Sergio Mayer afirmó que la autoridad no lo ha buscado tras ser señalado de tener vínculos con el narcotráfico

El ex Garibaldi dio la cara frente a las acusaciones plasmadas en el libro Emma y las otras señoras del narco

Medios de comunicación abordaron a Sergio Mayer en el Aeropuerto internacional de la Ciudad de México para cuestionar su postura sobre las acusaciones plasmadas en el libro de la periodista Anabel Hernández.

El ex diputado aseguró no tener ningún vínculo con el narcotráfico y sostuvo que la información plasmada en el libro Emma y las otras señoras del narco es falsa.

“Anabel Hernández tiene todo mi respeto como periodista seria, siempre hace periodismo de investigación pero eso no quiere decir que quien le dé la información tenga la razón o sea correcto”, puntualizó.

El actor también mencionó haber sido víctima de difamación hace 12 años, cuando la misma periodista lo acusaba de tener nexos con el narcotráfico e incluso una investigación abierta en contra. La información nunca fue comprobada.

Mayer también platicó para el programa Suelta la sopa sobre el percance que tuvo con el periodista Javier Ceriani durante la Expo Compositores en Los Ángeles, California.

Los hechos sucedieron cuando el presentador de Chisme No Like cuestionó a Sergio Mayer sobre las acusaciones del libro de Anabel Hernández. El actor aseguró ya haber dado la cara y desmentir la información que en libro se plasma sobre su vínculo con el narcotraficante ‘La Barbie’.

No obstante, minutos después la situación subió de tono pues Mayer aseguró que Javier Ceriani le faltó el respeto a su esposa Issabela Camil. Por su parte el presentador afirmó haber sido agredido físicamente por Sergio Mayer y ha comunicado en sus redes sociales que llegará hasta las últimas instancias para que el actor pague por haber agredido a un periodista en Estados Unidos.

“Él no iba a trabajar, iba a provocarme. Pasó como señorita México por la alfombra roja. Yo atendí a todos los periodistas que estaban ahí, uno por uno”, comentó el ex diputado.

Mayer también mencionó haber dado la cara y respondido todas las preguntas que le realizaron durante el evento, sin embargo, confesó que desde el inicio Javier Ceriani lo acosó y provocó para causar el escándalo del que fueron protagonistas.

“Esta persona no iba a trabajar, iba a acosar. Yo tengo el derecho de responderle a quien quiera y a quien no quiera, y me estuvo acosando, además me empujó dos veces”, afirmó.

El ex Garibaldi señaló a Ceriani como uno de los periodistas que más lo ha difamado en su carrera y recordó la supuesta investigación que el presentador hizo para acusarlo de cobrar regalías de José José.

“Hasta hoy sigo esperando que me demuestre y que diga quién o dónde está ese contrato que dice que existe. Y aquí estoy, ya van más de dos o tres años que sigue con lo mismo”, comentó el actor.

Tanto el argentino como Chisme No Like, aseguraron a través de redes sociales que Sergio Mayer sería acreedor de un arresto ciudadano, pues Ceriani recurrió a las autoridades de Estados Unidos en búsqueda de ayuda. También argumentó que Sergio no estaba en México, donde con sus contactos habría quedado impune de la supuesta agresión contra el periodista.

A través de sus redes sociales, el argentino ha invitado a sus seguidores a pedir justicia por su supuesta agresión argumentando que muchos periodistas han muerto porque se han permitido este tipo de agresiones hacia la prensa.

“Sergio Mayer recibió un ticket de arresto de oficio y comparecerá en corte” compartió Javier Ceriani en Instagram antes de que el ex diputado negara esta información.

Por su parte Sergio Mayer a través de su cuenta de Instagram desmintió esa información y compartió que se encontraba feliz y tranquilo.

“Ya me voy al aeropuerto, tranquilo después del evento de ayer. Para los que me preguntaron que si me iban a detener o me detuvieron, no sé por qué han dicho todo esto. Aquí andamos, como siempre, feliz de la vida, la verdad nos asiste, y encantado nuevamente de saludarlos. Así que no se crean todas las cosas que dicen y que circulan por ahí. Los quiero”, concluyó.