China reportó la primera muerte de un humano por un raro virus que transmiten los monos

Un veterinario de Beijing falleció después de infectarse con una cepa del Herpes B de los primates: ataca el sistema nervioso central y causa inflamación en el cerebro

La primera víctima documentada del virus fue un veterinario de 52 años en Beijing, China, revelaron los oficiales de salud chinos tras publicar un reporte este sábado.

Según el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades, la víctima trabajaba en un centro de investigación especializado en la cría de primates la cual llevó a cabo la disección de dos monos en los últimos meses. Un mes después de la experimentación, la víctima falleció con síntomas como náuseas y vómitos. Muestras de saliva y de sangre fueron enviadas al centro chino para el control y la prevención de enfermedades en abril, donde investigadores encontraron la presencia del virus “Mono B”. Tanto un médico como una enfermera que habían tenido contacto estrecho con la víctima, han dado negativo tras el testeo del virus.

El virus ‘Mono B’, también llamado el virus del herpes B, es prevalente entre monos macacos pero extremadamente raro, y en ciertas ocasiones mortal cuando se transmite a los humanos. En humanos tiende a atacar el sistema nervioso central y causar inflamación en el cerebro, conduciendo a una pérdida de conciencia, explicó Kentaro Iwata, un experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Kobe en Tokyo: “Si no se trata, hay una tasa de mortalidad de alrededor del 80 por ciento”.

Se han reportado menos de 100 infecciones en humanos del virus desde el primer caso de contagio de primates a humanos en 1932, la mayoría provenientes de América del Norte, en donde los investigadores tienden a estar más conscientes de la enfermedad, dice Iwata. Es probable que haya casos del virus que no hayan sido detectados, pero los expertos todavía creen que es una condición extremadamente rara entre los humanos.

Las víctimas tienden a ser veterinarios, científicos o investigadores los cuales trabajan directo con primates y podrían ser expuestos a sus fluidos corporales a través de rasguños, mordidas o disecciones. En 1997, un investigador falleció seis semanas después de que un mono enjaulado le arrojará una gota de líquido a la cara y le golpeara el ojo.

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU, solo ha habido un caso documentado de un contagio de humano a humano.

Tanto el ‘Herpes B’ como el Coronavirus, son la “consecuencia de saltos de especies” dijo Nikolaus Osterrieder, decano de la Universidad del Jockey Club de Medicina Veterinaria y Ciencias de la Vida en Hong Kong.

“Pero la diferencia importante es que en el caso del herpes B, es un callejón sin salida. No trata de saltar de un ser humano a otro “, agregó. “El SARS-CoV-2, por otro lado, adquirió la capacidad de propagarse en un nuevo huésped”.

Osterrieder expresó que por más que el virus esté muy bien adaptado a monos macacos, es improbable que empiece a dotar de cierta manera para contagiar a los humanos.

No obstante, tanto él como Iwata enfatizaron que esperan que más personas aprendan sobre la enfermedad y tomen las precauciones de seguridad adecuadas, especialmente cuando interactúan con monos en entornos que no son de investigación, como en un zoológico o en la naturaleza.

Los funcionarios de Florida debatieron el año pasado qué hacer con una población de monos rhesus que se multiplica rápidamente, una atracción turística emergente, muchos de los cuales portaban el virus del herpes B.

Las autoridades de salud chinas dijeron que el descubrimiento del virus Mono B en humanos sugiere que podría “representar una amenaza zoonótica potencial para los trabajadores ocupacionales”, y agregó que es necesario “fortalecer la vigilancia en macacos de laboratorio y trabajadores ocupacionales”. En la plataforma China Weibo, la noticia del fallecimiento del veterinario ha sido vista más de 110 millones de veces.

“Aparte de los investigadores, la mayoría de la gente debería mantenerse alejada de los animales salvajes”, decía una publicación con varios miles de me gusta. “Es posible que desee estar cerca de la naturaleza, pero la naturaleza no quiere estar cerca de usted”.

La semana pasada, funcionarios de salud del condado de Dallas en Texas informaron el caso de un hombre con un caso raro de varicela del mono, que también puede transmitirse cuando el animal muerde o araña a las personas.

China reports first human death from rare Monkey B virus

The virus is prevalent among macaque monkeys but infections in people are extremely rare.

China has reported the first human infection and death in the country caused by a rare infectious disease found in primates known as the Monkey B virus.

The Chinese Center for Disease Control and Prevention said a 53-year-old veterinary surgeon who worked in a research institute specializing in nonhuman primate breeding in Beijing dissected two monkeys in March and became ill about a month later.

He began experiencing nausea, vomiting, fever and neurological issues, and died in May.

Blood and saliva samples were tested and researchers in April found evidence of the Monkey B virus, also known as the herpes B virus.

Researchers said a male doctor and female nurse who were in close contact with the victim tested negative for the virus.

The Monkey B virus is prevalent among macaque monkeys but infection among humans is extremely rare. Since the virus was identified in 1932, just 50 cases have been reported, with the majority of those in North America. Untreated B virus infections in humans are serious, however, with a fatality rate of about 80 percent.

Symptoms include fever, shortness of breath, and progress to more serious complications such as swelling of the brain and spinal cord.

Laboratory workers and veterinarians in close contact with the animals are most at risk as people typically get infected with the virus if they are bitten or scratched by an infected macaque, or have contact with the monkey’s eyes, nose or mouth.

But the virus is unlikely to mutate in a way that poses a problem to the general population. Just one case of human-to-human transmission of the virus has ever been documented.
By Joseph Guzman | July 19, 2021