El COVID-19 dejaría atrás al cáncer y se convertiría en la tercera causa de muerte en México

El cáncer registra alrededor de 84,000 muerte anuales en el país; el nuevo coronavirus ha cobrado ya la vida de 60,254 y la cifra va al alza

En México han fallecido ya 60,254 a causa del COVID-19. Así, este fin de semana el país rebasó oficialmente el “escenario catastrófico” de muertes por el virus, que pronosticó Hugo López-Gatell. Y las cosas, según previsiones, irían a peor en los siguientes tres meses.

Las proyecciones del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME por sus siglas en inglés), a cargo del Instituto de Investigación en Salud Global de la Universidad de Washington, pronosticaron que podría haber hasta 130,387 muertes acumuladas por COVID-19 para el primer día de diciembre.

Por otra parte, el IHME aclaró que si la población fortalece las medidas y protocolos sanitarios propuestos por las autoridades de salud, la cifra podría bajar hasta las 121,331. Al contrario, en uno de los peores escenarios, podríamos acumular hasta 177,601 muertes.

Así, para antes de que acabe este 2020, el COVID-19 habrá superado al cáncer, colocándose en la tercera causa de muerte en México.

El Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) reportó en sus datos que entre 2010 y 2018 las defunciones relacionadas con el cáncer, o tumores malignos, pasaron de 70,240 a 85,754.

La información recabada por el instituto explica también que en México se diagnostican 191,000 casos de cáncer al año. De esos, aproximadamente unos 84,000 las personas que fallecen. Estas cifras lo ubican como la tercera causa de mortalidad en el país y la segunda en Latinoamérica.

Sin embargo, el COVID-19 está a 25,000 fallecimientos de superar esa cifra.

México es actualmente el tercer lugar en muertes por coronavirus. Por encima se ubican los Estados Unidos de Norteamérica con un total de 176,362 fallecimientos, así como Brasil con 114,250 decesos. Por debajo, en el top cinco, están India con 56,706 muertes y el Reino Unido con 42,706 fallecimientos.

En cuanto a las infecciones acumuladas, México se mantiene en el séptimo lugar con 556,216 contagios positivos al 22 de agosto de 2020.

Por encima están los EEUU con 5 millones 668 mil 245, Brasil con 3 millones 582 mil 362, India con 3 millones 044 mil 940, Rusia con 954, 328, Sudáfrica con 607,045 y Perú con 576,067 contagios.

Entre las personas que han fallecido hasta el momento, la Dirección General de Epidemiología informó que las comorbilidades principales encontradas fueron precisamente la hipertensión con el 44.33%, la diabetes con el 38.10%, la obesidad con el 24.49% y por último el tabaquismo con el 7.98%.

Las autoridades sanitarias, epidemiológicas y de salud pronosticaron cada una de las posibilidades que tenía México en el número de muertes por COVID-19. Una de ellas colocó a los 60,000 fallecimientos como unos de los peores escenarios.

Fue a mediados de mayo, durante su comparecencia ante la Junta de Coordinación Política (Jucopo), cuando el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó que México podría llegar hasta las 30,000 muertes a causa del virus SARS-CoV-2.

La cifra, sin embargo, se superó durante la segunda semana de julio de 2020, mes y medio después de iniciada la etapa de regreso a la “Nueva Normalidad”, así como la implementación de los semáforos epidemiológicos por estado.

“El 27 de febrero, por cierto, di una conferencia de prensa antes de que empezaran las vespertinas (…) Fue uno de nuestros primeros anuncios de estimaciones donde hablamos de 12,500 personas que podrían perder la vida con un intervalo tan de amplio como justamente el límite de 6,000, que podría llegar hasta cerca de 25,000 o 30,000”, comentó el subsecretario mexicano este sábado en el reporte diario sobre el comportamiento del virus.

Sin embargo, los números cambiaron de manera drástica para el 4 de junio de 2020. El subsecretario informó que el escenario más catastrófico para el país podría llegar hasta las 60,000 muertes, cifra que se rebasó el 22 de agosto de 2020.

“El número mínimo de muertes estimadas era 6,000, otro escenario contemplaba 8,000, uno más 12,500 […] teníamos así hasta 28,000, que se redondea a los 30,000, incluso un escenario muy catastrófico que pudiera llegar a 60,000″, dijo durante la conferencia vespertina. De Infobae