Hibristofilia: por qué algunos tienen atracción sexual a criminales / There is a name for sexual attraction to criminals: hybridophilia Why does this happen?

Esta atracción que pueden sentir las personas, especialmente las mujeres, por criminales, tiene nombre y es una condición estudiada por varios psicólogos.

Cuando Ted Bundy, uno de los asesinos seriales más reconocidos de Estados Unidos, se defendía a sí mismo en su juicio por dichos cargos, varias mujeres lo esperaban afuera de las puertas de la corte, apoyándolo y defendiéndolo. Pues, no creían que un hombre, a su parecer, tan hermoso, pudiera realizar tales actos. Dichas personas presentaban hibristofilia.

Esta atracción que pueden sentir las personas, especialmente las mujeres, por criminales, es una condición estudiada por varios psicólogos.

¿Qué es la hibristofilia?
Según lo describe la Asociación de Psicología Estadounidense, este se entiende como “el interés y atracción sexual por quienes cometen delitos”.

De acuerdo con lo que estudió el sexólogo y doctor John Money, en 1986, los delitos pueden ir desde robo a mano armada hasta violación o asesinato. Solo en algunos casos, situación que puede llevar a la persona atraída a que cometa crímenes también. Coloquialmente, es conocido como “el síndrome de Bonnie y Clyde”.

La psicóloga clínica Katherine Ramsland en su publicación “Las mujeres aman a los asesinos en serie” menciona que la atracción puede explicarse en ciertos patrones estudiados en mujeres que se han casado o han entablado relaciones duraderas con criminales convictos.

Por lo que explica la doctora Ramsland, estas mujeres podrían creer que “su amor puede transformar la convicción”. Según esta teoría, las mujeres verían en estos criminales personas heridas que necesitan salvación. La cual ellas pueden brindar.

¿Hay tipos de hibristofilia?
Más que tipos, se podrían describir como intensidades. Para algunas personas, no es necesario siquiera entablar una relación física con los asesinos, sino mantener algún tipo de contacto, como pueden ser las cartas con ellos.

Asesinos seriales como Charles Manson, Richard Ramirez o Ted Bundy eran de las personas que más correspondencia recibían en sus cárceles y gran parte de esta venía de personas, en especial mujeres, declarando su amor.

Sin embargo, existe un tipo de hibristofilia que se considera más agresiva, en la que las mujeres no sólo establecen relaciones sentimentales y físicas con los criminales, sino que también se involucran en su accionar.

¿Qué otras explicaciones existen?
Varios estudios e hipótesis han surgido para darle una explicación a esta atracción. Incluso, Ramsland presenta una teoría en la que encuentra una posible fuente en las relaciones entre los simios.

Allí, las hembras usualmente prefieren a los machos “más grandes, ruidosos y agresivos, que muestran claros signos de su masculinidad”. En ese sentido, la psicóloga propone que es posible que en el caso de algunos seres humanos suceda lo mismo.

There is a name for sexual attraction to criminals: hybridophilia Why does this happen?

Ted Bundy, one of America’s most famous serial killers, married Carol Ann Boone while her murder trial was underway and they had a son together. His case is no exception: the stories of people who fall in love with criminals, both low and high profile exist. There is even a name for sexual attraction to these criminals: hybristophilia.

The American Psychological Association (APA) defines hybristophilia as “sexual interest and attraction to those who commit crimes” which in some cases can lead to incarceration.

New details have emerged about the relationship between a prisoner accused of mysteriously missing in Alabama and a jailer.

Melissa Matuszak, a doctor at Riverside City University, explained that the term was first defined by Dr. John Money in 1986 to identify a paraphilia where a person is “sexually aroused only by a partner who has a history of being abused”. In this study.

The word comes from the Greek hubrizeinWhich means “to commit atrocities against others” and “PhiliaEvelyn B. Kelly says in her book “The 101 Most Unusual Diseases and Disorders”, which means to choose or make a strong choice for it.

Kelly has brought this habit under the umbrella of paraphilis, which, according to the APA definition, is a disorder involving the need for abnormal or bizarre imagination or behavior for sexual arousal. There are several types of paraphilia, which may include objectivism (fetishism), with animals, visualism, exhibitionism, etc.

Prevalence of women
“More women than men seem to have this attraction,” Kelly said in a statement shared by other articles on the subject.

And there is no defined social pattern: it is not necessarily about women of low socio-economic status, or without education, but it is a familiar phenomenon to professionals and people of all social groups.

Women who are attracted to murderers, especially serial killers, usually between the ages of 30 and 40, she explains in this article Psychology today Katherine Rumsland, Professor of Forensic Psychology at the University of Pennsylvania.

Sandra Lastgarten, a psychologist who specializes in sexology, explained to US, for her part, that hybristophilia also occurs in adolescents who have an ideal attraction to “bad boys” who are always involved in complex situations.