Dolor: cómo sobrellevar los recuerdos después de una pérdida / Grief: Coping with reminders after a loss

El dolor no termina mágicamente en cierto punto después de la muerte de un ser querido. Los recuerdos con frecuencia reavivan el dolor de la pérdida. Te brindamos ayuda para sobrellevarlo y sanarte.

Cuando un ser querido fallece, es posible que te enfrentes a un sentimiento de aflicción por esa pérdida una y otra vez, incluso varios años después. La aflicción puede regresar el día del aniversario de la muerte de tu ser querido o en otro día especial del año.

Estos sentimientos, a veces llamados «reacción ante los aniversarios», no necesariamente son un traspié en el proceso de luto. Te demuestran que la vida de tu ser querido fue importante para ti.

Para continuar en el camino hacia la recuperación, debes saber qué esperar y cómo sobrellevar lo que te recuerda tu pérdida.

Los recuerdos pueden aparecer en cualquier lugar
Es inevitable que ciertas co­sas te recuerden a tu ser querido, como una visita a la tumba de esa persona, el aniversario de su muerte, los días festivos, los cum­pleaños o nuevos sucesos que sabes que la persona habría disfrutado. Incluso las celebraciones conmemorativas para otros pue­den desencadenar el dolor de tu propia pérdida.

Los recordatorios también pueden estar relacionados con las imágenes, los sonidos y los olores, y pueden ser inesperados. Es posible que de repente te sienta inundado de emociones cuando pases por el restaurante que tu pareja amaba o cuando escuches la canción favorita de tu hijo.

Qué debes esperar cuando regresa el duelo
La evolución del duelo es impredecible. Las reacciones ante los aniversarios algunas veces pueden durar días o —en los casos más extremos— mucho más tiempo. Durante una reacción ante un aniversario posiblemente tengas las emociones y las reacciones intensas que tuviste en el momento de la pérdida de tu ser querido, tales como:

  • Ira
  • Ansiedad
  • Episodios de llanto
  • Depresión
  • Fatiga o falta de energía
  • Culpa
  • Soledad
  • Dolor
  • Tristeza

Problemas para dormir
Las reacciones ante los aniversarios también pueden evocar recuerdos intensos de los sentimientos y los acontecimientos relacionados con la muerte de tu ser querido. Por ejemplo, podrías recordar con lujo de detalles dónde estabas y qué estabas haciendo cuando murió tu ser querido.

Consejos para sobrellevar el dolor que resurge
Incluso aunque hayan pasado años después de una pérdida, es probable que sigas sintiéndote triste cuando te enfrentas con algo que te recuerda la muerte de tu ser querido. A medida que sigues recuperándote, adopta medidas para sobrellevar lo que te recuerda tu pérdida. Por ejemplo:

Prepárate. Las reacciones ante los aniversarios son normales. Saber que es probable que tengas reacciones ante los aniversarios puede ayudarte a entenderlas e, incluso, a convertirlas en oportunidades para recuperarte.

Planifica una distracción. Programa una reunión, o una visita con amigos o seres queridos en los momentos en los que es posible que te sientas solo o que algo te recuerde la muerte de tu ser querido.

Recuerda tu relación. En lugar de concentrarte en la pérdida, hazlo en las cosas buenas de la relación con tu ser querido y en los momentos que compartieron. Escríbele una carta o una nota sobre algunos de tus buenos recuerdos. Puedes agregarle recuerdos a esta nota en cualquier momento.

Comienza una tradición nueva. Haz una donación a una organización de caridad en nombre de tu ser querido en los cumpleaños o en los días festivos, o planta un árbol en su honor.

Conéctate con otras personas. Acércate a tus amigos y a tus seres queridos, como aquellas personas que fueron especiales para tu ser querido. Busca a alguien que te anime a hablar sobre tu pérdida. Mantente en contacto con tus sistemas de apoyo de siempre, como líderes espirituales y grupos sociales. Considera unirte a un grupo de apoyo para el duelo.

Permítete sentir una variedad de emociones. Está bien estar triste y tener una sensación de pérdida, pero también permítete sentir alegría y felicidad. Cuando celebres momentos especiales, es probable que rías y llores.

Cuando el duelo se vuelve demasiado intenso
No hay un límite de tiempo pa­ra el duelo, y las reacciones ante aniversarios pueden afectar­te. Sin embargo, la intensidad del duelo suele disminuir con el tiempo.

Si con el tiempo el duelo empeora en lugar de mejorar o interfiere en tu capacidad de de­sen­­- volverte en la vida diaria, consul-ta con un terapeuta de duelo u otro proveedor de atención de la salud mental. El duelo no resuelto o complicado puede derivar en depresión, otros problemas de salud mental y otras enfermeda­des. No obstante, con ayuda profesional, podrás restablecer la sensación de control y dirección en tu vida y volver al camino de la recuperación.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Grief: Coping with reminders after a loss

Grief doesn’t magically end at a certain point after a loved one’s death. Reminders often bring back the pain of loss. Here’s help coping — and healing.

When a loved one dies, you might be faced with grief over your loss again and again — sometimes even years later. Feelings of grief might return on the anniversary of your loved one’s death or other special days throughout the year.

These feelings, sometimes called an anniversary reaction, aren’t necessarily a setback in the grieving process. They’re a reflection that your loved one’s life was important to you.

To continue on the path toward healing, know what to expect — and how to cope with reminders of your loss.

Reminders can be anywhere
Certain reminders of your loved one might be inevitable, such as a visit to the loved one’s grave, the anniversary of the person’s death, holidays, birthdays or new events you know he or she would have enjoyed. Even memorial celebrations for others can trigger the pain of your own loss.

Reminders can also be tied to sights, sounds and smells — and they can be unexpected. You might suddenly be flooded with emotions when you drive by the restaurant your partner loved or when you hear your child’s favorite song.

What to expect when grief returns
The course of grief is unpredictable. Anniversary reactions can last for days at a time or — in more extreme cases — much longer. During an anniversary reaction you might experience the intense emotions and reactions that you first experienced when you lost your loved one, including:

Anger – Anxiety – Crying spells – Depression – Fatigue, or lack of energy – Guilt – Loneliness – Pain – Sadness – Trouble sleeping

Anniversary reactions can also evoke powerful memories of the feelings and events surrounding your loved one’s death. For example, you might remember in great detail where you were and what you were doing when your loved one died.

Tips to cope with reawakened grief
Even years after a loss, you might continue to feel sadness when you’re confronted with reminders of your loved one’s death. As you continue healing, take steps to cope with reminders of your loss. For example:

Be prepared. Anniversary reactions are normal. Knowing that you’re likely to experience anniversary reactions can help you understand them and even turn them into opportunities for healing.

Plan a distraction. Schedule a gathering or a visit with friends or loved ones during times when you’re likely to feel alone or be reminded of your loved one’s death.

Reminisce about your relationship. Focus on the good things about your relationship with your loved one and the time you had together, rather than the loss. Write a letter to your loved one or a note about some of your good memories. You can add to this note anytime.

Start a new tradition. Make a donation to a charitable organization in your loved one’s name on birthdays or holidays, or plant a tree in honor of your loved one.

Connect with others. Draw friends and loved ones close to you, including people who were special to your loved one. Find someone who’ll encourage you to talk about your loss. Stay connected to your usual support systems, such as spiritual leaders and social groups. Consider joining a bereavement support group.

Allow yourself to feel a range of emotions. It’s OK to be sad and feel a sense of loss, but also allow yourself to experience joy and happiness. As you celebrate special times, you might find yourself both laughing and crying.

When grief becomes overly intense
There’s no time limit for grief, and anniversary reactions can leave you reeling. Still, the intensity of grief tends to lessen with time.

If your grief gets worse over time instead of better or interferes with your ability to function in daily life, consult a grief counselor or other mental health provider. Unresolved or complicated grief can lead to depression, other mental health problems and other medical conditions. With professional help, however, you can re-establish a sense of control and direction in your life — and return to the path toward healing.

Source By Mayo Clinic Staff