¿Cuánto tiempo toma una deportación después de una orden final?

Mientras más rápido se cumplan los requisitos, menos tiempo tomará la deportación; de no cumplirse los requisitos el proceso puede llevar meses.

Para los migrantes origina­rios de México, la depor­tación ocurre una o dos semanas después de que se emitió la orden final de deportación.

Por otro lado, hay países que se niegan a recibir personas que hayan sido deportadas de Estados Unidos.

Otro punto a considerar es que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) necesita documentación para demostrar la identidad y nacionalidad del migrante.

Si un migrante quiere acelerar su proceso de deportación puede presentar:
Una copia de su pasaporte.

Copia de su acta de nacimiento.

Una identificación de su país de origen.

Estos documentos se pueden enviar por correo o entregar directamente en las oficinas locales de ICE encargadas del caso. Los documentos pueden ser entregados por el abogado del migrante, un familiar o un amigo.

En el caso del familiar es indispensable que sea un ciudadano o residente permanente legal.

Una vez que ICE tenga toda la documentación la deportación puede ocurrir en un par de semanas.

¿Qué pasa si no tengo los documentos?
Si ICE no puede deportar a una persona dentro de los 90 días posteriores a de una orden final de deportación, se considera la libertad supervisada.

La libertad supervisada permite vivir en EEUU vigilado.
La persona recibirá una notificación de “repaso de custodia posterior a la orden”, conocido en inglés como “post-order custody review” (POCR).

Para esto, el migrante debe probar que tiene un lugar don­de vivir y que, además, no es un peligro para la comunidad.

Adicionalmente, es reco­men­dable que la persona se comunique con su consulado o embajada y soliciten documen­tación para poder demostrar que está colaborando con ICE para obte­ner los papeles que prueben su nacionalidad.

¿Y qué pasa con las deportaciones exprés?
El proceso de deportación expedita o agilizada (expedited removal) permite que una persona sea deportada legalmente por un oficial de migración negándosele el acceso a una corte de inmigra­ción, por lo cual no podrá defender su caso en la corte.

Con Información de Illinois Legal Aid | Tomado de: CONEXIÓN MIGRANTE