuál es el origen de la celebración?
La tradición moderna indica que el origen se remonta a inicios de 1620 en Plymouth (Massachusetts, EEUU). En 1620 un barco llamado ‘Mayflower’ llegó de Inglaterra a esta localidad, al noreste de lo que hoy conocemos como Estados Unidos (fundado en 1776). Una vez allí, los indígenas ayudaron a los ingleses a cosechar la tierra en el asentamiento en el que se habían establecido.

En 1621, después una exitosa cosecha, el nombrado como gobernador de la colonia de Plymouth organizó una fiesta para invitar a aquellos indígenas que los habían ayudado a una comida como muestra de su agradecimiento. Este hecho se volvió una tradición anual, se expandió por el territotio y a día de hoy es todo un acontecimiento nacional.