Hombre de Tulsa condenado a cadena perpetua por delitos sexuales contra menores / Tulsa man sentenced to life in prison for child sex crimes

TULSA, OK – Un hombre de Tulsa que abusó sexualmente de un niño de 12 años en repetidas ocasiones fue condenado el jueves en un tribunal federal, anunció el fiscal federal Clint Johnson.

El juez jefe de distrito John F. Heil III sentenció a Joshua David Slinkard, de 41 años, a cadena perpetua en una prisión federal y a una libertad supervisada de por vida.

El 2 de septiembre de 2021, Slinkard se declaró culpable de dos cargos de abuso sexual agravado de un menor en territorio indio y de un cargo de posesión de pornografía infantil. Posteriormente, Slinkard intentó retirar su declaración, pero su petición fue denegada.

En un memorando de sentencia, la fiscal adjunta Julie Childress calificó a Slinkard de peligro para todos los niños. Afirmó que el historial delictivo de Slinkard mostraba “una predilección por abusar sexualmente de los niños”. Además de abusar de la víctima en este caso, Slinkard también tocó de forma inapropiada a la amiga de ocho años de la víctima y fue condenado en el condado de Mayes por un delito en el que tocó a un niño de cinco años. Childress señaló además que Slinkard fue encontrado en posesión de pornografía infantil.

El abuso en este caso ocurrió desde el 1 de enero de 2009 hasta el 26 de noviembre de 2010. Según los documentos judiciales, la víctima era dejada frecuentemente al cuidado de Slinkard. Slinkard abusaba sexualmente de la víctima y a menudo la llamaba con nombres despectivos.

El acusado advirtió a la víctima que no se lo contara a nadie. Cuando ella lo hacía, él intentaba constantemente desacreditar las peticiones de ayuda de la niña. La niña denunció repetidamente los abusos a su madre y a otros miembros de la familia, pero no le creyeron.

En 2011, la niña finalmente reveló el abuso a un consejero escolar después de ver una presentación escolar sobre el abuso sexual. El consejero se puso en contacto con las autoridades y Slinkard fue detenido. Incluso después de su detención, Slinkard intentó obstruir la justicia escribiendo una carta a la madre de la niña en la que le rogaba que convenciera a la niña para que dijera que había mentido sobre el abuso.

Durante la investigación, las fuerzas del orden también descubrieron que Slinkard estaba en posesión de archivos de vídeo que contenían abusos sexuales a niños, incluidos los de menores de 12 años.

En la audiencia de sentencia, la víctima, ahora adulta, destacó que cuando un niño revela un abuso, los demás deben escucharle y creerle. La víctima declaró además que, aunque ha sido difícil, se esfuerza por vivir una vida plena trabajando y haciendo cursos universitarios.

En 2011, Slinkard se declaró culpable de cargos de abuso sexual y pornografía infantil en el tribunal de distrito del condado de Tulsa, pero la condena fue posteriormente desestimada en base a la decisión del tribunal supremo en el caso McGirt contra Oklahoma. Como el delito se produjo dentro de los límites de la reserva de la nación Muscogee y el acusado es un ciudadano tribal inscrito, el gobierno federal procesó el caso.

Joshua David Slinkard

Tulsa man sentenced to life in prison for child sex crimes

TULSA, OK — A Tulsa man who repeatedly sexually abused a child under the age of 12 was sentenced Thursday in federal court, announced U.S. Attorney Clint Johnson.

Chief U.S. District Judge John F. Heil III sentenced Joshua David Slinkard, 41, to life in federal prison and a lifetime supervised release.

On Sept. 2, 2021, Slinkard pleaded guilty to two counts of aggravated sexual abuse of a minor in Indian Country and one count of possession of child pornography. Slinkard later tried to withdraw his plea, but his request was denied.

In a sentencing memorandum, Assistant U.S. Attorney Julie Childress called Slinkard a danger to all children. She stated that Slinkard’s criminal history exhibited “a predilection to sexually abuse children.” In addition to abusing the victim in this case, Slinkard also touched the victim’s eight-year-old friend inappropriately and was convicted in Mayes County for an offense that involved him touching a 5-year-old child. Childress further noted that Slinkard was found to be in possession of child pornography.

The abuse charged in this case occurred from Jan. 1, 2009, through Nov. 26, 2010. According to court documents, the victim was frequently left in Slinkard’s care. Slinkard sexually abused the victim and often called her derogatory names.

The defendant warned the victim not to tell anyone. When she did, he consistently attempted to discredit the child’s pleas for help. The child repeatedly reported the abuse to her mother and other family members, but she was not believed.

In 2011, the child finally disclosed the abuse to a school counselor after watching a school presentation about sexual abuse. The counselor contacted authorities, and Slinkard was arrested. Even after his arrest, Slinkard attempted to obstruct justice by writing a letter to the child’s mother pleading with her to convince the child to say she lied about the abuse.

During the investigation, law enforcement also found Slinkard to be in possession of video files containing the sexual abuse of children, including those of children who were younger than 12 years of age.

At the sentencing hearing, the victim, now an adult, emphasized that when a child discloses abuse, others need to listen to them and believe them. The victim further stated that although it has been difficult, she is striving to live a full life by working and taking college courses.

In 2011, Slinkard pleaded guilty to sexual abuse and child pornography charges in Tulsa County District Court, but the conviction was subsequently dismissed based on the Supreme Court’s decision in McGirt v Oklahoma. Because the crime occurred within the boundaries of the Muscogee Nation reservation and the defendant is an enrolled tribal citizen, the federal government prosecuted the case.