De tenerlo todo a no tener nada: estos son los artistas que terminaron en la pobreza

Desde Rubén Aguirre, “el profesor Jirafales” a los hermanos Valdés, vieron la fama y la gloria, para después vivir en la ruina.

Cuando se mira la vida de los artistas y famosos, lo común es encontrar una vida acomodada, con los lujos que siempre soñaron y en medio de una vida holgada. A pesar de que se trata del fruto de su trabajo, no es coincidencia que actores, cantantes, y ahora influencers, vivan una realidad de ensueño, muy lejos del común que viven las personas.

Cualquiera diría que, después de ganar tanto dinero, sería suficiente para no tener preocupaciones por el resto de sus días, sin embargo, para muchos famosos nada estuvo más alejado de lo que vivieron al ser presas del despilfarro, los caprichos costosos y (muchas) malas decisiones. Aquí algunos de ellos.

Pablo Montero:
Actor y cantante, conocido por sus telenovelas y presentaciones en traje de charro, Óscar Daniel Hernández Rodríguez, como se llama realmente, tuvo su auge en 2001 con la telenovela “Abrázame muy fuerte”, de la que interpretó el tema musical y actuó en uno de los roles de “galán” que lo llevó a obtener el protagónico en “Duelo de pasiones” poco después. Sin embargo, perdió todo rápidamente debido a los problemas que le causaron las adicciones a las drogas, al sexo y al alcohol, que lo mandaron a rehabilitación por un periodo largo de tiempo, luego del que su carrera, no se pudo recuperar.

Rubén Aguirre, el “profesor Jirafales”
Conocido en toda la Latinoamérica gracias a su papel en El chavo del 8, Rubén Aguirre gozó de mucha fama desde finales de los años 70 y durante los siguientes años, sin embargo, y a pesar de que participó en todas las obras de “Chespirito”, el actor de más de 1.80 de estatura y su esposa sufrieron en 2007 un fuerte accidente automovilístico, que lo dejó básicamente en la quiebra al pagar su atención médica, además de impedirlo de subir nuevamente a los escenarios al quedar en silla de ruedas, mientras que su esposa perdió incluso una pierna.

“Mientras uno tiene fuerzas y recursos para resolver su situación, pues lo hace, además porque en cuestiones de salud simplemente no cabe la espera” dijo en aquel entonces en una carta que envió a los medios de comunicación.

Enfermo y en la ruina, Aguirre murió el 17 de junio de 2016.

Cepillín
Muchos no saben que su nombre real es Ricardo González, sin embargo, este personaje cómico vio su esplendor en los años 80 en los que se daba una vida de lujos que incluían fiestas de días enteros de duración, con comida, bebida y hasta obsequios para sus invitados. Así, al irse la fama, se fue también la fortuna, por lo que desde hace décadas vive con lo que gana de los pocos “shows” que aún llega a dar a los nostálgicos de la época que, según los más cercanos, apenas le dan para comer.

Alonso Echánove
El actor de tele, teatro y cine mexicanos, hijo de la actriz y periodista Josefina Echánove y hermano de la cantante María del Sol, vio su época de oro entre 1985 y 1997, en los que protagonizó 9 telenovelas y más de 30 películas y cortometrajes. Sin embargo, conoció la ruina de la mano de sus adicciones al alcohol y las drogas que lo llevaron a perder todo lo que había ganado con su carrera y a sufrir múltiples infartos cerebrales que lo dejaron, además, paralizado durante varios años.

Los hermanos Valdés: “el Loco” y “Tín Tan”
A pesar de ser dos de los cómicos más famosos de la televisión en la década de los 70 y 80, los hermanos Valdés parecían ser “perseguidos” por las desgracias económicas.

El recientemente fallecido, Manuel “el Loco” Valdés, se enfrentó a dificultades económicas luego de perder una demanda contra el gobierno para recuperar impuestos no pagados por sus ganancias de 1970 a 1990. Además, al igual que otros actores de su época, los problemas de salud absorbieron con rapidez los recursos que le quedaban.

Por su parte, su hermano “Tín Tan”, quien filmó más de 100 películas de la “época de oro” del cine mexicano, derrochó prácticamente todas sus ganancias en fiestas, apuestas y autos de lujo. Se hizo de enormes deudas, por lo que enfrentó varias demandas y embargos de casi todas sus propiedades.