“No siempre se puede golear y gustar”: la respuesta de Andrés Guardado por las críticas al Tri

El capitán de la Selección Mexicana alzó la voz y destacó que lo más importante en las eliminatorias es sumar puntos. México marcha como único líder de la clasificación

México camina firme en la eliminatoria mundialista en términos numéricos: dos victorias al hilo. Pero el funcionamiento no resulta convincente y ha merecido críticas por parte de prensa y afición. Andrés Guardado salió al quite para poner en justa proporción lo conseguido hasta ahora. “Lo más importante es sumar puntos. No siempre se puede golear y gustar”, destacó el capitán del seleccionado para TUDN.

También apuntó hacia la tensión con la que se debe lidiar en estos compromisos y cómo hay que salir adelante. “Partimos de sumar de a tres, como siempre se ha hablado, más la exigencia que tenemos de la afición y la prensa. En una eliminatoria es más difícil. Hay que darle valor a la victoria”, resumió el mediocampista del Betis.

El Principito puso la mira en el siguiente partido, que será medular para que el conjunto verde se mantenga en la cima de la clasificación. Y aprovechó, también, para destacar algunos aspectos del juego que deben usarse a favor para sacar puntos vitales. “Vamos contra Panamá. Con calma y humildad, y así tendremos una eliminatoria tranquila. El mensaje es ser inteligentes. Casi siempre estamos obligados a salir jugando. Hay veces que no se puede. Hay que ser inteligentes, entrar fuerte, usar las armas”.

Andrés Guardado puede decir que sabe de lo que habla. Este es el quinto proceso mundialista que vive como seleccionado nacional. Durante más de quince años, le ha tocado vivir de todo: eliminatorias cómodas en las que apenas hubo oposición, momentos traumáticos y la angustia del inminente fracaso.

El canterano atlista jugó en Alemania 2006, pero no tuvo actividad en las eliminatorias. En cambio, el tortuoso camino rumbo a Sudáfrica lo vivió en primera persona. México comenzó su andar con dos derrotas en sus dos primeras salidas (0-2 contra EEUU y 1-3 ante Honduras). El Hexagonal hizo valer su fama y terminó por devorarse al sueco Sven Goran Eriksson.

La ruta se enderezó gracias a Javier Aguirre. Guardado fue clave para llegar a la Copa del Mundo; entre otros factores, gracias a su anotación contra Costa Rica en San José con la que el Tri venció 3-0. Ya en Sudáfrica, Guardado no fue de la predilección del Vasco.

Con José Manuel de la Torre todo parecía ser diferente. El proceso arrancó de la mejor forma, pero el Hexagonal cambió radicalmente el panorama. México cayó ante Honduras en casa (1-2) y puso en riesgo su boleto a Brasil 2014. El Chepo se marchó pero nada mejoró. El Tri, ya con Víctor Manuel Vucetich, estuvo virtualmente fuera del Mundial. Finalmente, la selección accedió a la magna justa vía repechaje contra Nueva Zelanda y con Miguel Herrera en el timón.

Con Juan Carlos Osorio al mando, la tranquilidad retornó en este tipo de compromisos. El DT colombiano logró seis victorias, tres empates y perdió un solo perdido. México se calificó sin contratiempos y Andrés Guardado, ya convertido en capitán y líder absoluto, fue protagonista de ese proceso tan contrastante con los dos martirios precedentes.

México tuvo diversas dificultades para fluir en campo rival en los dos cotejos iniciales rumbo a Qatar 2022. El reto no es nuevo: ante los rivales de la zona, la selección sabe que deberá de asumir el protagonismo del juego desde un principio. A diferencia de lo que históricamente ha sucedido en otras competencias, como Mundiales y Copa Confederaciones, en la Concacaf el Tricolor cuenta con pocos espacios.

Frente a Jamaica, el control del partido corrió a cargo de México. Pero las oportunidades no aprovechadas pusieron al límite a la oncena verde. El gol de Alexis Vega sirvió para adelantarse en el marcador; sin embargo, para ese momento del partido, México ya habría podido llegar con ventaja gracias al remate franco que tuvo Rogelio Funes Mori durante el primer tiempo. Después, ya con el 1-0 en el marcador, Roberto Piojo Alvarado tuvo una opción clara con el portero ya vencido. Su disparo de zurda pegó en el poste.

La tónica no cambió mucho frente a Costa Rica. México trató de llevar la iniciativa, pero no encontró los espacios suficientes. Una falta de Brian Oviedo al propio Guardado dentro del área abrió el mar para el conjunto azteca.

La definición de Orbelín Pineda bastó para hacerse con una victoria que dejó al Tri en la cima del Octagonal Final con seis puntos. Los hombres de Martino conforman al único equipo que ha logrado ganar los dos primeros cotejos de las Eliminatorias de Concacaf.