Bynum compite por la reelección / G.T. Bynum vies for reelection

Por William R. Wynn | TULSA, OK

Las elecciones municipales están a menos de una semana y el alcalde de Tulsa, G.T. Bynum espera que los votantes decidan darle un segundo mandato de cuatro años en el cargo. La Semana habló con el alcalde sobre el estado de la pandemia, el uso de fuerza letal por parte de la policía y otros temas de importancia para los residentes de Tulsa.

Aunque la cantidad de casos nuevos de COVID-19 en el condado de Tulsa ha disminuido sustancialmente desde su pico a mediados de julio, Bynum dijo que la ciudad está lejos de estar fuera de peligro y agregó que durante una reunión reciente con la coordinadora de respuesta al coronavirus de la casa blanca, la Dra. Deborah Birx, la funcionaria destacó la importancia de usar máscaras faciales. El ayuntamiento de Tulsa aprobó un mandato para el uso de máscarillas el 15 de julio, que Bynum promulgó al día siguiente. El alcalde reconoce que el mandato de las máscarillas ayudó a evitar un segundo cierre costoso de los negocios locales.

“[Usar máscaras] fue la menos costosa de todas las opciones y la más fácil de hacer para todos, así que nos decidimos por esa y hasta ahora todas nuestras tendencias van en la dirección correcta”, dijo Bynum.

El alcalde dijo que la pandemia ha tenido un impacto importante en las finanzas de la ciudad, pero las cosas parecen estar mejorando.

“Podemos rastrear eso bastante bien desde nuestros ingresos de impuestos de ventas mes a mes”, dijo el alcalde, explicando que la caída no es tan pronunciada como lo fue a principios de año”. Así que nuestra economía se está recuperando, pero estamos en medio de una pandemia global, una recesión nacional y un momento históricamente difícil para la industria energética, que sigue siendo nuestra industria más grande, y la industria aeroespacial”.

A raíz de dos recientes tiroteos mortales contra sospechosos por parte de la policía de Tulsa, La Semana preguntó al alcalde sobre la política de fuerza letal de la ciudad, y cómo los oficiales están entrenados en este sentido.

“Eso es algo que nos tomamos muy en serio como ciudad. Los ciudadanos de Tulsa empoderan a nuestro departamento de policía para usar la fuerza cuando sea necesario para mantenerlos a salvo y queremos asegurarnos de que esa energía solo se utilice cuando sea necesario”, dijo Bynum, y agregó que se había contratado una empresa externa para evaluar La política del TPD sobre el uso de la fuerza y sus recomendaciones están siendo revisadas por el Jefe Franklin.

Cuando se le preguntó sobre el estado general de las relaciones raciales en Tulsa, el alcalde dijo que durante las recientes protestas de Black Lives Matter, la policía de Tulsa, a diferencia de las de otras ciudades, estaba allí para proteger a los manifestantes y a la propiedad.

“Una gran cosa que he visto aquí en Tulsa que puede contrastar con lo que ves en otras ciudades es que nuestro departamento de policía realmente se ha puesto del lado de permitir que las personas expresen sus puntos de vista”, dijo, “incluso cuando esos puntos de vista son muy crítico con el departamento de policía”.

Un área de la que el alcalde Bynum está más orgulloso es el enfoque de su administración hacia la creciente población inmigrante de la ciudad.
“Me di cuenta cuando llegué como alcalde que una de las cosas más importantes que haría en el tiempo que tenga este trabajo es acercar a la comunidad hispana de Tulsa hacia el gobierno regional”, dijo Bynum. “Es la comunidad de más rápido crecimiento en la ciudad. Y nuestra ciudad será una ciudad mayoritariamente hispana en 25 o 30 años”.

Además de designar a hispanos y otros inmigrantes para las juntas o como autoridades de la ciudad, y para puestos clave en su propio personal, el alcalde señaló que Tulsa es la primera ciudad de Oklahoma en albergar ceremonias de naturalización en el Ayuntamiento.

“Acabamos de tener nuestra última ceremonia la semana pasada, y creo que es increíblemente importante para nuestra comunidad de inmigrantes saber lo bienvenidos que son y lo agradecidos que estamos como habitantes de Tulsa de que elijan nuestra ciudad como el lugar en el que quieren estar”. dijo el alcalde.

Bynum se enfrenta a varios rivales en las elecciones del 25 de agosto, incluidos Greg Robinson, Paul Tay, Craig Immel, Ty Walker, Zakri Leon Whitlow y Ken Reddick. Para evitar una segunda vuelta, un candidato debe obtener más del 50% de los votos. (La Semana)

Bynum dijo que la comunidad hispana es la de más rápido crecimiento en la ciudad.

G.T. Bynum vies for reelection

By William R. Wynn | TULSA, OK

Municipal elections are less than a week away, and Tulsa Mayor G.T. Bynum is hoping voters will decide to give him a second four-year term in office. La Semana spoke with Mayor Bynum this week about the state of the pandemic, police use of deadly force, and other issues of importance to the residents of Tulsa.

Although the number of new cases of COVID-19 in Tulsa County has dropped substantially from its peak in mid July, Bynum said the city is far from out of the woods and said that during a recent meeting with White House Coronavirus Response Coordinator Dr. Deborah Birx, the official stressed the importance of wearing face masks. The Tulsa City Council passed a mask mandate on July 15, which Bynum signed into law the following day. The mayor credits the mask mandate with helping to avoid a second costly shutdown of local businesses.

“[Wearing masks] was the least expensive of all of the options and the easiest for everyone to do, and so we’ve gone with that one and so far all of our trends are headed in the right direction,” Bynum said.

The mayor said the pandemic has had a major impact on the city’s finances, but things appear to be improving.

“We can track that fairly well from our sales tax receipts month by month,” the mayor said, explaining that the decline is not as steep as it was earlier in the year. “So our economy is recovering, but we’re in the midst of a global pandemic, a national recession and a really historically challenging time for the energy industry, which is still our largest industry, and for aerospace.”

In the wake of two recent fatal shootings of suspects by Tulsa police, La Semana asked the mayor about the city’s deadly force policy, and how officers are trained in this regard.

“That is something that we take very seriously as a city. The citizens of Tulsa empower our police department to use force when necessary to keep them safe and we want to make sure that that power is only being utilized when it needs to be,” Bynum said, adding that an outside firm had been contracted to evaluate the TPD’s use of force policy, and their recommendations are currently being reviewed by Chief Franklin.

Asked about the overall state of race relations in Tulsa, the mayor said that during the recent Black Lives Matter protests, Tulsa police – unlike those in other cities – were there to protect protesters as well as property.

“One big thing that that I’ve seen here in Tulsa that may contrast with what you see in other cities is that our police department has really sided on allowing people to speak their views,” he said, “even when those views are very critical of the police department.”

One area Mayor Bynum is proudest of is his administration’s approach to the city’s growing immigrant population.

“I realized when I came in as mayor that one of the most important things that I would do in the time that I have this job is bringing the Hispanic community in Tulsa more into the governance of the city,” Bynum said. “It’s the fastest growing community and our city. Our city is going to be a majority Hispanic city in 25 or 30 years.”

In addition to appointing Hispanics and other immigrant to the city’s boards and authorities – and to key positions on his own staff – the mayor noted that Tulsa is the first city in Oklahoma to host naturalization ceremonies at City Hall.

“We just had our latest one last week, and that is I think incredibly important for our immigrant Community to know how welcomed they are and how grateful we are as Tulsans to have them choose our city as the place that they want to be,” the mayor said.

Bynum faces several challengers in the August 25 election, including Greg Robinson, Paul Tay, Craig Immel, Ty Walker, Zakri Leon Whitlow, and Ken Reddick. In order to avoid a runoff, a candidate must get more than 50% of the vote. (La Semana)