Moskito Island: cómo es el lugar exclusivo del Caribe donde descansan los multimillonarios / VACATION ON RICHARD BRANSON’S LUXURY ISLAND IN THE CARIBBEAN: MEET MOSKITO ISLAND

Pertenece al magnate Richard Branson, en las británicas Islas Vírgenes. Aquí, las mejores fotos y los detalles de su lujo sin igual. Qué actividades realizar en la joya tropical más nueva

El multimillonario Richard Branson le ha dado a su amada Isla Necker, un paraíso tropical de 29 hectáreas en el mar Caribe, una nueva hermana. Su exuberante compra más reciente, Moskito Island, se encuentra a sólo 3 kilómetros de su isla melliza, que ha acogido a estrellas tan deslumbrantes como Mariah Carey, la princesa Diana, Nelson Mandela e incluso la familia Obama, quienes se refugiaron algunas noches después del mandato de ocho años del “inquilino” de la Casa Blanca.

En este nuevo espacio se crearon 10 propiedades privadas, tres de las cuales (incluida la mansión de 11 habitaciones de Branson) están disponibles para alquilar desde el pasado 1 de octubre.

Una nueva definición de lujo está ahora firmemente en el mapa en las Islas Vírgenes Británicas, ya que la nueva y muy esperada Isla Moskito hace su debut después de más de 14 años de desarrollo. Moskito se ha convertido rápidamente en la isla privada más nueva y una de las más exclusivas del Caribe: un patio de recreo aislado para multimillonarios, donde se construyeron fincas de propiedad privada, todas reunidas por actividades recreativas comunitarias de primera clase.

Dos propiedades completamente nuevas son ideas de tanto lujo que la palabra queda pequeña. Se trata de The Point Estate y The Oasis Estate, las últimas incorporaciones que se unen a la existente Branson Estate de 11 habitaciones en Moskito, bajo la cartera de Virgin Limited Edition (VLE). Cada finca aporta su propio sentido del estilo a través de una arquitectura impactante y un diseño único, para crear refugios isleños excepcionalmente únicos.

Es allí donde lo mejor de la vida costera tiene lugar a través de incomparables vistas al mar y un lujo inigualable, complementado por el impresionante diseño arquitectónico de cada propiedad individual.

“La isla Moskito es la joya más nueva del Caribe; un escape verdaderamente único en su tipo donde los visitantes pueden disfrutar de los lujos de los entornos vírgenes más impresionantes, mientras disfrutan de la comodidad y el lujo de una hermosa casa privada”, reveló Jon Brown, director ejecutivo de VLE. “Junto con los propietarios de viviendas de la isla, queríamos crear algo excepcionalmente único y ofrecer un programa de alquiler diferente a cualquier otra experiencia de hospitalidad en el Caribe, por lo que estamos increíblemente emocionados de compartir esto con el mundo”, dijo.

Cuando Branson compró la isla en 2007, pudo inspirarse en su amada Necker Island e inculcar algunos de los increíbles diseños y cualidades que la han convertido en el éxito que es hoy. Pero lo que hace que Moskito Island sea tan maravillosamente diferente es su personalidad y encanto, un resultado no sólo de la visión de Branson de la isla, sino de una fusión de otros propietarios con ideas afines, sus ideas y una visión única de la isla también. Quienes la visiten podrán disfrutar de la privacidad y el glamour de una isla privada con la elección de algunas de las mejores propiedades de alquiler del mundo, cada una con su propio estilo y oferta individual.

“Las Islas Vírgenes Británicas han sido mi amor desde la primera vez que las visité. Cuando escuché que la isla Moskito estaba disponible para la venta, hubo rumores de planes para construir un gran hotel allí, y hubiera sido una lástima estropear el increíble paisaje. Surgió la oportunidad de comprarla, y nos dispusimos a hacer planes para asegurarnos de mantener su belleza natural y desarrollarla con otros que aman las islas tanto como yo “, dice Branson.

Después de todo, cada propiedad alquilable tiene su propio diseño completamente diferente pero igualmente llamativo. Y todos están conectados por una multitud de comodidades recreativas, incluido el Beach Pavilion principal, que comprende un bar, áreas de juegos y películas, y una piscina envolvente. Branson explicó: “este es sólo el comienzo de la isla Moskito. Lo que lo hace tan único es que no se trata sólo de mi visión, sino también de los otros propietarios. Cada uno tiene sus propias ideas distintivas, y todos nos hemos unido en el desarrollo de Moskito para compartir nuestro amor por el área”.

Sin saber qué elegir

Situado en el punto más alto de la isla Moskito, se encuentra el extenso Oasis Estate de nueve habitaciones. Ofreciendo lo mejor de la vida contemporánea. Irradia una estética única y elegante, con un diseño moderno. La morada de entretenimiento definitiva, la casa principal de cuatro pisos está ubicada en cima de la colina y utiliza a la perfección los accidentes geográficos naturales, con terrazas transparentes de dos niveles que emergen del núcleo central de la finca. Con múltiples bares, incluido uno en la piscina, una amplia sala de billar y películas, y una terraza en la azotea que cuenta con vistas de 360 grados del territorio circundante. La propiedad ofrece el equilibrio perfecto de diversión, privacidad y relajación para atender todas las necesidades de los huéspedes.

Las ventanas y puertas del piso al techo en toda la casa brindan una gran cantidad de luz natural, y todas se abren completamente para permitir una vida armónica en el interior y el exterior, mientras que una azotea plana llena de césped agrega un elemento de diseño urbano único. Una piscina curvada y envolvente aporta un lujoso elemento de enfriamiento al espacio y se une a la casa principal con tres compartimentos individuales para invitados, que se ubican en el borde de la finca y brindan su propia sensación de privacidad. También de naturaleza minimalista, las cápsulas junto a la piscina vienen equipadas con su propia cocina y sala de estar, al igual que cada una de las habitaciones de la casa principal.

La joya de la finca es la habitación principal de 75 metros cuadrados, que cuenta con un dormitorio de planta abierta y una sala de estar que transita sin problemas a una amplia terraza de 180 grados y área de entretenimiento, que ofrece algunas de las mejores vistas. Los huéspedes se despertarán en el amanecer con vistas a la icónica isla vecina de Branson, antes de disfrutar más tarde de las vistas panorámicas del atardecer desde la bañera al aire libre independiente. La terraza cuenta con tumbonas y una mesa de comedor para crear el espacio de entretenimiento perfecto en este hermoso refugio privado.

Point Estate, por su parte, de ocho habitaciones, se encuentra junto a un acantilado, con vistas a la playa Manchioneel de la isla y a la vecina Virgen Gorda. Inspirándose en el diseño de los viajes de Branson por todo el mundo.

Ofrece alojamiento independiente y una casa principal. La amplia área común de la casa principal une la propiedad como un espacio de comedor y entretenimiento, con una cocina y un bar contemporáneos y una enorme piscina de borde infinito que ofrece vistas de 180 grados de las aguas turquesas circundantes.

Un exclusivo pabellón de comedor al aire libre junto al mar está construido para dejar con la boca abierta justo en el borde del acantilado y ofrece posiblemente el mejor punto de vista de las espectaculares puestas de sol de las Islas Vírgenes Británicas que cualquier otro lugar de la isla. Los huéspedes que se alojen en The Point Estate tienen acceso exclusivo por escaleras a la playa de Manchioneel, la principal de la isla Moskito, que se completa con un pabellón de comedor, un bar abastecido e instalaciones para los huéspedes.

Con ocho habitaciones, incluida una opción divertida para niños con ocho camas marineras en la casa principal, la finca puede alojar cómodamente hasta 22 personas y es un destino familiar ideal. La finca tiene dos dormitorios principales: Hillside Master, que domina toda la propiedad, y Seaside Master, una cala tranquila en la parte inferior de la propiedad, con sensacionales vistas al agua. Una combinación de baños independientes, al aire libre, de inmersión profunda y duchas, con amplias terrazas y tumbonas, se encuentran en todo el alojamiento, y en la parte superior de la gran sala de la casa principal hay un lugar idílico para ver el sol al amanecer y la puesta sobre la isla.

Las dos nuevas propiedades, The Oasis y The Point, se unen a la envidiable Branson Estate, propiedad de la familia, e inaugurada en 2020. En una ubicación idílica, al lado de las instalaciones recreativas comunitarias de la isla, fue la primera finca en la isla Moskito con tres hermosas villas conectadas por pasarelas de madera elevadas, incluso la residencia principal, Headland House, que alberga las áreas principales de estar, comedor y entretenimiento, la suite principal y dos habitaciones.

La Beach Villa de cuatro dormitorios es un oasis junto al mar, con su propia piscina privada y adyacente, se encuentra la Villa Mangrove de cuatro dormitorios, ubicada en los manglares con impresionantes vistas de las islas vecinas. Con un verdadero estilo de lujo, The Branson Estate alberga hermosas áreas de juego y comedor junto al mar que combinan a la perfección la vida interior y exterior para unas vacaciones relajantes y privadas.

Fuera de la isla, las Islas Vírgenes Británicas ofrecen algunas de las mejores aguas cristalinas del mundo para explorar, ya sea buceando en los arrecifes vírgenes y naufragios, o nadando con las tortugas.

Independientemente de la propiedad de inspiración balinesa que los huéspedes opten por visitar, se enamorarán de la isla de la misma manera que lo hizo Branson. ¿Su lugar ultrasecreto? Playa Manchineel. “Tiene que ser mi lugar favorito en la isla para relajarme y descansar -cuenta-. Sus aguas cristalinas son extremadamente tranquilas en este lado de la isla con arena blanca, increíbles puestas de sol e inigualables vistas al mar. Además, es un gran lugar para cenar con familiares y amigos”. El fascinante caleidoscopio de las puestas de sol golpea de manera diferente desde una isla privada que desde casa.

VACATION ON RICHARD BRANSON’S LUXURY ISLAND IN THE CARIBBEAN: MEET MOSKITO ISLAND

After more than 14 years of development and construction, Virgin Limited Edition is opening the long-awaited luxury Mosquito Island in the Caribbean.

Moskito Island, located not far from the famous sister island Necker Island, is part of the British Virgin Islands. It is not particularly large, but all the more famous for it. After all, Sir Richard Branson bought the island in 2007 and created a haven for super-rich villa owners. What’s more, he lives here himself: Last year, Branson inaugurated the 11-room Branson Estate. Those who have always wanted to spend their holidays on the little jewel in Caribbean climes, but have so far waited in vain for an invitation from Sir Richard, can now take up the cause themselves. Because from now on you can book two new, exclusive villas on the Caribbean luxury island.

WHERE THE NEIGHBOURS ARE BILLIONAIRES
The two new additions to the portfolio of Virgin Limited Edition, the carefully curated collection of exceptional accommodations, bear the resonant names The Oasis Estate and The Pointe Estate. Both are unique in their own way. What unites them is their high-end amenities, their location on an island where billionaires have their private estates, and their thoughtful style.

“When Richard purchased the island in 2007, he was able to draw inspiration from his beloved Necker Island and bring some of the incredible designs and qualities that have made it the success it is today. But what makes Mosquito Island so wonderfully different is its personality and charm – a result of not only Richard’s vision for the island, but also an amalgamation of other like-minded homeowners, their ideas and their unique vision for the island,” said Jon Brown, Managing Director/CEO of Virgin Limited Edition. “Those visiting the island can now enjoy the privacy and glamour of a private island, with a choice of some of the best rental properties in the world, each with their own style and offering.”

THE OASIS ESTATE – LUXURY WITH A VIEW
At the highest point of Moskito Island lies The Oasis Estate. It combines contemporary, modern design with wonderful panoramic views. The four-story estate makes the most of the island’s natural form. Transparent terraces, a swim up pool bar, billiards room, movie theater, rooftop terrace and floor-to-ceiling windows are just a few of the features of this luxury island Caribbean domicile. In addition to the main house, there are three guest accommodations, each with the utmost privacy and their own kitchen. The pièce de résistance is the curved master pool.

THE POINT ESTATE
Overlooking Manchioneel Beach and Virgin Gorda, the property has several detached accommodations and a main house. The latter serves as a common place to cook, relax, have a drink at the bar or enjoy the 180 degree view from the infinity pool. Dinners in the open-air dining pavilion are a special experience. From here, guests experience the most dramatic sunsets in the entire British Virgin Islands. Steps lead from the cliff-top Point Estate down to Mosquito Island beach. Up to 22 guests can be seated comfortably.

Both estates are exclusively bookable in their entirety, with prices starting at around 15,000 euros per night in low season, with a minimum stay of four nights. The price includes the estate manager, a private chef, food, drinks, water sports, a personalized activity plan, staff and accommodation for 16 guests.
BY CLAUDIA HILMBAUER

more source original