Manicuras ideales para Navidad

Las uñas pueden convertirse en un complemento más estas Navidades. Elígelas a juego con tu maquillaje o tu bolso y consigue un look total.

Alterna colores
Pero no se trata de llevar todo el arcoíris en las manos. Elige dos tonos que combinen o contrasten entre sí (como naranja y negro). ¡Sorprenderás!

Más allá del rojo
Sí, es cierto que el rojo es uno de los clásicos infalibles. Pero hay otros colores que aportan un toque chic, como los púrpura y violeta, o los granate y borgoña.

Innova con los azules
¿Quieres conseguir un color único que solo lleves tú? Prueba a mezclar varios esmaltes. Aplica, por ejemplo, una base clarita y un azul intenso encima. Otra opción para tunear tus uñas. Acaba de “vestir” tus manos con anillos grandes. ¡Se llevan incluso en el dedo índice! Para estas fechas atrévete con los dorados, plateados o en acabado bronce.

llumina tus manos
Claro que los dorados son llamativos, pero sin lugar a dudas aportarán luminosidad a tus manos. Si optas por un vestido o conjunto negro, la combinación es infalible.

Pintauñas dorado
Si dudas a la hora de buscar el acabado de tus uñas, te aconsejamos que pruebes los acabados metalizados mate. ¡Quedan muy elegantes!

Pinta las uñas de un esmalte oscuro (rojo, negro) y añade solo en la punta de la uña un top dorado o plateado. Lo importante es que elijas esmaltes.

Trucos de belleza para tu hermosa cara
El colorete que más te favorece según tu tono

Si tu piel es clara, escoge un blush de color rosa. Mejor los que tiran a una tonalidad palo, para que aporten más luz al rostro.

Si tu piel es de un tono medio, apuesta por los tonos melocotón o anaranjados, conseguirás un efecto buena cara inmediato.

Si tu piel es dorada, los tonos que mejor te quedarán son los tierra o camel. Se mimetizarán e integrarán con tu piel.

Si tu piel es oscura, busca coloretes con un tono rojizo algo más intenso, que realce tus mejillas, como, por ejemplo, el frambuesa.

Debes aplicarte el colorete así:

Rostro ovalado
Un rostro ovalado, el colorete te quedará mejor si te lo pones sobre la manzanita de las mejillas (la parte que sobresale cuando sonríes). Aplícalo haciendo movimientos circulares con la brocha o los dedos.

Brocha
Es importante que te hagas con una brocha adecuada para aplicar colorete. Las mejores son las tupidas y redondeadas, porque permiten difuminar bien el producto y que se funda con el color de tu piel.

Mimetiza
El colorete en polvo se funde bastante bien con el tono natural de la piel. Antes de aplicar el colorete sacude la brocha un par de veces para retirar el exceso de producto. Hazlo sobre la tapa de tu polvera y así podrás recuperar esos polvos para la otra mejilla.

Cara redonda
Se puede aplicar el colorete de forma diagonal desde el centro de la manzanita hacia la sien, pero sin sobrepasar el final del ojo. De esta forma, se crea la ilusión de un rostro más estilizado.

Cara alargada
En estos casos, lo mejor es aplicarlo en la zona exterior del pómulo, a unos dos dedos por debajo de los ojos. Haz un movimiento con tu brocha hacia afuera. El objetivo es “redondear” la zona visualmente para equilibrar los rasgos.

Triangular
Los rostros con forma triangular o corazón se verán más favorecidos si se aplica el colorete en la parte más baja del pómulo trazando una media luna.