Opinión por Mykey Arthrell

En medio de todo el revuelo de la campaña presidencial, muchos tulsanos pueden haber olvidado que también hay carreras municipales que se decidirán el 3 de noviembre, la segunda vuelta debido a resultados no concluyentes en las elecciones de agosto. Lo que los votantes deben tener en cuenta es que las carreras como la del Ayuntamiento a menudo tienen un impacto más directo y significativo en sus vidas diarias que las contiendas de perfil más alto, un hecho que este año se ha puesto muy de relieve, ya que los líderes de las ciudades han luchado por enfrentarse a una pandemia mortal y a una justicia racial.

El gobierno de la ciudad necesita líderes de carácter fuerte dispuestos a dejar de lado la retórica partidista y tomar decisiones difíciles basadas en lo que es mejor para todos los habitantes de Tulsa, en lugar de buscar sesiones fotográficas predecibles y fragmentos de sonido incendiarios. Lamentablemente, el titular del consejo del distrito 5 no es tal líder, pero La Semana cree que su retador, Mykey Arthrell, posee las cualidades necesarias para representar al distrito 5 y la ciudad de Tulsa con honor, integridad e inteligencia.

Arthrell, que tiene más de 17 años de experiencia en servicios sociales y defensa, conoce las necesidades de la gente de Tulsa y tiene una visión clara para llevar al gobierno de la ciudad. Arthrell’s Tulsa es una ciudad en la que se prioriza la educación de nuestros hijos y los enfermos mentales son tratados con humanidad en lugar de ser recluídos en la cárcel del condado.

Él cree en una ciudad donde el departamento de policía es realmente una parte de la comunidad, donde la vivienda es asequible para todos y el transporte público es una opción de primera opción en lugar de la única opción o el último recurso.

Arthrell trabajará para hacer de Tulsa un lugar donde la igualdad para todos sea la norma y no un objetivo distante.

Pero tal vez la razón más convincente para elegir a Arthrell es que encarna una cualidad que a menudo falta en los funcionarios electos: la empatía. Arthrell es más de escuchar que de juzgar, está abierto a nuevas ideas y da la bienvenida a un debate sano y civilizado.

Ya sea que vote por correo, temprano en persona o en las urnas el 3 de noviembre, si vive en el Distrito 5 asegúrese de marcar su boleta por Mykey Arthrell para el Concejo Municipal.

Mykey Arthrell

Opiníon For Mykey Arthrell

Amidst all of the hype of the presidential campaign, many Tulsans may have forgotten that there are also municipal races to be decided on November 3, runoffs due to inconclusive results in the August election. What voters should keep in mind is that races such as that for City Council often have a more direct and significant impact on their daily lives than do higher profile contests, a fact brought sharply into focus this year as city leaders struggled to contend with both a deadly pandemic and a racial justice reckoning.

City government needs leaders of strong character willing to set aside partisan rhetoric and make the difficult decisions based on what is best for all Tulsans rather than seeking out predictable photo-ops and inflammatory sound bites. Sadly, Council District 5’s incumbent is not such a leader, but La Semana believes his challenger, Mykey Arthrell, possesses the necessary qualities to represent District 5 and the City of Tulsa with honor, integrity, and intelligence.

Arthrell, who has over 17 years’ experience in social service and advocacy, knows the needs of the people of Tulsa and has a clear vision to bring to city government. Arthrell’s Tulsa is one where our children’s education is prioritized and the mentally ill are treated humanely rather than incarcerated in the county jail.

He believes in a city where the police department is truly a part of the community, where housing is affordable to all, and public transportation is an option of first choice rather than the only choice or the last resort.

Arthrell will work to make Tulsa a place where equality for everyone is the norm rather than a distant goal.

But perhaps the most compelling reason to elect Arthrell is that he embodies a quality too often missing in elected officials – empathy. Arthrell listens rather than judges, is open to new ideas and welcomes healthy and civil debate.

Whether you vote by mail, early in person, or at the polls on November 3, if you live in District 5 make sure to mark your ballot for Mykey Arthrell for City Council.