Ex reclusos podrían obtener una identificación estatal / Bill would provide ex-inmates with state ID

OKLAHOMA CITY – Los representantes estatales presentaron un proyecto de ley para brindar a las personas que salen de prisión un camino más fácil para recibir licencias de conducir y exigir que el departamento de seguridad pública proporcione a los presos identificaciones estatales y otra documentación relevante para ayudar a obtener un empleo posterior a la liberación.

La representante estatal Nicole Miller (republicana por Edmond) presentó una legislación para reducir el alcance con el que se pueden revocar las licencias de conducir después de un delito. El Proyecto de Ley 1795 de la cámara de representantes le da al departamento de seguridad pública de Oklahoma (DPS) flexibilidad para trabajar con las personas caso por caso.

El estatuto actual permite al DPS suspender o revocar la licencia de un acusado después del arresto por ciertos delitos, un proceso completamente separado de cualquier proceso penal posterior a un arresto.

El proyecto de ley también actualiza cuándo se podría revocar una licencia por no pagar multas y tarifas. El estatuto actual revoca las licencias después de no pagar una sola multa, pero la HB1795 daría más flexibilidad a los tribunales y al DPS antes de la revocación.

Miller llevó a cabo un estudio provisional sobre el tema en 2019 después de que un elector preguntara por las formas de agilizar el proceso para que su hijastro recibiera su licencia después de que fuera suspendida debido a un delito penal no vehicular. Estuvo sin licencia durante 16 años.

“Es increíblemente difícil para una persona condenada por un delito recibir sus licencias una vez cumplida la sentencia, y esta barrera para el reingreso impide que muchos habitantes de Oklahoma busquen empleo y educación”, dijo Miller. “Creo que podemos proteger la seguridad pública y al mismo tiempo alentar a las personas que han dejado el encarcelamiento a convertirse en miembros productivos de la sociedad”.

Miller modeló la legislación a partir del proyecto de ley 1298 de la cámara de representantes del año pasado, que se estancó en el proceso legislativo después de que la sesión se detuviera debido a la pandemia de COVID-19.

La representante estatal Marilyn Stark (R-Bethany) presentó el Proyecto de Ley de la cámara 1679 para requerir que el departamento de correcciones de Oklahoma (DOC) identifique a los reclusos que abandonan la custodia dentro de los próximos nueve meses y comience a recopilar cierta documentación para ayudar al recluso a obtener un empleo posterior a la liberación, incluida una identificación estatal de dos años.

Otra documentación incluye registros de capacitación vocacional, registros de trabajo, tarjetas de identificación emitidas por el estado, certificados de nacimiento, tarjetas del seguro social y hojas de vida. En 2019, Stark llevó a cabo un estudio provisional sobre el suministro de identificaciones estatales a los reclusos tras su liberación.

Bill would provide ex-inmates with state ID

OKLAHOMA CITY – State representatives will consider legislation to provide people leaving incarceration with an easier path to receive reinstated drivers licenses and to require the Dept. of Public Safety to provide inmates with state IDs, and other relevant documentation to assist in obtaining post-release employment.

State Rep. Nicole Miller (R-Edmond) filed legislation to narrow the scope with which drivers licenses may be revoked following a criminal offense. House Bill 1795 gives the Oklahoma Dept. of Public Safety (DPS) flexibility to work with individuals on a case-by-case basis.

Current statute allows DPS to suspend or revoke a defendant’s license after arrest for certain crimes, an entirely separate process from any criminal proceedings following an arrest.

The bill also updates when a license could be revoked for failure to pay fines and fees. Current statute revokes licenses after failure to pay a single fine, but HB1795 would give more flexibility to the courts and DPS before revocation.

Miller held an interim study on the issue in 2019 after a constituent asked ways to streamline the process for her stepson to receive his license back after it was suspended due to a non-vehicular criminal offense. He was without a license for 16 years.

“It is incredibly difficult for someone convicted of a crime to receive their licenses once their sentence has been served, and this barrier to reentry prevents many Oklahomans from pursuing employment and education,” Miller said. “I believe that we can protect public safety while also encouraging people who have left incarceration to become productive members of society.”

Miller modeled the legislation after last year’s House Bill 1298, which was stalled in the legislative process after session was paused due to the COVID-19 pandemic.

State Rep. Marilyn Stark (R-Bethany) filed House Bill 1679 to require the Oklahoma Dept. of Corrections (DOC) to identify inmates leaving custody within the next nine months and begin gathering certain documentation to assist the inmate in obtaining post-release employment, including a two-year state ID.

Other documentation includes vocational training records, work records, state-issued identification cards, birth certificates, Social Security cards and resumes. In 2019, Stark held an interim study over providing state IDs for inmates upon their release.