Estados Unidos autorizó un test de COVID-19 que se realiza soplando en un tubo / The United States authorized a COVID-19 test that is carried out by blowing into a tube

El InspectIR COVID-19 Breathalyzer fue objeto de un estudio con 2.409 voluntarios y es de fiar en zonas con baja incidencia de la enfermedad

La Agencia de Alimentos y Fármacos de EEUU (FDA, en inglés) aprobó este jueves por primera vez un test de covid-19 que se hace soplando.

El llamado InspectIR COVID-19 Breathalyzer detecta los componentes químicos existentes en las muestras de respiración que se toman y que están asociados a esa enfermedad, explicó la FDA en un comunicado.

El test se hace soplando en un tubo que está conectado a un aparato que tiene forma de globo y que capta la muestra.

La FDA explicó que este tipo de prueba puede realizarse en lugares como clínicas, hospitales y sitios móviles para hacer los test de covid, bajo la supervisión de personal especializado, y tarda tres minutos en producir un resultado.

Un responsable de la FDA, Jeff Shuren, dijo en la nota que la autorización de hoy “es otro ejemplo de innovación rápida sobre los test de covid-19″.

El nuevo test emplea una técnica denominada Cromatografía de Gases acoplada a Espectrometría de Masas (GC/MS, por sus siglas en inglés), que sirve para separar e identificar sustancias químicas combinadas y que detecta de forma rápida cinco compuestos orgánicos volátiles vinculados con la infección por covid.

Cuando el test encuentra la presencia de marcadores de dichos compuestos orgánicos da un resultado positivo, que, según la FDA, debería ser confirmado luego con una prueba molecular.

La prueba fue objeto de un estudio con 2.409 voluntarios, con y sin síntomas de covid-19, y en la que se demostró que el test tenía una sensibilidad del 91,2%, un porcentaje que se refiere a los positivos que InspectIR COVID-19 Breathalyzer identificó correctamente.

Además, el test tuvo un 99,3% de especificidad, que es la tasa de negativos que la prueba detectó correctamente.

En el análisis también se vio que en una población con solo el 4,2% de individuos infectados, el test tuvo un valor predictivo del 99,6%, lo que significa que es de fiar en zonas con baja incidencia de la enfermedad.

(Con información de EFE)

The United States authorized a COVID-19 test that is carried out by blowing into a tube

Americans will be able to find out if they have COVID-19 with a breathalyzer test, the Food and Drug Administration announced Thursday.

The FDA granted an emergency use authorization to a test produced by InspectIR Systems that collects a breath sample and analyzes for chemical compounds associated with the coronavirus, the first of its kind to be authorized for use.

In a study of 2,409 people, the test correctly identified a positive COVID infection in 91.2% of cases and correctly identified negative samples 99.3% of the time, the FDA said in a release. A similar result was seen in a follow-up study focused on the contagious omicron variant of the coronavirus.

According to InspectIR, the test is performed by exhaling into a tube in a similar manner to blowing up a balloon and produces results within three minutes.

The FDA said the testing instrument is about the size of a piece of carry-on luggage, and that breath tests can be performed in doctor’s offices, hospitals, and other testing sites.

“Today’s authorization is yet another example of the rapid innovation occurring with diagnostic tests for COVID-19,” said Jeff Shuren, director of the FDA’s Center for Devices and Radiological Health. “The FDA continues to support the development of novel COVID-19 tests with the goal of advancing technologies that can help address the current pandemic and better position the U.S. for the next public health emergency.”

The FDA said a positive result yielded through the InspectIR COVID-19 breathalyzer should be confirmed with a molecular test.

Jeanine Santucci
USA TODAY