Consejos para cumplir tus resoluciones de Año Nuevo

Estoy convencido de que puedo predecir cómo me sentiré después de las comidas con familia, amigos y/o compañeros durante la Navidad: perezoso, con sueño y muy lleno.

¡Empieza el año 2020! Es el momento perfecto para proponerte nuevos proyectos y dejar atrás malos hábitos.

Para muchos, las resoluciones de Año Nuevo suponen un “nuevo comienzo” con el que establecer renovadas metas de superación personal.

¿Quizás para ahorrar algo de dinero? ¿O tal vez quieres un nuevo hobby?
Cualesquiera que sean sus propósitos de fin de año, hay una cosa que no puede faltar: la motivación.

Pero como todos sabemos, eso no es fácil.
Según un estudio de la Universidad de Scranton, compilado por Statistic Brain, solo el 8% de las personas que hicieron una resolución de Año Nuevo pudieron cumplir sus objetivos.

Pero tú no tienes que ser de ese 92% restante. Aquí repasamos cinco formas simples para evitar fracasar y llegar a final de año con tu resolución cumplida. ¡Buena suerte!

Pequeños pasos
Establecer objetivos realistas puede conducir a una mayor probabilidad de éxito.

Parte del problema es que a menudo establecemos objetivos enormes “bajo la falsa suposición de que se puede ser una persona completamente diferente cuando se estrena el nuevo año”, dice la psicoterapeuta Rachel Weinstein.

Al comenzar con un objetivo no tan ambicioso, podemos ir progresando y pasar a niveles más difíciles.

Por ejemplo, puedes comprar unas zapatillas para correr y apuntarte a carreras cortas antes de comprometerte completamente para correr un maratón.

No se trata de establecer metas cortas sino de abordar los objetivos por fases para lograr resultados a largo plazo.

Porque en realidad, “cambiar requiere pequeños pasos a lo largo del tiempo”, explica Weinstein.

La importancia de los detalles
A menudo establecemos objetivos sin una idea clara de cómo ejecutarlos.
Pero es importante planificar los detalles.

Si te propones “ir al gimnasio los martes por la tarde y los sábados por la mañana” es más probable que tengas éxito que simplemente decir “iré al gimnasio más”, cree el profesor Neil Levy de la Universidad de Oxford (Inglaterra).

Estas acciones concretas y factibles asegurarán que no solo tengas una intención, sino que también estableces los pasos para implementarla.

Red de ayuda
Encontrar a otras personas con un objetivo similar a lo largo del año puede ser una gran fuente de motivación.

Si vas a clase con un amigo, el compromiso es más fuerte. Lo mismo sucede cuando haces públicas tu lista de compromisos, es más probable que lo cumplamos.

John Michael, filósofo de la Universidad de Warwick (Inglaterra), estudia los factores sociales involucrados en hacer y mantener compromisos.

Afirma que es más probable que mantengamos resoluciones si podemos ver que son de alguna manera importantes para otras personas o que “el bienestar de otras personas está en juego” si fallamos.

Así que, ya sea para cumplir un compromiso u obtener apoyo adicional de la gente que nos rodea, involucrar a otras personas puede ayudar a alcanzar el objetivo.

Superar el fracaso
Cuando las cosas se pongan difíciles, los expertos aconsejan hacer una pausa y reevaluar la situación.

¿Qué obstáculos te has encontrado? ¿Qué estrategias fueron las más efectivas en el proceso? ¿Cuáles fueron las menos efectivas?

Si hace falta, sé más realista y celebra incluso el más mínimo éxito.

Si después de reevaluar la situación quieres mantener la misma resolución, ¿por qué no probar un enfoque diferente que pueda alimentar tu fuerza de voluntad?

Los cambios simples en tu vida diaria pueden ayudarte a ir en la dirección correcta.

Si deseas comer de manera saludable, puedes cambiar la pasta blanca y el pan por granos integrales más saludables.

Alinea tu resolución con los objetivos a largo plazo.
Según la psicóloga conductual Anne Swinbourne, las mejores resoluciones son las que se proponen conseguir una parte de lo que es un plan a largo plazo que tienes para ti mismo, en lugar de aquellas que son vagas y ambiciosas. Si nunca has mostrado interés en un deporte, es poco probable que te conviertas en un destacado atleta.

“Las personas que dependen de la fuerza de voluntad en su mayoría fallan”, dice Swinbourne.

Entonces, una vez que tengas una resolución que te interese, abórdala con un plan detallado desde el primer día. Y no tengas miedo de buscar ayuda mientras luchas contra esos obstáculos en el camino.

Sure Ways to Keep Your New Year’s Resolutions

Many of us are gathering up our willpower for a brand new set of New Year’s resolutions. But have we learned from past experience? A large number, if not the majority, of previous resolutions were probably broken in weeks, days, or even hours.

There are some really easy ways to set yourself on the path to success, and the first is:.

Keep your resolutions simple.
Sometimes people find themselves aiming for an overhaul of their entire lifestyle, and this is simply a recipe for disappointment and guilt. It may be understandable at this time of year, when self-improvement is on your mind, but experience shows these things can’t all be achieved at once. The best approach is to focus clearly on one or two of your most important goals.

Choose carefully.
But which to choose? Well, you might like to concentrate on those that will have the greatest impact on your happiness, health and fulfilment. For example, giving up smoking will obviously improve your health, but it will also give you a sense of pride and will make you happy.

Be realistic.
Don’t aim too high and ignore reality – consider your previous experience with resolutions. What led to failure then? It may be that you resolved to lose too much weight or save an unrealistic amount of money. Remember, there will always be more opportunities to start on the next phase, so set realistic goals.

Create bite-sized portions.
Break goals down to manageable chunks. This is perhaps the most essential ingredient for success, as the more planning you do now, the more likely you are to get there in the end. The planning process is when you build up that all-important willpower which you will undoubtedly need to fall back on along the way. Set clear, realistic goals such as losing 5 pounds, saving $30 a month, or going for a run once a week. Decide exactly how you will make this happen.

Plan a time-frame.
In fact, the time-frame is vital for motivation. It is your barometer for success, the way you assess your short-term progress towards the ultimate long-term goal. Buy a calendar or diary so you can plan your actions for the coming weeks or months, and decide when and how often to evaluate.

Don’t give up! / Do bear in mind that a slip-up is almost inevitable at some point, and you must not let this become an excuse to give up.