Hombre de Tulsa condenado por abusar de un niño de 3 años / Tulsa Man Sentenced for Abusing a 3-Year-Old Child

TULSA, OK – Un hombre de Tulsa responsable de abusar de un niño de tres años fue condenado el viernes en un tribunal federal, anunció el fiscal federal Clint Johnson.

El juez jefe de distrito John F. Heil III condenó a Craig Allan Morrison, de 37 años, a 25 años de prisión federal seguidos de cinco años de libertad supervisada.

Un jurado federal declaró a Morrison culpable de dos cargos de abuso de menores en territorio indio y a su novia, Amanda Lyn Walker, de 42 años, culpable de dos cargos por permitir actos de abuso de menores en Indian Country. Walker fue condenada a 10 años de prisión el 10 de enero de 2022.

Los fiscales federales argumentaron que, basándose en los hechos del caso, una sentencia apropiada para Morrison sería de 25 años en una prisión federal. En los documentos y procedimientos judiciales, los fiscales explicaron que el niño fue severamente golpeado, pero también sufrió graves traumas mentales como resultado del tiempo que vivió con Morrison y Walker. Según las declaraciones de impacto de la víctima, al principio el niño se escondía en los armarios, evitaba el contacto visual, tenía miedo de bañarse y gritaba aterrorizado, y no le gustaba que lo cogieran en brazos o lo consolaran.

Los fiscales explicaron que el impacto a largo plazo de los abusos era mucho mayor para una víctima infantil que para una víctima adulta. Explicaron que debido a la edad del niño y a su etapa de desarrollo, las agresiones agravadas y los traumas que su cuerpo arrastra por los abusos tendrían un impacto más significativo y de por vida en el niño.

La pareja fue a juicio en junio de 2021.

Durante el juicio, el jurado recibió pruebas que describían dos casos distintos de abuso infantil en los que estaba implicado el niño, que entonces tenía tres años.

El 18 de febrero de 2020, la pareja llevó al niño, que entonces tenía tres años, al hospital St Francis por las lesiones que, según ellos, se produjeron después de que la víctima se cayera o saltara de su cama. Ante la sospecha de maltrato, el personal del hospital se puso en contacto con pediatras especializados en casos de maltrato infantil para examinar más a fondo al niño. Se descubrió que el niño tenía hematomas extensos en la cabeza, la espalda, el hombro, el abdomen, las nalgas y la pierna. También se encontraron abrasiones con costras en el cuero cabelludo y en el lado derecho de la frente. Las pruebas de laboratorio mostraron además una elevación de las enzimas hepáticas y de la amilasa. Uno de los pediatras que trató al niño declaró que las pruebas de laboratorio indicaban lesiones hepáticas y pancreáticas. Además, explicó que las lesiones del niño mostraban que había sufrido un traumatismo por objeto contundente y que eran el resultado de un abuso infantil. La víctima permaneció en el hospital durante cinco días para recibir tratamiento.

Durante una investigación, los agentes de la policía de Tulsa se enteraron de otro incidente que tuvo lugar alrededor del 20 de diciembre de 2019, cuando los miembros de la familia observaron y fotografiaron un moretón en forma de mano en la cara del niño. Según los documentos judiciales y las pruebas presentadas en el juicio, Walker le dijo a un pariente que Morrison había golpeado al niño en la cara mientras dormía debido a un “terror nocturno” y que los otros moretones del niño eran por caídas. El pariente también informó de otros ejemplos en los que Walker permitía a Morrison maltratar al niño, incluso metiéndole comida en la boca, lo que le hacía atragantarse.

Los delitos tuvieron lugar dentro de la Reserva de la Nación Muskogee, y el menor es ciudadano de la Nación Comanche.

El FBI y el departamento de policía de Tulsa llevaron a cabo la investigación. Las fiscales adjuntas Melody Noble Nelson y Chantelle D. Dial se encargaron del caso.

Tulsa Man Sentenced for Abusing a 3-Year-Old Child

TULSA, OK — A Tulsa man responsible for abusing a three-year-old child was sentenced Friday in federal court, announced U.S. Attorney Clint Johnson.

Chief U.S. District Judge John F. Heil III sentenced Craig Allan Morrison, 37, to 25 years in federal prison followed by five years of supervised release.

A federal jury found Morrison guilty of two counts of child abuse in Indian Country and his girlfriend, Amanda Lyn Walker, 42, guilty of two counts of enabling acts of child abuse in Indian Country. Walker was sentenced to 10 years in prison on Jan. 10, 2022.

Federal prosecutors argued that, based on the facts of the case, an appropriate sentence for Morrison would be 25 years in federal prison. In court documents and proceedings, prosecutors explained the child was severely beaten but also suffered severe mental trauma resulting from the time he lived with Morrison and Walker. According to victim impact statements, the child initially hid in closets, avoided eye contact, was scared of taking baths and would scream in terror, and did not like being held or consoled.

Prosecutors explained the long term impact of abuse was far greater for a child victim than it would be for an adult victim. They explained that because of the child’s age and stage of development, the aggravated assaults and trauma his body carries from the abuse would have a more significant and life-long impact on the child.

The couple went to trial in June 2021.

During the trial, the jury received evidence describing two separate instances of child abuse involving a then three-year-old child.

On Feb. 18, 2020, the couple took Walker’s then three-year-old-child to St Francis Hospital for injuries they claimed occurred after the child fell or jumped from his bed. Suspecting abuse, hospital staff contacted pediatricians who specialize in child abuse cases to further examine the child. The child was found to have extensive bruising to his head, back, shoulder, abdomen, buttocks, and leg. Also found were scabbed abrasions on his scalp and on the right side of his forehead. Laboratory testing further showed elevated liver enzymes and elevated amylase. One of the pediatricians who treated the child testified that the laboratory tests indicated liver and pancreatic injuries. She further explained that the child’s injuries showed the child had suffered blunt force trauma and were the result of child abuse. The victim remained at the hospital for five days for treatment.

During an investigation, Tulsa police officers learned of another incident that took place on or about Dec. 20, 2019, when family members observed and photographed a hand-shaped bruise on the child’s face. According to court documents and evidence presented at trial, Walker told a relative that Morrison had hit the child in the face while sleeping due to a “night terror” and that the child’s other bruises were from falls. The relative also reported several other examples where Walker allowed Morrison to mistreat the child, including shoving food into the child’s mouth, causing him to choke.

The crimes took place within the Muskogee Nation Reservation, and the minor is a citizen of the Comanche Nation.

The FBI and Tulsa Police Department conducted the investigation. Assistant U.S. Attorneys Melody Noble Nelson and Chantelle D. Dial prosecuted the case.