Oregon anuncia un fondo para trabajadores agrícolas en cuarentena

La gobernadora de Oregón, Kate Brown, junto con una coalición estatal de organizaciones, anunció este sábado una nueva fuente de asistencia financiera para los trabajadores agrícolas, sin importar su estatus migratorio, que deban someterse a cuarentena, con la intención de desacelerar la propagación del COVID-19.

“Esta pandemia ha aumentado las diferencias ya existentes en nuestro sistema, especialmente para las comunidades de bajos ingresos, las comunidades rurales, los inmigrantes y las comunidades de color”, dijo Brown en un comunicado al anunciar el lanzamiento del dFondo de Cuarentena para Trabajadores de Oregón.

USCIS incrementa sus tarifas para paliar escasez de recaudaciones

El Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) aplicará a partir del 2 de octubre un incremento promedio del 20 % en sus tarifas, pero que llega al 535 % en alguna de ellas, para financiar el 97 % de sus operaciones, anunció hoy el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Según el anuncio, el mantenimiento de las tarifas actuales dejaría a la agencia con una carencia de fondos de 1.000 millones de dólares por año.

La semana pasada, USCIS anunció que dejaba en suspenso el despido temporal de más de 13.400 de sus 16.700 empleados.

A diferencia de otras agencias federales, que cubren su presupuesto con asignaciones de fondos del Congreso, USCIS opera financiada por las tarifas que pagan los inmigrantes para sus trámites de visas temporarias, visas de residencia legal permanente y obtención de la ciudadanía estadounidense, todos ellos reducidos de manera sustancial debido a la pandemia de COVID-19.

La agencia ha calculado una reducción del 61 % en sus recaudaciones hasta el fin del período fiscal 2020, que concluye el 30 de septiembre, y aunque ha limitado los aumentos de sueldos y ha adoptado otras medidas para restringir sus gastos, sus directores han indicado que se necesitan medidas drásticas para mantenerla funcionando.

Un inmigrante indocumentado que use el formulario I-881 para solicitar que se suspenda su deportación, deberá pagar 1.810 dólares, esto es un aumento del 535 % sobre la tarifa actual de 285 dólares. Un extranjero que sea residente legal de Estados Unidos y desea reingresar al país sin su pasaporte extranjero y/o visa, utilizando el formulario I-193, deberá pagar 2.290 dólares, un incremento del 377 %.