Angélica Vale y Carlos Espejel, unidos por la amistad y el doblaje

Desde hace 20 y 16 años, respectivamente, Carlos Espejel y Angélica Vale han prestado sus voces al perezoso Cid y la mamut Ellie en la saga animada La era de hielo. Cuando les invitaron a trabajar, pensaron que sería un proyecto más dentro de sus carreras, sin embargo, el éxito de las mismas hizo que les llamaran varias veces más para que realizaran el doblaje de estos personajes a los que se les ve de nueva cuenta en La era de hielo: Las aventuras de Buck.

Cuando me invitaron a hacer el casting, cosa que nunca había hecho, dije: ‘Why not’ (por qué no), pues siempre me han gustado los retos. Finalmente me quedo con el personaje, hacemos la primera y se convierte en un fenómeno; luego vino la segunda entrega, la tercera, la cuarta, la quinta y el año pasado hicimos la seis. Es algo que hay que agradecer, pues a veces sucede que te va bien y otras no.

Muchos niños han crecido con esta saga y me ha pasado que muchos papás me presentan con sus hijos y los niños ponen cara de no saber quién soy. Les cuentan que hice Chiquilladas y no tienen ni idea, pero cuando les pido que cierren los ojos y empiezo a hablar como Sid, abren los ojos y se les ilumina el rostro, pues ubican muy bien a Sid”, contó a Excélsior Carlos Espejel.

Angélica Vale, quien ha estudiado doblaje a lo largo de su carrera, debido al interés que siempre ha tenido por hacer voces, contó que la mamut Ellie es muy especial en su vida ya que además de que ambas son despistadas, abrazaron la maternidad.

Para empezar soy muy despistada, muy, y Ellie también lo es, pues se creía zarigüeya y no mamut. Además tengo muy grabado que Ellie se convertía en mamá en la tercera película y era algo que yo anhelaba en la vida y al poco tiempo me convertí en mamá. Ya cuando regresé a la siguiente entrega llevaba a mi bebé y siento como que he crecido de la mano de este personaje. Esto es algo que como actor no te pasa con un mismo personaje, es dificilísimo”, compartió Vale.

A Espejel y Vale, quienes habían coincidido también en el doblaje de la saga de Una película de huevos, se les puede escuchar en la cinta, ya en cartelera, misma en la que sus personajes, junto a Diego, el tigre diente de sable y Manny, el esposo de Ellie, tendrán que ir al rescate de las zarigüeyas Eddie y Crash, quienes deciden independizarse de la manada para demostrar que pueden sobrevivir sin ayuda.

En esta aventura es en la que entra Buck, la comadreja tuerta, quien les enseña a las zarigüeyas a valerse del ingenio y el valor para enfrentar las adversidades.

Esto de las familias diversas me encanta, pues al igual que Espejel, somos del mismo grupo de amigos que nos conocimos desde chavos y nos seguimos amando aunque no nos veamos tanto. Somos una familia, cuando nos necesitamos ahí estanos y eso es justo de lo que habla esta película, pues somos una familia aunque no compartamos la sangre y siempre vamos a estar unidos”, reflexionó Vale. Lucero Calderón