Google Maps, la primera aplicación que mostró la invasión rusa a Ucrania /On Google Maps, tracking the invasion of Ukraine

Las herramientas de tráfico de la plataforma permitieron seguir la acumulación de tanques y vehículos de guerra antes del inicio de la invasión

Los usuarios de Google Maps que vieron el pasado jueves los pasos fronterizos entre Rusia y Ucrania se encontraron con una sorpresa mayúscula. Mientras el mundo se encontraba en alerta máxima por los primeros momentos de la invasión ordenada por Vladimir Putin a su país vecino, en las herramientas de medición de tráfico de la plataforma había muestras de grandes congestiones en la frontera. Aparentemente, la aplicación que normalmente sirve para evadir atascos en las calles estaba mostrando la concentración de la maquinaria de guerra que se dirigía a las principales ciudades ucranianas.

Según dijo a Vice Jeffrey Lewis, investigador de inteligencia open source (OSINT) y profesor del Instituto Middlebury, desde la madrugada del jueves se veía el indicador rojo de congestión en algunos puntos de la frontera, como el paso de Belgorod. Estos resultaron ser los mismos puntos en los que los tanques, camiones y otros vehículos del ejército de Putin ingresaron a territorio ucraniano para empezar la invasión y la confrontación armada.

Imágenes similares se vieron en otros puntos, como en pasos fronterizos al norte de la ciudad de Kharkiv. Allí las líneas rojas que normalmente denotan alto tráfico iban hasta la frontera, donde desaparecían abruptamente. Junto con el análisis de datos de satélite y otras informaciones, Lewis pudo determinar en qué puntos se encontraban los vehículos militares prestos para invadir Ucrania.

Estas concentraciones se vieron incluso después de que Vladimir Putin anunciara, en la madrugada de este jueves, el inicio de la confrontación bélica y la invasión a Ucrania. En tres días los tanques han llegado desde las fronteras ucranianas con Rusia y Belarús hasta las ciudades de Kiev y Kharkiv, donde los combates con el ejército y fuerzas paramilitares ucranianas han detenido su avance.

Una de las primeras hipótesis que se planteó fue que los soldados rusos dentro de las fuerzas de invasión habían dejado encendidos sus teléfonos Android, con lo cual Google había capturado en vivo sus ubicaciones. Este es el funcionamiento normal de la aplicación, y las tendencias de tráfico dependen tanto de la captura de datos de los móviles como de otros servicios similares entre los que se destaca Waze.

El experto consideró que esta práctica, que indicaría una terrible brecha en las políticas de ciberseguridad del ejército de Rusia, no sería la responsable de la aparición de estas señales en Google Maps. Más bien, según Lewis, los retrasos fueron reportados por los teléfonos móviles de los civiles en las áreas fronterizas, que registraron las aglomeraciones y las dificultades para su movilidad, sea por bloqueos en las vías o por la simple concentración de vehículos militares.

El analista destacó que esta situación muestra la importancia de la recopilación de datos para estas desviaciones de la rutina. “Hemos desarrollado definiciones increíblemente ricas en datos de cómo se ven las tendencias normales de la vida. Y cualquier desviación es seguida inmediatamente”, aseguró a Vice. En otros trinos, Lewis afirmó que estas tendencias no se repetirían tras la invasión y las plantillas de tráfico en Ucrania apuntarían, más bien, hacia la congestión de vehículos y personas huyendo de las zonas en conflicto hacia otros puntos de Ucrania u otros países fronterizos.

Aunque Google no respondió a Vice sobre la situación presentada con su plataforma, Jeffrey Lewis aseguró que se trata de una demostración del poder de estas plataformas. “Creo que estas compañías no quieren reconocer directamente cuán útiles son sus datos. Está bien cuando lo hacemos, pero tal vez no esté tan bien si los rusos son capaces de hacer algo similar para, por ejemplo, detectar una invasión ucraniana”.

Professor Says He Saw Russia's Invasion of Ukraine on Google Maps

On Google Maps, tracking the invasion of Ukraine

The app has become a tool for visualizing the military action, helping researchers track troops and civilians seek shelter

It was 3:15 a.m. in Belgorod, Russia — much too early for a traffic jam, thought Jeffrey Lewis, who was watching the traffic pileup on Google Maps.

Lewis, a professor specializing in arms control and nonproliferation at the Middlebury Institute of International Studies in Monterey, Calif., was monitoring Google Maps with a research team of students he mentors as part of a project to analyze images taken from space. He and his team realized what was happening: a Russian armored unit was moving toward the border with Ukraine.

By combining Google Maps traffic information with a radar image that showed troops, Lewis and his team realized an invasion was underway hours before the news became public and from thousands of miles away in California. Russia officially announced its assault on Ukraine on Thursday morning, which President Biden called “unprovoked and unjustified.”

“In the old days, we would have relied on a reporter to show us what was happening on the ground,” Lewis said. “And today, you can open Google Maps and see people fleeing Kyiv.”

Lewis’s sleuthing helps demonstrate how technology — and specifically Google Maps — is making it so people even far away can see in real time what’s happening , all the way down to the street level. What billions of people around the world can see from the palm of their hands reflects that people on the ground, in the midst of troop movements, are also constantly connected to their devices. And in some cases those devices are becoming a tool for civilians.

On Thursday, the Indian Embassy in Ukraine tweeted an advisory to its citizens and students in the country: It suggested that if they could hear air sirens, they should search for nearby bomb shelters on Google Maps.

Google Maps, as a market leader in particular, has faced scrutiny for the way it shapes people’s perceptions of the world, drawing the borders of countries and regions differently depending on where a user is and disputes around those territories, including the representation of the border between Ukraine and Russia. In Russia, the Crimean Peninsula is represented with a hard-line border as Russian-controlled, whereas Ukrainians and others see a dotted-line border.