Resuelven el misterio de la muerte de cientos de elefantes en Botsuana

Entre mayo y junio de este año, cientos de elefantes aparecieron muertos en el transcurso de solo dos meses en Botsuana.

Las imágenes de los cuerpos sin vida se multiplicaban y eran desgarradoras.

Botsuana alberga un tercio de la población de elefantes en declive de África.

Nadie sabía la razón de esta muerte masiva. Hasta este lunes.

Autoridades de vida silvestre locales informaron que toxinas producidas por algas microscópicas en el agua fueron la causa de la muerte de cientos de ejemplares.

Las autoridades dicen que ahora se sabe que un total de 330 elefantes murieron por ingerir cianobacterias.

Se descartó la caza furtiva como causa de muerte.

Cambio climático
Las cianobacterias son bacterias tóxicas que pueden aparecer de forma natural en el agua estancada y, a veces, crecer en gran medida convirtiéndose en lo que comúnmente se llaman algas verdiazules.

Los científicos advierten que el cambio climático puede hacer que estos acontecimientos, conocidos como floraciones tóxicas, sean más probables, porque se favorecen del agua caliente.

Los hallazgos se producen tras meses de pruebas en laboratorios especializados en Sudáfrica, Canadá, Zimbabue y Estados Unidos.

Muchos de los elefantes muertos se encontraron cerca de charcas de agua, pero hasta ahora las autoridades habían dudado que las bacterias fueran las culpables porque estas aparecen en los bordes de los estanques y los elefantes tienden a beber de la parte media.

“Nuestras últimas pruebas han detectado que las neurotoxinas cianobacterianas son la causa de las muertes. Estas son bacterias que se encuentran en el agua”, dijo este lunes el veterinario principal del Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales, Mmadi Reuben, en una conferencia de prensa.

Las muertes “cesaron a fines de junio de 2020, coincidiendo con el secado de los estanques (de agua)”, según lo cita la agencia AFP.

Los informes de junio señalaron que no les habían removido los colmillos, lo que significaba que la caza furtiva no era una explicación probable.

También se ha descartado el envenenamiento por ántrax, según el alto funcionario del departamento de vida silvestre, Cyril Taolo.

Pero aún quedan dudas sobre las muertes, dijo Reuben a periodistas.

“Todavía tenemos muchas preguntas por responder, como por qué solo los elefantes y por qué solo esa área. Tenemos una serie de hipótesis que estamos investigando”, aseguró.

Los cientos de cadáveres fueron detectados con la ayuda de reconocimientos aéreos a principios de este año.

“Sin precedentes”
Niall McCann, de la organización benéfica National Park Rescue, con sede en Reino Unido, le dijo anteriormente a la BBC que los conservacionistas locales alertaron al gobierno por primera vez a principios de mayo.

“Detectaron 169 (cuerpos de elefantes muertos) en un vuelo de tres horas”, enumeró. “Poder ver y contar tantos en un vuelo de tres horas fue extraordinario”, calificó.

“Esto no tiene precedentes”, enfatizó.

Veinticinco elefantes de un grupo murieron recientemente en el país vecino Zimbabue. Se han enviado muestras de prueba a Reino Unido para su análisis.

¿Qué son las cianobacterias?

Las cianobacterias, también conocidas como algas verdiazules, se encuentran en todo el mundo, especialmente en aguas tranquilas y ricas en nutrientes.
Algunas especies de cianobacterias producen toxinas que afectan a animales y humanos.
Las personas pueden estar expuestas a toxinas cianobacterianas al beber o bañarse en agua contaminada.
Los síntomas incluyen irritación de la piel, dolores de estómago, vómitos, náuseas, diarrea, fiebre, dolor de garganta y de cabeza.
Los animales, las aves y los peces también pueden resultar envenenados por altos niveles de cianobacterias productoras de toxinas. Fuente: OMS

Mystery of hundreds of elephant deaths in Botswana solved

Toxic algae blamed, but mystery remains about why only elephants, not other animals, were affected

The sudden deaths of some 330 elephants in northwestern Botswana earlier this year may have occurred because they drank water contaminated by toxic blue-green algae, the government announced Monday.

The elephants in the Seronga area died from a neurological disorder that appears to have been caused by drinking water tainted by “a toxic bloom of cyanobacterium in seasonal pans (water sources) in the region,” said Cyril Taolo, acting Director of the Department of Wildlife and National Parks.

The unexplained deaths ceased after the water pans dried up, said Taolo, in a press conference in Gaborone, the capital.

No other wildlife species were affected by the toxic water in the Seronga area, close to Botswana’s famed Okavango Delta, said Taolo. Even scavengers, like hyenas and vultures, observed feeding on the elephant carcasses showed no signs of illness, he said.

Taolo maintained neurotoxins from cyanobacteria living in contaminated water could have affected the transmission of neurologic signals within an animal, causing paralysis and death, predominantly related to respiratory failure.

“Neurologic signs were reversed in an animal receiving an opiate antagonist during field immobilization, suggesting the clinical signs arose from some process affecting the animal’s neurologic receptors,” said Taolo.

He, however, could not explain why these toxins did not affect any other animals drinking the affected water. He also ruled out human efforts like anthrax, poaching and sabotage.

“A monitoring plan of seasonal water-pans on a regular basis to track such future occurrences will be instituted immediately and will also include capacity building to monitor and test for toxins produced … by cyanobacteria,” said Taolo. By The Associated Press