Informe pide cambios en TPD / Report calls for changes at TPD

Por William R. Wynn | TULSA, OK

Un informe largamente esperado de una agencia independiente encargada de evaluar el estado de la “policía comunitaria” en el departamento de policía de Tulsa (TPD) finalmente se ha hecho público, y mientras que el documento de 120 páginas de la empresa con sede en Arlington, Virgina, CNA, da crédito al TPD por hacer algunas cosas bien, afirma que hay muchas áreas en las que la fuerza policial de la ciudad necesita cambiar, especialmente cuando se trata de la transparencia y la eliminación de los prejuicios raciales en la policía.

En 2015, la ciudad de Tulsa, en colaboración con las fuerzas de seguridad, así como con los líderes de la comunidad, presentó 77 recomendaciones para implementar la policía comunitaria en Tulsa. CNA fue contratado para evaluar al TPD con respecto a estas recomendaciones, y para hacer observaciones independientes basadas en datos para ayudar al departamento a avanzar.

“El objetivo de la evaluación de la policía comunitaria de Tulsa era obtener una comprensión objetiva y profunda de las prácticas de policía comunitaria del TPD”, afirma el informe. “Más específicamente, la evaluación fue diseñada para determinar si el TPD ha hecho progresos en la colaboración con la comunidad, identificar cómo debería ser la policía comunitaria en Tulsa, y desarrollar una hoja de ruta sobre cómo lograr la visión de la policía comunitaria”.

Además de utilizar las aportaciones de la comunidad, la CAN dijo que la “evaluación también implicó la recopilación y revisión de los documentos relativos a la policía comunitaria y un análisis de la delincuencia, las llamadas de servicio, los datos demográficos y las quejas”.

El informe final aprueba el uso por parte del jefe Wendell Franklin del término “colaboración policial” para describir el resultado deseado, y establece los componentes necesarios de este ideal: establecer relaciones profundas y de confianza; que la policía y la comunidad trabajen juntas para desarrollar soluciones para los retos de seguridad pública; utilizar enfoques positivos que ayuden a la comunidad a abordar los orígenes de la delincuencia y el desorden social; y prestar un servicio justo, imparcial y compasivo.

El informe reconoce que el DPT (Departamento de polcía de Tulsa) ha avanzado en el fomento de la confianza y la legitimidad, al menos en determinados grupos demográficos.

“La policía de Tulsa ha realizado cambios positivos en varias áreas clave: apoyo a las víctimas, relaciones con los hispanos y uso de cámaras corporales”, afirma el informe. “En los últimos años, el departamento ha incrementado el alcance a la creciente comunidad hispana, que ahora comprende cerca de una quinta parte (19 por ciento) de la población de Tulsa… Los esfuerzos recientes de alcance incluyen oficiales de compromiso comunitario que distribuyen alimentos a las familias hispanas semanalmente. La División de Mingo Valley, que tiene una alta concentración de residentes hispanos, anima a los oficiales a asistir a las reuniones y eventos de la comunidad, y el comandante de la división aparece en un programa de radio hispano para discutir temas de delincuencia y seguridad”.

A pesar de estos esfuerzos, CNA dice que hay otras áreas que necesitan una mejora significativa.

Una de estas áreas es la de los Consejos Consultivos Comunitarios (CABs), que actualmente existen pero no son ampliamente conocidos o entendidos por la población.

“La creación de los CAB es un importante paso adelante, pero los consejos carecen de liderazgo comunitario y de transparencia”, afirma el informe. “El DPT debería cambiar la política y las directrices operativas de los CAB para reforzar el liderazgo de la comunidad, mejorar la transparencia general y la selección de los miembros, y desarrollar procesos para las aportaciones de la comunidad, los comentarios públicos y las respuestas a las recomendaciones realizadas por los CAB”.

Otra área de cambio recomendada por el CNA se refiere a la “actuación policial basada en los prejuicios”, que ya está prohibida por la política del DPT. Sin embargo, el informe dice que esta política – y las quejas presentadas contra los oficiales por violarla, deben ser más abiertas al público, y que se necesita hacer más para ayudar a los oficiales a evitar violar la política en primer lugar.

“El DPT debería revisar la política de prohibición de la actuación policial basada en los prejuicios para incluir requisitos de formación específicos, incluyendo un mínimo de cuatro horas de formación sobre prejuicios implícitos o actuación policial justa e imparcial inicialmente, con al menos una hora de formación anual de actualización en el servicio”, dice la recomendación, y añade: “El DPT debería revisar la política de prohibición de la actuación policial basada en los prejuicios para añadir un proceso que los miembros de la comunidad y el DPT puedan seguir para informar e investigar las quejas relacionadas con los prejuicios en la actuación policial”.

Otras áreas de mejora incluyen la necesidad de un nuevo y mejor sitio web:

“Un sitio web es un reflejo en línea del departamento de policía; el sitio web actual del TPD refleja que el TPD es anticuado, no es amigable para los ciudadanos y es fácil de involucrar. La ciudad de Tulsa debería invertir en los recursos y la experiencia necesarios para crear un sitio web totalmente consultable y accesible que satisfaga todas las necesidades del DPT. El sitio web debe integrar características para acomodar las necesidades de información de los residentes de Tulsa y ser capaz de albergar características interactivas, tales como fotos/vídeos, calendarios de la comunidad y formularios de retroalimentación”.

El informe completo, en inglés, puede descargarse en https://tulsapolicenews.org/cna-report (La Semana)

Jefe del TPD Wendell Franklin

Report calls for changes at TPD

By William R. Wynn | TULSA, OK

A long awaited report from an independent agency commissioned to evaluate the state of “community policing” at the Tulsa Police Department (TPD) has finally been made public, and while the 120-page document from the Arlington, Virgina based company, CNA, does give TPD credit for doing some things right, it states that there are many areas where the city’s police force needs to change, especially when it comes to transparency and eliminating racial and other bias in policing.

In 2015, the City of Tulsa, working with law enforcement as well as community leaders, came up with 77 recommendations to implement community policing to Tulsa. CNA was hired to evaluate the TPD with regard to these recommendations, and to make independent data-driven observations to help the department move forward.

“The goal of the Tulsa Community Policing Evaluation was to gain an objective and in-depth understanding of TPD’s community policing practices,” the report states. “More specifically, the evaluation was designed to determine whether TPD has made progress in collaborating with the community, identify what community policing should look like in Tulsa, and develop a roadmap for how to achieve the community policing vision.”

In addition to utilizing community input, CAN said the “evaluation also involved the collection and review of documents pertaining to community policing and an analysis of crime, calls for service, demographic, and complaint data.”

The final report approves of Chief Wendell Franklin’s use of the term “collaborative policing” to describe the desired outcome, and sets forth the necessary components of this ideal: Building deep and trusting relationships; Police and community working together to develop solutions for public safety challenges; Using positive approaches that help the community address origins of crime and social disorder; and Engaging in fair, impartial, and compassionate service.

The report credits TPD for making headway in building trust and legitimacy, at least in certain demographics.

“TPD made positive changes in several key areas: support for victims, Hispanic relations, and BWC [body-worn camera] use,” the report states. “In recent years, the department has increased outreach to the growing Hispanic community, which now comprises close to a fifth (19 percent) of Tulsa’s population… Recent outreach efforts include community engagement officers distributing food to Hispanic families on a weekly basis. The Mingo Valley Division, which has a high concentration of Hispanic residents, encourages officers to attend community meetings and events, and the division commander appears on a Hispanic radio talk show to discuss crime and safety issues.”

Despite these efforts, CNA says there are other areas that need significant improvement.

One of these areas is that of Community Advisory Boards (CABs), which currently exist but are not widely known or understood by the population.

“The creation of CABs is an important step forward, but the boards lack community leadership and transparency,” the report states. “TPD should change the policy and operational guidelines of the CABs to strengthen community leadership, improve overall transparency and membership selection, and develop processes for community input, public comment and responses to recommendations made by the CABs.”

Another area of change recommended by CNA involves “bias-based policing,” which is already banned by TPD policy. However, the report says this policy – and complaints lodged against officers for violating it – should be more open to the public, and that more needs to be done to help officers avoid violating the policy in the first place.

“TPD should revise the prohibition against bias-based policing policy to include specific training requirements, including a minimum of four hours of implicit bias or fair and impartial policing training initially, with at least one hour of annual in-service refresher training,” the recommendation reads, adding, “TPD should revise the prohibition against bias-based policing policy to add a process for community members and TPD to follow on reporting and investigating complaints related to bias in policing.”

Other areas of improvement include the need for a new and better website:

“A website is an online reflection of the police department; TPD’s current website reflects TPD as being outdated, not citizen-friendly and easy to engage. The City of Tulsa should invest in the resources and expertise needed to create a fully searchable, accessible website that meets all of TPD’s needs. The website should integrate features to accommodate the information needs of Tulsa residents and be able to host interactive features, such as photos/videos, community calendars, and feedback forms.”

The complete report, in English, can be downloaded at https://tulsapolicenews.org/cna-report (La Semana)