Oklahoma tiene la 12ª tasa más alta de cáncer de pulmón del país / Oklahoma Has the 12th Highest Rate of Lung Cancer in the U.S.

A pesar de los esfuerzos concertados de salud pública en la prevención del cáncer y las nuevas innovaciones en el diagnóstico y el tratamiento a lo largo de los años, el cáncer sigue siendo la segunda causa de muerte en Estados Unidos después de las enfermedades cardiovasculares. Y de todos los sistemas corporales que el cáncer puede atacar, el cáncer de pulmón se encuentra entre los más comunes y peligrosos en el país, uno de cada 16 estadounidenses será diagnosticado con cáncer de pulmón en su vida. Anualmente, se producen alrededor de 230.000 nuevos diagnósticos de cáncer de pulmón, el equivalente a uno cada 2,3 minutos.

Un análisis reciente de datos de la oficina del censo y los centros para el control y la prevención de enfermedades, realizado por investigadores de Filterbuy, encontró que entre 2013 y 2017, se notificaron un promedio de 3,098 nuevos cánceres de pulmón por año en Oklahoma. Durante el mismo período, hubo un promedio de 2,366 muertes por cáncer de pulmón por año. Con una tasa ajustada por edad de 67,4 nuevos cánceres de pulmón por cada 100.000 residentes, Oklahoma tiene la duodécima tasa más alta de cáncer de pulmón entre todos los estados del país y el Distrito de Columbia.

Aunque el cáncer de pulmón puede afectar a personas de cualquier edad, las personas mayores son más propensas a contraer y morir por él. Después de toda una vida de exposición a posibles carcinógenos como el asbesto y de acumular hábitos poco saludables como el tabaquismo, los riesgos de desarrollar cáncer aumentan con la edad. A medida que la población estadounidense y los llamados baby boomers envejecen, es probable que los casos de cáncer de pulmón aumenten en números brutos por esa razón.

Las tendencias ya lo confirman. Si bien la tasa ajustada por edad de casos de cáncer de pulmón ha disminuido en las últimas dos décadas, el número total de nuevos cánceres aumentó de alrededor de 190.000 en 1999 a más de 220.000 en 2017.

Un número creciente de casos es preocupante porque el cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer por un margen sustancial, a pesar de ser sólo la tercera forma más comúnmente diagnosticada. Tanto el cáncer de mama como el de próstata son más comunes, pero el cáncer de pulmón provoca más muertes que los cánceres de mama y próstata combinados.

La geografía es otro factor que afecta la distribución de casos y muertes por cáncer de pulmón. Los estados del sureste, particularmente en la región de los Apalaches, lideran en nuevos casos de cáncer de pulmón por cada 100.000 habitantes ajustados por edad y, como era de esperar, los cinco estados con mayor número de casos nuevos: Kentucky, West Virginia, Arkansas, Mississippi y Tennessee. también se encuentran entre los cinco primeros en cuanto a tasas de muerte por cáncer de pulmón. La concentración de cáncer de pulmón en los Apalaches no es sorprendente dados los desafíos cada vez mayores de la pobreza y los malos resultados de salud en la región. Además, los principales estados de Kentucky y Virginia Occidental tienen un riesgo adicional: los dos estados han empleado tradicionalmente una gran parte de su fuerza laboral en la minería del carbón, un campo que está fuertemente correlacionado con enfermedades pulmonares, incluido el cáncer.

Para obtener más información, una metodología detallada y resultados completos, puede encontrar el informe original en el sitio web de Filterbuy: https://filterbuy.com/resources/counties-with-highest-lung-cancer-rates/

Oklahoma Has the 12th Highest Rate of Lung Cancer in the U.S.

Despite concerted public health efforts in cancer prevention and new innovations in diagnosis and treatment over the years, cancer remains America’s second-leading cause of death after cardiovascular disease. And of all the bodily systems that cancer can attack, cancer of the lungs is among the most common and most dangerous in the U.S. One in 16 Americans will be diagnosed with lung cancer in their lifetimes. On an annual basis, around 230,000 new lung cancer diagnoses occur in the U.S.—the equivalent of one every 2.3 minutes.

A recent analysis of data from the U.S. Census Bureau and the Centers for Disease Control and Prevention, conducted by researchers at Filterbuy, found that between 2013 and 2017, an average of 3,098 new lung cancers were reported per year in Oklahoma. Over the same period, there was an average of 2,366 lung cancer deaths per year. With an age-adjusted rate of 67.4 new lung cancers per 100,000 residents, Oklahoma has the 12th highest rate of lung cancer among all U.S. states and the District of Columbia.

Although lung cancer can strike people of any age, older individuals are more likely to contract and die from it. After a lifetime of exposure to potential carcinogens like asbestos and accumulated unhealthy habits like smoking, individuals’ risks of developing cancer increase with age. As the American population gets older due to the aging of the Baby Boomers, lung cancer cases are likely to increase in raw numbers for that reason.

Trends already bear this out. While the age-adjusted rate of lung cancer cases has declined over the last two decades, the total number of new cancers increased from around 190,000 in 1999 to more than 220,000 in 2017.

A rising number of cases is worrisome because lung cancer is the leading cause of cancer death by a substantial margin, despite being only the third most commonly diagnosed form. Both female breast and prostate cancer are more common, but lung cancer leads to more deaths than breast and prostate cancers combined.

Geography is another factor affecting the distribution of lung cancer cases and deaths. States in the Southeast, particularly in the Appalachian region, lead the United States in new lung cancer cases per 100,000 age-adjusted population, and predictably, the top five states for new cases—Kentucky, West Virginia, Arkansas, Mississippi, and Tennessee—are also the top five for rates of lung cancer deaths. The concentration of lung cancer in Appalachia is unsurprising given the reinforcing challenges of poverty and poor health outcomes in the region. Further, leading states Kentucky and West Virginia have an additional risk: the two states have traditionally employed a large share of its workforce in coal mining, a field that is strongly correlated with lung diseases including cancer.

For more information, a detailed methodology, and complete results, you can find the original report on Filterbuy’s website: https://filterbuy.com/resources/counties-with-highest-lung-cancer-rates/