Muere escritor mexicano Gerardo de la Torre a los 83 años

CIUDAD DE MÉXICO.- El escritor, maestro y traductor mexicano Gerardo de la Torre murió la madrugada de este sábado a los 83 años, informó su hija Yolanda de la Torre en un mensaje de Facebook.

«Mi papá ha muerto. Mi hermano y yo estamos huérfanos», precisó.

Autoridades de cultura de México lamentaron el deceso de De la Torre por causas que se desconocen.

«La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) lamentan el deceso del escritor Gerardo de la Torre y se unen a sus hijos José y Yolanda de la Torre, así como a la comunidad literaria y amigos por la lamentable partida», señalaron ambas instituciones en un comunicado conjunto.

De la Torre, originario del sureño estado de Oaxaca, nació el 15 de marzo de 1938 y fue autor de más de 30 libros entre los que destacan «Muertes de Aurora» (1980), «Relatos de la vida obrera» (1988), «Los muchachos locos de aquel verano» (1994), con el cual obtuvo el Premio Bellas Artes de Novela «José Rubén Romero», «Nieve sobre Oaxaca» (2010), ganadora del Premio de Novela Breve «Rosario Castellanos».

Mientras que su obra más reciente fue «Hijos del águila», publicada en 2020.

La Secretaría de Cultura destacó que De la Torre, además de narrador, crítico literario y guionista, fue director de La Casa del Lago y profesor de varias generaciones en la Escuela de Escritores de la Sociedad General de Escritores de México (Sogem).

Además, fue profesor de guión en el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), así como guionista de historietas (Fantomas), cine y series de televisión como “Plaza Sésamo”, “Historia de maestros”, “Historia de la educación” y “Aprendamos juntos”, entre otras actividades.

La hija del escritor consideró que su padre deja un legado «enorme, muy visible sobre todo en sus alumnos y colegas».

Y afirmó que el «enorme dolor» que se siente en el mundo cultural por la partida del autor es «una muestra de lo que él sembró, y es con lo que debemos quedarnos. Espero que este enorme legado que deja pueda ser revalorado en su totalidad y se le dé el lugar que merece entre los grandes escritores de México».
Alejandra Fraustro, secretaria de Cultura, lamentó en su cuenta oficial de Twitter la partida del escritor y destacó que «Sus vivencias como trabajador petrolero marcaron gran parte de su obra, como “Hijos del Águila” y “Los muchachos locos de aquel verano”. Descanse en paz».

Asimismo, la directora del INBAL, Lucina Jiménez, comentó en la misma red social: “Descanse en paz el gran maestro de muchas generaciones, escritor incansable y comprometido luchador social Gerardo de la Torre”.

«Larga vida a su memoria y a sus letras», comentó tras solidarizarse con su familia, colegas y seres queridos.

Diversos escritores como José Agustín, Margarita Bermúdez, Armando González Torres, Alejandro Toledo y José Joaquín Blanco, entre otros, también lamentaron el deceso y exaltaron el estilo de De la Torre que caracterizó a todas sus obras.

La Secretaría de Cultura y el INBAL anunciaron que realizarán, en acuerdo con la familia del escritor, un homenaje póstumo. EFE

The writer Gerardo de la Torre passed away

Mexico City.- Writer of novels such as the mythical Muertes de Aurora, a worker for almost 20 years at the March 18 Refinery, a historical militant of the Mexican Communist Party and a professor of literature for several generations, Gerardo de la Torre passed away at dawn this Saturday at the age of 83. her family reported.

Grouped at the beginning of his career with the so-called “Literatura de la Onda”, together with his close friend José Agustín and authors such as Gustavo Sáinz and Parménides García Saldaña, De la Torre (Oaxaca, 1938) was also a prolific scriptwriter and student of the movement Mexican worker.

Despite this initial affiliation that critics gave him, the author’s literary work, which started with the volume of short stories El otro flood (1968) and the novel Ensayo general (1970), has extended beyond the themes and forms who identify with this literary group.

“What Gerardo is interested in or what he gives us in his stories and novels is the soul of the human being, despite the fact that he has been pigeonholed as a writer of ‘social tendency’ or as a narrator of ‘La onda’ Nothing more absurd “, as Silvia Molina points out in the introduction to the volume of her UNAM Reading Material.

Born into a family with an oil tradition, he brought his youthful literary conviction along with his work at the refinery, a fact that earned him the nickname -idealt by María Luisa “La China” Mendoza- as “The world laborer.”

At the beginning of the 1960s, he participated in the Youth Literary Cafés and in the publication Search together with authors such as José Agustín, Elsa Cross, René Avilés Fabila and Alejandro Aura, who later entered the literary workshop of Juan José Arreola.

José Agustín used to say that, despite showing his talent from very early on, De la Torre was driven out of the workshop by Arreola when he discovered -and made use of- the master’s private reserve of rum, an anecdote that painted him as the brilliant and Saucy writer that he was.