El Barcelona sale de Sevilla con un amargo empate

El Real Madrid podría alcanzarlos en la cima

Setién terminó dejando en la cancha a Luis Suárez los 90 minutos, junto a Messi, Griezmann y hasta Riqui Puig (quien ingresó al 88′). El Barcelona echó de todo su poder ofensivo en los últimos instantes buscando un gol que evitara la posibilidad de que el Real Madrid pueda alcanzarlos si los blancos consiguen una victoria el domingo ante la Real Sociedad. No fue posible.

El Sevilla se plantó con personalidad en su casa y hasta se pudo llevar la victoria si Reguilón hubiese definido mejor en tiempo de compensación. Pudo ser peor para el Barça, aunque los lamentos son los mismos. La cima peligra y LaLiga está más abierta que nunca.

El Barcelona se adueñó de la posesión tras el pitido inicial, fiel a su costumbre, aunque fue el local el que avisó primero en la meta contraria, cuando Koundé recibió fuera del área y mandó un disparo que rozó el poste de Ter Stegen.

Posteriormente apareció Messi a los 20 minutos y su toque a pelota parada cobrando un tiro libre de forma casi perfecta pero el propio Koundé rechazó con la cabeza casi en la línea, aunque atrás ya se estiraba Vaclik por si las dudas. El resto del primer lapso fue muy parejo, a destacar solamente el conato de bronca que provocó Messi en la recta final tras su empujón sobre Diego Carlos que le pudo costar caro.

Segunda parte, Ter Stegen se viste de héroe

A pesar de que la posesión perteneció (en mayor medida) al Barça, los latigazos del local pusieron a trabajar a Ter Stegen en varias ocasiones: un disparo de Lucas Ocampos y luego Munir, ambos con un minuto de diferencia. Luego, un contragolpe a 15 minutos del final que Munir no supo concretar con el último pase.

Por más que se hace memoria, los azulgranas no gozaron de una oportunidad clara de gol. La defensa del Sevilla estuvo impecable hasta el último minuto, justo cuando pudieron llevarse la victoria con un remate de Reguilón que no fue conectado correctamente en los linderos del área pequeña.

Setién, Messi, Piqué y el resto se lamentan. El Madrid tiene vida y la cima está disponible.

Barcelona’s Gerard Pique (centre) argues with Sevilla’s Sergio Reguilon (right) during the match. PHOTO: AFP

Barcelona dropped points at Sevilla

You’ve got to play better than that to be champions

Barcelona dropped points in the LaLiga Santander title race with a goalless draw with Sevilla at the Estadio Ramon Sanchez-Pizjuan on Friday night.

Quique Setien’s side started well, but their opponents came into the game to deny them all three points.

Now, Real Madrid have the chance to go top of the table when they face Real Sociedad at the Reale Arena on Sunday.

It wasn’t Lionel Messi’s night against Sevilla – for once.

The Argentine was riled by a wild challenge on him by Diego Carlos and might have seen red for his reaction.

Carlos, alongside Jules Kounde at centre-back, were key to stopping Barcelona’s captain from having much influence on the game.

Julen Lopetegui had something special planned in the event that Barcelona were awarded a freekick in Messi range.

When the forward sent his shot over the six-man wall, Kounde was there to head it off the line and do Tomas Vaclik’s job for him.

Sevilla took advantage of the first half cooling break to regroup after a difficult opening half an hour.

Once the match resumed, the hosts posed much more of a threat to Marc-Andre ter Stegen’s goal.

Setien made the surprise choice of starting Martin Braithwaite ahead of Antoine Griezmann in attack.

The Dane, who kept a close eye on Jesus Navas’ runs forward from right-back, wasn’t able to impress before he was taken off in the 62nd minute. By Hugo Cerezo