En dos días se duplican casos de coronavirus entre migrantes detenidos por ICE

Coronavirus inmigrantes: el número de casos en los centros de detención de ICE suman 62, cifra que casi duplica la última actualización de 32 dos días antes”.

El centro de detención con más casos es el de Otay Mesa, California, con 10 confirmados, seguido de los centros de detención de Elizabeth (Nueva Jersey) y de Buffalo (Nueva York)”.

En el centro de detención de Stewart, en Georgia, los internos se vieron obligado a realizar una huelga de hambre para reclamar mejores condiciones”.

Coronavirus inmigrantes. Los casos de coronavirus en los centros de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) suman 61, lo que significa que entre el miércoles, cuando se registraron 32, y el viernes casi se han duplicado, según los últimos datos de esta agencia federal.

De acuerdo a la contabilidad de ICE y que difunde en su página web, hasta el viernes el centro con más positivos de COVID-19 es el de Otay Mesa, en San Diego (California), que registra 10 casos, seguido del Centro de Detención Elizabeth, en Nueva Jersey y el centro federal de Buffalo (Nueva York), ambos con siete casos cada uno.

La cárcel del Condado de Hudson, en Kearny (Nueva Jersey) y la Correccional del Condado Pike, en Hawley (Pensilvania), ambas con cinco casos confirmados, siguen en la lista de los centros y correccionales con las mayores cifras de coronavirus.

En el Centro de Detención de Stewart, en Lumpkin (Georgia), y donde los internos han realizado huelgas de hambre en reclamo de mejores condiciones para afrontar la pandemia, se han registrado cuatro positivos de la enfermedad, mientras que el Centro de Detención del Condado de Pulaski en Illinois, hay tres positivos.

El centro de detención de Krome, en Miami (Florida), reportó un caso que ha debido de ser hospitalizado.

Los casos de detenidos en manos de ICE están repartidos por varios estados más, como Arizona, Louisiana, Nuevo México y Michigan, indicó en su última actualización la agencia federal, que tiene bajo su custodia a 30,000 migrantes.

Grupos que abogan por los migrantes han advertido en las últimas dos semanas sobre el peligro de brotes de COVID-19 en los centros donde el gobierno mantiene detenidos a miles de hombres, mujeres y menores de edad a la espera de las audiencias de migración o la deportación.

Numerosos líderes políticos y religiosos, grupos de activistas y de defensa de los derechos civiles han pedido a ICE que libere a los indocumentados bajo fianza o vigilancia electrónica, para prevenir el contagio.

De igual forma, un número creciente de indocumentados ha sido liberado en los últimos días por orden judicial, después de que ICE se viera obligada a contestar un aluvión de demandas, muchas de ellas encabezadas por ACLU, que exigen la liberación de los inmigrantes en mayor riesgo de contagio.

Los reclamos piden también medidas para garantizar la seguridad sanitaria de los detenidos, así como de los agentes y empleados de ICE, entre los que se registran 19 positivos solo en el personal que trabaja dentro de los centros de detención.

Luego que se diera a conocer que algunos internos en centros de detención del ICE en Georgia, dieran positivo al coronavirus, este día se registró un motín en Stewart, de acuerdo a información que dio a conocer Telemundo Atlanta y que ayer había advertido la agencia EFE através de una noticia de los casos.

Todo hace indicar que fueron alrededor de 70 inmigrantes detenidos los que decidieron resguardarse para impedir el paso de los agentes que los custodian que pertenecen a la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus sigla en inglés), todo por la confirmación de casos de Covid-19 y porque consideran que las medidas que se aplican no son las adecuadas para su protección.

Debido a que la situación se tornó complicada y violenta, los agentes del ICE en Atlanta tuvieron que actuar de manera directa y firme, para poder controlar los ánimos. Familiares de los internos manifestaron su preocupación debido a que consideran que no existen las condiciones debidas para evitar o atender la enfermedad.

Recientemente las autoridades habían confirmado un pequeño número de internos contagiados por coronavirus, motivo por le cual los detenidos y sus familiares se mostraban preocupados y al final lo manifestaran a través de este motín en Atlanta, que hasta el momento no resultó trágico.

La agencia EFE informó que al menos tres indocumentados recluidos en centros de detención en Georgia han dado positivo a la Covid-19, confirmó el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), aunque los activistas aseguran que los casos de coronavirus en esos sitios son muchos más.

Según ICE, hay dos reclusos enfermos en el Centro de Detención de Stewart, uno de Honduras y otro de Bangladesh, y un colombiano en el Centro de Detención de Irwin, y los tres permanecen aislados del resto de presos, mientras que varios otros que tuvieron contacto con ellos fueron puestos bajo observación por exposición al Covid-19.

Sin embargo, de acuerdo al grupo Georgia Detention Watch son cinco los reclusos que dieron positivo en Stewart y al menos 30 casos sospechosos en ese mismo centro de detención ubicado en Lumpkin, en el centro de Georgia, donde también se reportan al menos dos empleados enfermos.

“Es como una bomba a punto de estallar, la situación es insoportable para los detenidos”, dijo a EFE Amilcar Valencia, miembro de Georgia Detention Watch y director de El Refugio, un centro que brinda ayuda a las familias de inmigrantes detenidos en Stewart.

La situación ha llevado que un grupo de detenidos en la prisión realizará el jueves una protesta para pedir su liberación, por temor de contagiarse con el coronavirus a causa de las condiciones en las que se encuentran confinados, manifestación que acabó siendo “reprimida” por los guardias, según denunciaron organizaciones y activistas.