La bronca de Lionel Messi ante las autoridades brasileñas: “Hace 3 días que estamos acá y estaban esperando que empezara el partido para venir”

El capitán argentino, junto con Lionel Scaloni, participaron de una charla en el campo de juego en la que también estaban Neymar y Tité, entre otros. El partido fue suspendido.

Este domingo el superclásico de las Américas vivió uno de los episodios más escandalosos de su historia después de que el partido que la Argentina y Brasil estaban disputando en San Pablo por las Eliminatorias quedara suspendido cuando se habían disputado apenas seis minutos. Fueron las autoridades sanitarias locales las que irrumpieron en el terreno de juego para indicar que había tres jugadores de la Albiceleste que no podían estar en la cancha debido a una decisión del gobierno.

Después de que un hombre con una papeleta en el bolsillo trasero de su jean informara que los futbolistas de la delegación argentina estaban incumpliendo con los protocolos de San Pablo, el conjunto de Lionel Scaloni se marchó del terreno rumbo a los vestuarios. Pocos minutos después, el capitán del equipo y el entrenador regresaron al césped para hablar con los jugadores brasileños.

Allí, la transmisión de TyC Sports capturó la charla que mantuvieron Messi, Scaloni, Casemiro, Neymar, Tité y un hombre que formó parte del grupo de personas enviados por las autoridades sanitarias para llevarse a los futbolistas argentinos que juegan en la Premier League. En la charla que parecía amistosa pero que marcaba dos puntos de vista claramente opuestos por lo sucedido, este sujeto indicaba que la delegación albiceleste había obrado de mala manera: “Lo hicieron de una manera equivocada. Se le avisó antes que los jugadores”.

Este hombre se refería a que este domingo más temprano, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) comunicó que Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso, Cristian Romero y Emiliano Buendía, habían mentido en su declaración jurada al ingresar al país y por lo tanto debían ser puestos en cuarentena o ser deportados de inmediato. Fue entonces que agentes de la Policía Federal se apersonaron al hotel para llevarse a estos jugadores que disputan la Premier League de Inglaterra.

Pero, el equipo argentino con el aval de la Conmebol y de la FIFA, desoyó a las autoridades y se presentó a disputar el duelo. Por eso enfureció Lionel Messi: ”Hace cuatro días que estamos acá. Nosotros llegamos acá.., intentó explicar antes de ser interrumpido en ese diálogo. Pero luego continuó: “Hace tres días que estamos acá y estaban esperando que empezara el partido para venir. ¿Por qué no avisaron antes? si no pasaba nada, hubiesen avisado, hubiesen venido”, insistió.

El delantero se mostró indignado porque el conjunto de Scaloni llegó a San Pablo el viernes, después de haberle ganado a Venezuela, y recién hoy fueron notificados por la Anvisa del conflicto en sus declaraciones juradas. Fue justamente por eso que el propio entrenado también se manifestó molesto: “¿Por qué no fueron a buscaron al hotel si están fuera de regla?. Hace tres días que estamos acá”.

Escándalo: el partido entre Brasil y Argentina quedó suspendido a los 6 minutos de juego por el ingreso de autoridades sanitarias

La causa: acusan a los jugadores que militan en Inglaterra (Emiliano Martínez, Cristian Romero, Giovani Lo Celso y Emiliano Buendía) de incumplir el protocolo sanitario, a pesar de que habían sido autorizados por FIFA y Conmebol

Escándalo en el duelo por Eliminatorias entre Brasil y Argentina en San Pablo. El partido comenzó y a los 6 minutos fue suspendido por el árbitro venezolano Jesús Valenzuela debido a que autoridades sanitarias ingresaron al campo de juego para evitar que Dibu Martínez, Cuti Romero, Giovani Lo Celso (más Emiliano Buendía, quien se quedó afuera del banco) disputaran el encuentro. Se trata de los futbolistas que militan en Inglaterra y que, en la previa del cotejo, habían sido acusados de incumplir el protocolo sanitario.

Tras varios momentos de zozobra en el hotel, las presencias de los jugadores habían sido confirmadas. A menos de tres horas para el inicio del duelo, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) aconsejó una cuarentena obligatoria para los futbolistas del seleccionado argentino Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso, Cristian Romero y Emiliano Buendía, procedentes del Reino Unido, y pidió que fueran impedidos de permanecer en el país por violar las normas migratorias relacionadas con la pandemia de coronavirus. Anvisa denunció que estos jugadores mintieron en la declaración jurada que firmaron al entrar a Brasil. provenientes de Caracas, omitiendo que hacía no menos de 14 días habían estado en Inglaterra.

Pero como estaban autorizados por FIFA y Conmebol, los futbolistas subieron al micro y se trasladaron al estadio. Transcurrieron los himnos, comenzó el cotejo, pero cerca de los bancos se podía observar un cúmulo de gente extraño, hablando con directivos e integrantes del campo de suplentes. Fue allí que ingresó una autoridad sanitaria, de remera negra y con una orden en el bolsillo trasero del pantalón, con la orden de llevar a aislamiento a los jugadores citados. Se interpusieron el Huevo Acuña y Scaloni, y la confusión reinó.

Ante el pedido de Anvisa, la delegación albiceleste optó por marcharse a los vestuarios. En el medio, se lo pudo ver a Messi conversando animadamente con Dani Alves, tal vez intentando entender qué sucedía. Luego, ya con la suspensión prácticamente consumada, hubo otro cónclave del que formaron parte la Pulga, Scaloni, Tite y otros jugadores. “Hace tres días que estamos acá, ¿estaban esperando que empezara el partido para venir?”, bramó el capitán, flamante refuerzo del PSG.

Vale recordar que Brasil llega badiezmado tras perder a 11 jugadores de su lista original a raíz de las trabas que interpusieron los clubes europeos por las cuarentenas que impondrían sus respectivos gobiernos a los futbolistas por viajar a Sudamérica. Estos nombres de peso son: Alisson, Fabinho, Roberto Firmino (Liverpool), Ederson, Gabriel Jesús (Manchester City), Thiago Silva (Chelsea), Fred (Manchester United), Richarlison (Everton), Raphinha (Leeds), Malcom y Claudinho (Zenit). Nueve de ellos, de la Premier. Sin embargo, los argentinos de la Premier no temieron a sanciones al viajar, avalados por la FIFA.

El partido, de la triple jornada de septiembre de las Eliminatorias sudamericanas, corresponde a la sexta fecha, que se debió suspender por el agravamiento de la pandemia en febrero pasado. Los árbitros cerraron planilla y la enviaron a la FIFA a través del sistema Comet.

¿Qué puede suceder? Si bien es un partido bajo el ámbito Conmebol, al ser Eliminatorias camino al Mundial de Qatar 2022, define la FIFA. Tras la suspensión, el caso será elevado al Tribunal competente, que resolverá qué debe ocurrir: quién ganará los puntos, si hay sanciones o si el duelo debe disputarse en otra fecha.

Pero lo que debía ser un clásico entre invictos, el primero luego de la final de la Copa América que Argentina le ganó a Brasil en el Maracaná, quedó manchado por una situación insólita, que deberá dilucidarse en los Tribunales de la FIFA.