El ahogamiento se puede prevenir: disfruta del verano de forma segura / Drowning is preventable: enjoy the summer safely

Por William R. Wynn | TULSA, OK

El verano está en pleno apogeo, y los numerosos y hermosos lagos y ríos de Oklahoma atraen a miles de visitantes cada fin de semana, y las piscinas, tanto públicas como privadas, se utilizan con frecuencia. Sin embargo, aunque el agua puede proporcionar un refrescante alivio del calor del verano, también puede resultar mortal, y tras las dos nuevas y trágicas muertes por ahogamiento que se produjeron en el estado el pasado fin de semana, se insta a los residentes del estado de Sooner a extremar la seguridad dentro y fuera de las masas de agua.

Con 13 muertes por ahogamiento reportadas en Oklahoma hasta el 19 de julio, al estado le está yendo mucho mejor este año que en 2020, que en ese momento ya había visto morir a 44 personas en el agua, incluidos ahogamientos resultantes de accidentes de navegación. Sin embargo, el año pasado fue un verano especialmente mortal, con al menos tres veces el número habitual de ahogamientos.

El ahogamiento, al igual que otras causas de muerte, tiene un impacto desproporcionado en diferentes grupos demográficos.

Según la National Drowning Prevention Alliance (NDPA), el ahogamiento es la principal causa de muerte entre los niños de 1 a 4 años, y solo se necesitan unos segundos para que un niño se deslice debajo de la superficie y comience a inhalar agua. La NDPA dijo que el 88% de los niños que se ahogan están bajo la supervisión de un adulto, y el 60% de los niños que se ahogan están a menos de 10 pies o menos de seguridad. Entonces, incluso si está en su propio patio trasero, es importante vigilar de cerca a sus hijos más pequeños cuando juegan en la piscina.

A la gente le gusta divertirse los fines de semana y, a menudo, el alcohol forma parte de las festividades. Pero el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU., Que opera numerosas áreas recreativas a lo largo de las más de 11,000 millas de costa de Oklahoma, dice que el alcohol y el agua pueden ser una combinación mortal.

“Cuando está bajo el agua y bajo la influencia del alcohol o las drogas, puede sufrir una afección del oído interno (laberintitis calórica) que lo desorienta y no sabe en qué dirección sube”, afirma el Cuerpo en su sitio web. “Además, los navegantes pueden desarrollar ‘hipnosis de navegante’, una condición en respuesta al sol, viento, ruido, vibración y movimiento que causa fatiga y ralentiza su tiempo de reacción. Combinar esa condición con alcohol o drogas reduce en gran medida su coordinación, juicio y tiempo de reacción, lo que podría tener consecuencias mortales”.

Los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) muestran que los blancos son, con mucho, los más propensos a morir ahogados, con los negros y los hispanos aproximadamente empatados en segundo lugar. Los hispanos son más propensos que los negros a ahogarse en cuerpos de agua naturales, y los negros a menudo se ahogan en piscinas.

En todos los grupos étnicos, los hombres tienen muchas más probabilidades de ahogarse que las mujeres.

Pero si bien las estadísticas pueden ser informativas, son de poco consuelo para las familias que han perdido a un hijo, un hermano o un padre por una de las causas de muerte más constantes y evitables.

El Cuerpo de Ingenieros fomenta el uso de chalecos salvavidas aprobados, incluso en aquellos que saben nadar. Los lagos y ríos de Oklahoma tienen fuertes corrientes ocultas debajo de la superficie, que pueden resultar fatales incluso para los nadadores experimentados.

“No dependa de juguetes flotantes o llenos de aire”, declaró el Cuerpo. “No hay sustituto para un chaleco salvavidas, especialmente si eres un nadador débil o no. Los juguetes inflables como las alas de agua no son confiables para mantener a los niños a flote y pueden desinflarse en segundos. Las balsas inflables o las cámaras de aire pueden flotar fácilmente en aguas profundas y es posible que se escapen inesperadamente de usted o de su hijo. Las consecuencias podrían ser fatales”.

Así que disfrute del clima cálido y los grandes tesoros naturales de agua que el estado tiene para ofrecer, pero hágalo de manera segura y sabia para mantener los recuerdos felices del verano. (La Semana)

Drowning is preventable: enjoy the summer safely

By William R. Wynn | TULSA, OK

Summer is in full swing, and Oklahoma’s many beautiful lakes and rivers draw thousands of visitors each weekend, and swimming pools both public and private are in frequent use. But while water can provide refreshing relief from the summer heat, it can also prove deadly, and on the heels of at least two more tragic drowning deaths in the state over the past weekend, residents of the Sooner State are being urged to exercise greater safety in and around bodies of water.

With 13 reported drowning deaths in Oklahoma as of July 19, the state is doing far better this year than in 2020, which by this time had already seen 44 people die in the water, including drownings resulting from boating accidents. However, last year was an especially deadly summer, with at least three time the usual number of drownings.

Drowning, like other causes of death, impacts different demographics disproportionately.

According to the National Drowning Prevention Alliance (NDPA), drowning is the leading cause of death for children ages 1-4, and it only takes seconds for a child to slip below the surface and start inhaling water. The NDPA said that 88% of children who drown are under adult supervision, and 60% of children who drown are within 10 feet or less of safety. So even if you are in your own backyard, it’s important to keep a close eye on your youngest kids when they are playing in the pool.

People like to enjoy themselves on the weekend, and often alcohol plays a part in the festivities. But the US Army Corps of Engineers, which operates numerous recreational areas along Oklahoma’s more than 11,000 miles of shoreline, says that alcohol and water can be a Deadly Combination.
“When underwater and under the influence of alcohol or drugs you can suffer from an inner ear condition (caloric labyrinthitis) that causes you to become disoriented and not know which way is up,” the Corps states on its website. “Also, boaters can develop ‘boater’s hypnosis’ a condition in response to sun, wind, noise, vibration and motion which causes fatigue and slows your reaction time. Combining that condition with alcohol or drugs greatly reduces your coordination, judgment and reaction time, which could lead to deadly consequences.”

Data from the Centers for Disease Control and Prevention (CDC) show that whites are by far the most likely to die by drowning, with blacks and Hispanics roughly tied for second. Hispanics are more likely than blacks to drown in natural bodies of water, and blacks more often drown in swimming pools.

Across all ethnic groups, males are far more likely than females to drown.

But while statistics may be informative, they are little comfort to families who have lost a child, a sibling, or a parent to one of the most consistent, and most preventable causes of death.

The Corps of Engineers encourages the use of approved life jackets, even on those who know how to swim. Oklahoma’s lakes and rivers have strong currents hidden beneath the surface, which can prove fatal even to experienced swimmers.

“Don’t depend on floating or air-filled toys,” the Corps stated. “There is no substitute for a life jacket, especially if you are a weak or non-swimmer. Inflatable toys like water wings are not dependable to keep children afloat and can deflate in seconds. Inflatable rafts or inner tubes can easily float into deep waters and might slip away from you or your child unexpectedly. The consequences could be fatal.”

So enjoy the warm weather, and the great natural water treasures the state has to offer, but do so safely and wisely to keep the memories of summer happy ones. (La Semana)