Hispanos vitales para la fuerza laboral de EE.UU. / Hispanics vital to US workforce

Análisis de William R. Wynn | TULSA, OK

Esta semana, Estados Unidos celebró el Día del Trabajo, un día reservado para honrar a los casi 158 millones de miembros de la fuerza laboral del país. Pero mientras millones de estadounidenses se relajaron con un día libre pagado, un porcentaje significativo de los trabajadores hispanos de este país no disfrutó de tal lujo. Los trabajadores agrícolas continuaron plantando y cosechando cultivos, los trabajadores de hoteles continuaron limpiando habitaciones y lavando sábanas y toallas, y los trabajadores de restaurantes continuaron preparando comidas para que el resto de nosotros las disfrutáramos. Desde estos trabajos mal pagados pero esenciales hasta los mejor remunerados del sector tecnológico y los puestos de trabajo de cuello blanco, en los que los trabajadores latinos son cada vez más numerosos pero siguen estando infrarrepresentados, los hispanos son ahora más vitales que nunca para la economía estadounidense.

Las estadísticas de 2020 muestran que actualmente hay unos 26 millones de hispanos empleados en Estados Unidos, con unos ingresos semanales medios a tiempo completo de 706 dólares. La tasa de desempleo de los hispanos en EE.UU. en agosto de 2021 era del 6,4%, una mejora significativa con respecto al año pasado, cuando el COVID-19 cerró la mayoría de los hoteles y restaurantes del país, además de paralizar por completo la industria de los cruceros.

Y cuanto más dinero gana una familia, más dinero circula de nuevo en la economía, y a medida que los hispanoamericanos alcanzan mayores niveles de educación, encuentran trabajo en sectores mejor pagados, lo que beneficia a todos. Según New American Economy, una organización bipartidista de investigación y defensa, el poder adquisitivo de los hispanos y otros inmigrantes, de 1,3 billones de dólares en 2019, sigue creciendo.

Unidos US, el mayor grupo de defensa de los inmigrantes del país, señala que la tasa de participación en la fuerza laboral de los latinos es del 66,8%, “entre las más altas de cualquier raza o etnia”.

“En los últimos diez años, la proporción de latinos en la población de Estados Unidos ha aumentado del 16% al 18%”, afirma Unidos US en su página web. “Los hispanos son ahora el segundo grupo étnico del país, tienen más probabilidades de ser empresarios que el conjunto de la población estadounidense y contribuyen con más de un cuarto de billón de dólares en impuestos cada año”.

En Tulsa, el crecimiento de la población hispana es la principal razón por la que ha crecido el número de residentes en la ciudad, lo que sigue teniendo un impacto positivo en la economía de diversas maneras. Las empresas hispanas emplean a trabajadores, pagan impuestos y alquileres, y los trabajadores hispanos son fundamentales para numerosos sectores de la economía local, como la hostelería, la construcción, la fabricación, la educación y otras carreras profesionales.

La realidad económica actual solo sirve para reforzar lo que se plasmó en la película de 2004 “Un día sin mexicano”, que es que los trabajadores que gran parte de la sociedad ha dado por sentado durante tantos años ahora están indisolublemente ligados al éxito de todo el país. (La Semana)

Statistics from 2020 show there roughly 26 million Hispanics currently employed in the United States

Hispanics vital to US workforce

Analysis by William R. Wynn | TULSA, OK

This week the United States celebrated Labor Day, a day set aside to honor the nearly 158 million members of the nation’s workforce. But while millions of Americans relaxed with a paid day off, a significant percentage of this country’s Hispanic workers enjoyed no such luxury. Agricultural workers continued to plant and harvest crops, hotel workers continued to clean rooms and launder sheets and towels, and restaurant workers continued to prepare meals for the rest of us to enjoy. From these low paying but essential jobs to better compensated tech sector and white-collar positions where Latinx workers are growing in number but still underrepresented, Hispanics are now more vital than ever to the US economy.

Statistics from 2020 show there roughly 26 million Hispanics currently employed in the United States, with median weekly earnings of full-time Hispanic workers of $706. The Hispanic unemployment rate in the US in August 2021 was 6.4%, a significant improvement over last year, when COVID-19 shut down most of the nation’s hotels and restaurants, as well as completely halting the cruise ship industry.

And the more money a family earns, the more money is circulated back into the economy, and as Hispanic Americans achieve higher levels of education, they are finding work in better paying sectors, which benefits everyone. According to New American Economy, a bipartisan research and advocacy organization, the spending power of Hispanics and other immigrants, at $1.3 trillion in 2019, continues to grow.

Unidos US, the country’s largest immigrant advocacy group, notes that the labor force participation rate of Latinos is 66.8%, “among the highest of any race or ethnicity.”

“Over the last ten years, the Latino share of the United States population has increased from 16% to 18%,” Unidos US states on its website. “Hispanics are now the country’s second-largest ethnic group, are more likely to be entrepreneurs than the overall U.S. population, and contribute over a quarter of a trillion dollars in taxes every year.”

In Tulsa, the growth of the Hispanic population is the main reason the number of residents in the city has grown, which continues to have a positive impact on the economy in a variety of ways. Hispanic businesses employ workers, pay taxes and rent, and Hispanic workers are critical to numerous sectors of the local economy, including hospitality, construction, manufacturing, education, and other professional careers.

Today’s economic reality only serves to reinforce what was depicted in the 2004 film “A Day Without a Mexican,” which is that the workers whom much of society has taken for granted for so many years are now inextricably linked to the success of the entire country. (La Semana)