Mexican filmmaker wins Leoncino d’Oro Award at Venice Film Festival

Youth jury chose Michel Franco’s New Order for one of the festival’s collateral awards

Mexican filmmaker Michel Franco has won the Leoncino d’Oro Award at the Venice Film Festival for Nuevo Orden, a film depicting a dystopian version of Mexico in the not-so-distant future.

The honor is one of several collateral awards at the festival and was presented by the Youth Jury, composed of 28 film-lovers between 18 and 25 from each of the countries in the European Union. The film is also in contention for the prestigious Golden Lion grand prize, which will be awarded Saturday evening.

Franco is no stranger to the awards stage. New Order, as the film is called in English, is his sixth feature film as director. Previous efforts have also won him prizes on the international film festival circuit, including a best screenplay award at the Cannes Film Festival for the 2015 film Chronic starring Tim Roth, and a Cannes Jury Prize for April’s Daughter in 2017.

New Order, which stars Diego Boneta, Naian González Norvind, Mónica del Carmen and Dario Yazbek Bernal, tells a tale of inequalities and political and social conflicts as the upper class in Mexico is replaced by a militaristic regime. It delves into racism, classism, poverty and wealth in ways that are uncomfortably reflective of the current unrest in several parts of the world, critics say.

The film opens with an opulent party for the wedding of an upper-class couple from Mexico City, which is interrupted when a legion of desperate people massacre the guests, marking the beginning of an insurrection in the streets that ends in a violent military coup that plunges the country into fascism.

Unflinching cinematography depicts shocking and brutal scenes of assaults, rapes, executions, torture, blackmail and corruption.

“It’s a dystopian movie to say, ‘Let’s not get there,’” Franco, 41, explained.

Reviews have been universally positive so far.

“Audiences might conceivably be divided on the vicious gut-punch of Franco’s approach, but as a call for more equitable distribution of wealth and power, it’s terrifyingly riveting,” the Hollywood Reporter writes.

“At its heart, it argues that social inequality is presently so great that violence is inevitable. It’s set in Mexico, but it could be anywhere,” says Cineuropa.

The film was screened Thursday night and drew a standing ovation from the audience and critics. The following morning Franco learned he had received the Youth Jury prize, and by this afternoon, Mexico time, he will know if New Order will be awarded the Golden Lion.

“You never should think about awards because you will be disappointed if they don’t happen,” Franco says. “I’m already happy seeing how things went and I hear that the film is considered daring and strong; they say that it is my most commercial film with a universal theme.”

After Venice, Franco goes to the San Sebastián Festival in Spain September 18.

Source: Milenio

La actriz británica Vanessa Kirby tras ganar la Coppa Volpi a la mejor actriz por su papel en “Pieces of a woman” de Kornel Mundruczo.

Venecia premia el cine de autor de EEUU y la distopía del mexicano Franco

Con la conmovedora película “Nomadland”, la directora estadounidense Chloé Zhao, de 38 años, se convierte en la primera mujer en recibir el León de Oro en 10 años

La oda a los trabajadores nómadas realizada por una joven cineasta de Estados Unidos se consagró este sábado en el Festival de Cine de Venecia que premió también la feroz distopía del mexicano Michel Franco.

Con la conmovedora película “Nomadland”, la directora estadounidense Chloé Zhao, de origen chino, de 38 años, se convierte en la primera mujer en recibir el León de Oro en 10 años.

Aplaudida por el público y por la crítica, Zhao se hizo con el máximo galardón con un filme sobre los ciudadanos “invisibles”, gente que viaja en furgonetas por todo el país en busca de trabajo, protagonizado por la premiada actriz Frances McDormand, ganadora de dos Óscar.

“¡Muchas gracias por este León de Oro!”, agradecieron las dos a través de un mensaje de video enviado desde Estados Unidos, ya que no pudieron viajar debido a las restricciones sanitarias impuestas por la pandemia de coronavirus.

La película, entre las pocas producciones estadounidenses que participaron en la 77ª edición del festival veneciano, dirigida, escrita y montada por Zhao, entra así en la lista de cintas candidatas al Óscar tras pasar por Venecia, como ocurrió con “Joker” de Todd Phillips el año pasado.

El jurado, presidido por la actriz australiana Cate Blanchet, galardonó también al realizador mexicano Michel Franco con el León de Plata-Gran Premio del Jurado por su filme “Nuevo Orden”, una metáfora despiadada de México y del mundo moderno, azotado por las diferencias sociales, el racismo y las desigualdades.

Con escenas impactantes y brutales, entre asaltos, violaciones, ejecuciones, torturas, chantajes y corrupción, la película narra una insurrección que termina en un violento golpe militar.

Una advertencia –
“Empecé este filme hace cinco años y no tenía idea de que esa distopía que imaginaba estaba tan cerca de la realidad, con las manifestaciones en Chile, Colombia, Hong Kong, el movimiento ‘Black Lives Matter'”, comentó Franco, 41 años, al recibir personalmente el premio en Venecia.

“No quiero ser pesimista. Este filme lo hice para que las cosas cambien (.. ) Hay que tener confianza en el futuro”, lanzó desde el Palacio del Cine.

“Es una antiutopía, para decir: ‘no lleguemos a eso'”, había explicado la víspera el realizador en una entrevista a la AFP.

El jurado galardonó también con el León de Plata a la Mejor Dirección al director japonés Kiyoshi Kurosawa por “Los amantes sacrificados”.

En cuanto a los intérpretes, la británica Vanessa Kirby, que se dio a conocer gracias a la serie “The Crown”, obtuvo el premio a la mejor actuación por su primer papel como protagonista en el filme “Pieces of a woman” de Kornel Mundruczo.

El actor italiano Pierfrancesco Favino fue premiado por su papel en “Padrenostro” de Claudio Noce, una historia ambientada en los llamados “años de plomo” en Italia.

La primera Mostra de la era coronavirus se consagró con un balance positivo tras haber registrado cero contagios del virus.

Sin las estrellas de Hollywood ni el público de aficionados y cazadores de selfis en el tapete rojo, el festival, que programó mucho cine independiente realizado por mujeres, se llevó a cabo en condiciones particulares, según una serie de medidas sanitarias estrictas, sin colas, ni aglomeraciones, con los espectadores sentados a distancia, con una silla vacía en cada lado.

El primer gran festival internacional que se celebra en plena pandemia, duró diez días como es la tradición y será recordado como la edición de las mascarillas, con artistas, organizadores y periodistas con el rostro semicubierto.

AFP