Qué hacer en caso de deportación

La deportación es el proceso de remoción (expulsión) de Estados Unidos de un extranjero por no cumplir las leyes de EE. UU.

Una persona puede ser detenida y deportada si:

  • Ingresó al país ilegalmente.
  • Cometió un delito o violó las leyes de Estados Unidos.
  • Desobedeció repetidamente las leyes de inmigración (no obedeció los permisos o condiciones para estar en el país) y es buscada por inmigración.
  • Está involucrada en actos criminales o representa una amenaza para la seguridad pública.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, sigla en inglés) se encarga de llevar a cabo la órdenes de deportación.

¿Qué hacer cuando existe una orden de deportación en su contra?
Cada situación es diferente, pero aquí puede encontrar algunas sugerencias:

-Si usted no ha sido detenido por las autoridades de inmigración, puede salir volun­ta­ria­men-te de Estados Unidos. Conozca cómo realizar el trámite de verificación de salida en un consulado o embajada de EE. UU.

-Averigüe si puede iniciar el proceso de ajuste de su estatus migratorio para solicitar una tarjeta verde y convertirse en residente permanente legal. Esto pue­de lograrse con: *Una petición de residencia presentada por un familiar o *Una petición de asilo.

Operador de prisiones busca que migrantes paguen por su detención en Georgia

La organización Southern Poverty Law Center (SPLC) y Project South presentaron una moción para desestimar una con­trademanda de CoreCivic, el mayor operador de centros de detención de inmi­grantes en el país, en su batalla legal para detener el trabajo forzoso en una prisión de Georgia.

“La desvergonzada contrademanda de CoreCivic demuestra que la corporación prioriza engordar sus propios bolsillos antes que cuidar a las personas que detiene”, manifestó el abogado CJ Sandley, del Immigrant Justice Project de SPLC, en una declaración divulgada a la prensa.

De acuerdo con SPLC, que presentó una demanda contra CoreCivic en 2018 en nombre de los inmigrantes recluidos en el Centro de Detención Stewart, en Georgia, esta corporación alegó en su moción que si los presos ganan su caso, le deberán el costo de su detención.

El centro de detención de Stewart, ubicado en la pequeña localidad Lumpkin, en el suroeste de Georgia y a unas 140 millas de Atlanta, es una de las mayores prisiones de inmigrantes indocumentados del país, con una capacidad para casi 1.800 reclusos, y, al igual que muchas otras en el resto del país, es administrada por CoreCivic.

“Nosotros presentamos la demanda hace unos años en nombre de los inmigrantes del Centro de Detención de Stewart porque los obligan a trabajar por sueldos mínimos de uno a cuatro dólares al día, por trabajos como limpiar la cocina, los baños, y si se rehúsan los ponen en confinamiento o los privan de algunas necesidades básicas”, declaró a Efe Azadeh Shahshahani, directora legal de Project South.