Familia reza por un milagro y se haga justicia tras accidente de Acción de Gracias / Family prays for miracle and justice after Thanksgiving crash

Una mujer hispana lucha por su vida luego de ser víctima de una conductora ebria

Por William R. Wynn | TULSA, OK

Una mujer hispana está luchando por su vida en el hospital después de ser atropellada por alguien que, según la familia, era un conductor ebrio que viajaba a más de 100 millas por hora.

La mujer se dirigía a su casa desde el trabajo cuando su vehículo fue golpeado por otro carro alrededor de las 2:00 am en la mañana de Acción de Gracias. Marco Alejandro Romero Ortiz, yerno de la mujer, dijo que los paramédicos no llegaron hasta dos horas y media después.

Romero Ortiz y su esposa han recurrido a las redes sociales para llamar la atención sobre el caso.

“Hola, necesito su ayuda de latino a latino, les pido de todo corazón, necesito que me ayuden a hacer viral el caso de mi suegra”, publicó Romero Ortiz en Facebook. “Un conductor ebrio que manejaba a más de 160 kilómetros por hora, la chocó por detrás cuando venía del trabajo y le causó graves problemas”.

Romero Ortiz dijo que la familia está conmocionada por la forma en que el acusado fue liberado mientras la víctima se encuentra con soporte vital en estado médico crítico.

“Esa persona nunca fue a la cárcel sino que sólo la llevaron al hospital y la dejaron en libertad”, dijo Romero Ortiz sobre la mujer que lesionó a la madre de su esposa.

“Ayúdenme compartiendo por favor para que se haga justicia”, agregó.

Cada año la conducción bajo los efectos del alcohol se cobra más de 10.000 muertes en todo el país, incluidas unas 150 aquí en Oklahoma. Se considera una de las causas más evitables de muerte y lesiones graves, y también causa inmensos daños económicos.

El jueves pasado, cuando millones de estadounidenses se sentaron a cenar el Día de Acción de Gracias, la familia de esta última víctima de conducir en estado de ebriedad solo podía esperar y rezar para que la mujer que aman sobreviva.

Mientras tanto, los mensajes de apoyo han estado llegando a la página de Facebook de Stephanie Cortez, la hija de la víctima.

La Semana aún no ha podido determinar la identidad de la conductora que provocó el accidente ni los cargos a los que podría enfrentarse. (La Semana)

Family prays for miracle and justice after Thanksgiving crash

By William R. Wynn | TULSA, OK

A local Hispanic woman is fighting for her life in the hospital after being hit by someone the family says was a drunk driver traveling over 100 miles per hour.

The woman was on her way home from work when her vehicle was struck by another car at around 2:00 am on Thanksgiving morning. Marco Alejandro Romero Ortiz, the woman’s son-in-law, said paramedics did not arrive until two and a half hours later.

Romero Ortiz and his wife have taken to social media to gain attention to the case.

“Hello, I need your help from Latino to Latino, I ask you from the bottom of my heart, I need you to help me make the case of my mother-in-law viral,” Romero Ortiz posted on Facebook. “A drunk driver who was driving at more than 100 miles per hour, hit her from behind when she was coming from work and caused serious problems.”

Romero Ortiz said the family is shocked at how the accused was released while the victim is on life support in critical medical condition.

“That person never went to jail but they only took her to the hospital and they released her,” Romero Ortiz said of the woman who injured his wife’s mother.

“Help me by sharing please so that justice is done,” he added.

Each year drunk driving claims more than 10,000 deaths nationwide, including around 150 here in Oklahoma. It is seen as one of the most preventable causes of death and serious injury, and also causes immense financial damages.

Last Thursday when millions of Americans sat down to Thanksgiving dinner, the family of this latest victim of drunk driving could only hope and pray that the woman they love will survive.

Meanwhile, messages of support have been pouring in on the Facebook page of Stephanie Cortez, the victim’s daughter.

La Semana has not yet been able to determine the identity of the driver who caused the crash or the charges she might be facing. (La Semana)